Cuba reafirma su incondicional amistad con Nicaragua (+ discurso)

Share Button
Por | 19 julio, 2016 |
0

Miguel Díaz-CanelCuba reafirma su amistad incondicional con el hermano pueblo nicaragüense, la Revolución Sandinista, con el Frente y con su líder indiscutible, Comandante Daniel Ortega, señaló el primer vicepresidente cubano, Miguel Díaz-Canel en su discurso en saludo al aniversario 37 de este proceso en Nicaragua.

Nos unimos a ustedes en esta nueva celebración en la que rendimos homenaje a Augusto César Sandino, Carlos Fonseca, y a todos los que cayeron en la lucha contra la ocupación extranjera, la dominación imperialista y la tiranía de Somoza, y los que lucharon por la definitiva libertad y la construcción de una sociedad más justa y solidaria, destacó.

Subrayó Díaz-Canel que a 37 años, la Revolución Sandinista sigue su camino triunfante y exhibe logros indiscutibles en beneficio de todos los nicaragüenses; por eso ustedes están orgullosos de la obra revolucionaria en esta patria, dijo.

La garantía de la continuidad de la Revolución, afirmó, está en la unidad del pueblo y en el respaldo mayoritario del pueblo a su gobierno.

Hoy Nicaragua no solo es libre y soberana, sino también profundamente  antiimperialista y activa promotora de la unidad y la integración,  miembro de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), y además presidente pro témpore del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), y desde sus trincheras defiende la unidad nacional y respalda a los pueblos de la región, aseguró.

Vivimos tiempos difíciles, apuntó el primer vicepresidente cubano, y subrayó que el imperialismo ha lanzado una ofensiva contra los gobiernos progresistas que busca revertir las conquistas económicas y sociales alcanzadas en los últimos 15 años.

Díaz-Canel, quien encabeza la delegación cubana que asiste a estas celebraciones, dio lectura a una carta de felicitación del presidente de Cuba, Raúl Castro, al Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega y al pueblo de esta nación centroamericana, por este aniversario 37 de la Revolución Sandinista.

A continuación, el texto íntegro del discurso:

Discurso de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en el acto por el 37 Aniversario del Triunfo de la Revolución Sandinista, en Nicaragua, el 19 de julio de 2016, “Año 58 de la Revolución”.

(Versiones Taquigráficas – Consejo de Estado)

¡Viva Nicaragua! (Exclamaciones de: “¡Viva!”)

¡Viva el Frente Sandinista de Liberación Nacional! (Exclamaciones de: “¡Viva!”)

Compañero y hermano, comandante Daniel Ortega Saavedra, presidente de la República de Nicaragua;

Compañera Rosario Murillo;

Hermano presidente Nicolás Maduro, de la hermana República Bolivariana de Venezuela;

Hermano comandante Salvador Sánchez Cerén, presidente de la República de El Salvador;

Señor Wilfred Elrington, canciller de Belice;

Hermanas y hermanos nicaragüenses:

Reciban un saludo fraternal con motivo del 37 Aniversario del Triunfo de la gloriosa Revolución Sandinista y la calurosa felicitación del pueblo y el gobierno cubanos por los avances alcanzados en estos años de luchas y de victorias.

He venido a ofrecerles nuestro abrazo solidario, a reiterar nuestra amistad incondicional con el hermano pueblo nicaragüense, con su Revolución, con el Frente Sandinista de Liberación Nacional y con su líder indiscutible, el comandante Daniel Ortega Saavedra (Aplausos).

Nos unimos a ustedes en esta nueva celebración, en la que rendimos homenaje también al General de Hombres Libres, Augusto César Sandino; al comandante Carlos Fonseca Amador y a todos aquellos que cayeron en la lucha contra la ocupación extranjera, la dominación imperialista y la tiranía somocista (Aplausos); a todos aquellos que lucharon por la definitiva libertad, independencia y soberanía de su patria y por la construcción de una sociedad más justa y solidaria.

A 37 años de la victoria, la Revolución Sandinista sigue hoy su camino triunfante con el apoyo del pueblo y exhibe logros políticos, económicos y sociales indiscutibles en beneficio de todos los nicaragüenses. Por eso ustedes, orgullosos de la obra revolucionaria sandinista en esta patria nicaragüense, pueden decir como Rubén Darío: “Si pequeña es la Patria uno grande la sueña” (Aplausos).

La garantía de la continuidad de la Revolución está en la unidad del pueblo y en su respaldo abrumadoramente mayoritario al Gobierno del compañero Daniel y al Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Hoy Nicaragua no solo es libre y soberana, democrática y pacífica, sino también profundamente antimperialista, solidaria con las causas justas de todos los pueblos y activa promotora de la unidad y la integración latinoamericana y caribeña.

Hoy Nicaragua es un miembro activo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Libre Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)y de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) y, además, Presidente Pro Tempore del Sistema de Integración Centro Americano (SICA) y desde sus trincheras, no solo defiende la soberanía e independencia nacional, sino que respalda y ayuda a los pueblos hermanos de la región.

Vivimos nuevamente tiempos difíciles en nuestra región y en el mundo. El imperialismo y la oligarquía han lanzado una ofensiva contra los gobiernos de izquierda en América Latina con el objetivo de destruir los procesos revolucionarios y progresistas, recuperar su hegemonía, restaurar el neoliberalismo y revertir las conquistas políticas, económicas y sociales alcanzadas por nuestros pueblos en los últimos 15 años.

Por esa razón arremeten contra la Revolución Bolivariana de Venezuela que inició el inolvidable presidente Hugo Chávez Frías y sigue llevando adelante el gobierno chavista del presidente Nicolás Maduro Moros; derrocaron mediante un golpe de estado parlamentario al gobierno del Partido de los Trabajadores encabezado por la presidenta Dilma Rousseff en Brasil, e intentan desestabilizar los procesos revolucionarios en Bolivia y Ecuador que lideran los presidentes Evo Morales y Rafael Correa, respectivamente, y también al gobierno del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional que encabeza el comandante Salvador Sánchez Cerén.

Hoy, más que nunca, se requiere la unidad de nuestros pueblos y de las fuerzas progresistas de nuestra región para hacer frente a esa ofensiva imperialista y reaccionaria.

Augusto César Sandino, el eterno General de Hombres Libres, nos advertía, como si lo hubiera dicho hoy, que “entre nosotros no deben existir fronteras (…) todos estamos en el deber preciso de preocuparnos por la suerte de cada uno de los pueblos de la América Hispana, porque todos estamos corriendo la misma suerte ante la política colonizadora y absorbente de los imperialistas yanquis.”

También mantiene su vigencia la frase expresadapor nuestro Héroe Nacional José Martí en su ensayo Nuestra América: “¡los árboles se han de poner en fila, para que no pase el gigante de las siete leguas! Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes”.

El Presidente Raúl Castro Ruz, quien no pudo asistir a este acto como era su deseo, envió una carta al presidente Daniel Ortega y me dio la encomienda de leerla en este acto, lo que haré a continuación.

(Da lectura a la carta)

Comandante Daniel Ortega, compañera Rosario Murillo, hermano pueblo nicaragüense: Esos son los sentimientos de los revolucionarios cubanos hacia ustedes. Como dice la canción de Silvio: “Andará Nicaragua su camino en la Gloria, porque fue sangre sabia la que hizo su historia. Te lo dice un hermano que ha sangrado contigo, te lo dice un cubano, te lo dice un amigo.”

¡Viva Augusto César Sandino! (Exclamaciones de: “¡Viva!”)

¡Viva la Gloriosa Revolución Sandinista! (Exclamaciones de: “¡Viva!”)

¡Viva el Frente Sandinista de Liberación Nacional! (Exclamaciones de: “¡Viva!”)

¡Viva la hermandad indestructible entre los pueblos y gobiernos de Cuba y Nicaragua! (Exclamaciones de: “¡Viva!”)

¡Hasta la Victoria Siempre!

(Ovación.)

* tomado de La Voz del Sandinismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *