24 de Marzo: Día Mundial de lucha contra la Tuberculosis

Share Button
Por María Valerino San Pedro | 24 marzo, 2019 |
0

Este 24 de marzo de 2019 es la ocasión para “cambiar la marcha y redoblar los esfuerzos para poner fin a la tuberculosis de forma definitiva”, porque se conmemora el Día Mundial de lucha contra esa enfermedad, decretado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Que se eligiera la fecha para tal propósito se debe a que el 24 de marzo de 1882 el Doctor Robert Koch realizó un valioso descubrimiento para la humanidad, la bacteria que causa la tuberculosis.

“Intensifiquemos los esfuerzos en la detección y tratamiento de la tuberculosis” es el lema que preside este año la conmemoración, por tratarse esta afección de la segunda causa de muerte en el orbe por un agente infeccioso, precedida por el SIDA.

La campaña en esta ocasión se centra en educar sobre el impacto de la dolencia, compartir los éxitos preventivos y de control logrados y concientizar sobre los problemas que frenan el avance de su eliminación. Además llama a apoyar una estrategia nueva de 20 años que fija como objetivos reducir las muertes al 95 por ciento y los casos de tuberculosis al 90 por ciento desde ahora hasta 2035.

En los últimos años se ha visto un enorme avance en la lucha contra la TB, con más de 37 millones de vidas salvadas, pero aún queda mucho por hacer.

La tuberculosis (TB) es una enfermedad infecciosa transmisible causada por una bacteria que afecta esencialmente al aparato respiratorio, donde produce la destrucción de los tejidos pulmonares, aunque, puede afectar a cualquier órgano del cuerpo. La infección se transmite de persona a persona a través del aire, cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe, expulsa bacilos tuberculosos al aire, basta con que una persona inhale unos pocos bacilos para quedar infectada.

En Cuba existe un Programa de Prevención y Control de la Tuberculosis establecido por el Ministerio de Salud Pública, y se aprecia una disminución de los casos diagnosticados en los últimos 15 años y una baja mortalidad por esta causa, además, cero muertes infantiles, situación que denota claramente la voluntad política ante esta epidemia mundial.

Granma no escapa de estos resultados y bondades que ofrece el sistema de Salud Pública, pero es preciso recalcar a las personas, que deben estar atentos a la aparición de sintomatología respiratoria prolongada, pérdida de peso y expectoración con o sin sangre, estos pueden ser signos de alarma de la enfermedad y aquellos pacientes enfermos que cooperen con su disciplina y adherencia al tratamiento para que sean curados definitivamente.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *