40 millones de estadounidenses corren el riesgo de ser desalojados

Share Button
Por Juventud Rebelde | 8 agosto, 2020 |
0
FOTO/latimes.com

Nueva York, agosto 7.- Hasta 40 millones de estadounidenses podrían ser desalojados a finales de este año, según un nuevo informe publicado el viernes por el Instituto Aspen.

El informe advierte que Estados Unidos puede estar enfrentando la crisis de vivienda más grave de la historia si las condiciones no cambian, con hasta el 43 por ciento de los hogares de inquilinos enfrentando el desalojo este año, reportó CNN Business.

«Como los datos demuestran, la gravedad de esta situación no puede ser despreciada», dijo Emily Benfer, profesora de derecho de la Escuela de Derecho de la Universidad Wake Forest y coautora del informe.

«A menos que el gobierno federal invierta en la prevención de los desalojos, no solo corremos el riesgo de un desalojo generalizado y de la falta de vivienda, sino que también garantizamos resultados negativos de salud, un mayor desempleo, un deterioro educativo y daños a largo plazo para los inquilinos, los propietarios y las comunidades», apuntó.

Las minorías étnicas —particularmente los negros y latinoamericanos— conforman alrededor del 80 por ciento de las personas que se enfrentan al desalojo.

El mes pasado, el 26 por ciento de los inquilinos negros y el 25 por ciento de los inquilinos latinos no pudieron pagar el alquiler en comparación con el 13 por ciento de los inquilinos blancos, según datos del Censo de Estados Unidos analizados por el Instituto Aspen.

Los inquilinos en la parte sur del país se enfrentan al mayor riesgo de desalojo, con el porcentaje más alto en Luisiana (56 por ciento), y Mississippi (58 por ciento). Hasta el 48 por ciento de los inquilinos en Alabama están en riesgo de desalojo, con el 45 por ciento de los inquilinos en Connecticut, Florida y Georgia.

Las protecciones federales sobre los desalojos expiraron el 24 de julio, mientras que 30 estados no tienen protección a nivel estatal contra el desalojo. Según el informe, al menos 100 000 millones de dólares en asistencia de alquiler de emergencia, con la ampliación de los beneficios de desempleo mejorados, ayudarían a evitar millones de desalojos.

Otra información de CNN Business afirma también que los hogares latinos en EE. UU. tienen más problemas para llegar a fin de mes durante la pandemia de coronavirus que cualquier otro grupo demográfico, según un nuevo estudio de Pew Research.

Ese tanque-pensante publicó las conclusiones de su última encuesta del Panel de Tendencias Estadounidenses. Los investigadores del grupo encuestaron a más de 9 600 adultos estadounidenses en abril y junio para completar su estudio.

Los hallazgos revelaron que los latinos ahora tienen una visión más sombría de la economía que la población general debido en parte a cómo la pandemia de coronavirus ha afectado sus perspectivas de empleo.

El 59 por ciento de los latinos encuestados dijeron que en su familia alguien ha perdido el trabajo o le disminuyeron la paga a causa de la Covid durante el mes de mayo. Solamente el 43 por ciento de los hogares en Estados Unidos coincidieron en esta situación, según Pew.

El pico de desempleo entre los hispanos llegó a 13,9 por ciento durante la gran recesión que comenzó en 2008, pero en este 2020 la tasa de desempleo en ese grupo aumentó del 4,8 por ciento en febrero al 18,5 por ciento en abril, de acuerdo con los datos del Buró de Estadísticas Laborales de EE. UU., cuando el índice de desempleo para los estadounidenses blancos no-hispanos fue de 12,8 por ciento.

En ese mismo mes, el desempleo entre la población negra alcanzó al 16,2 por ciento y entre los estadounidenses de origen asiático fue de 14,2 por ciento.

Jens Manuel Krogstad, el principal escritor y editor del studio del Pew Research Center, dijo que la cesantia masiva experimentada por el pais entre marzo y julio ocurre en sectores empresariales, como la hostelería y los servicios de salud, donde los latinos están sobrer representados.

Las mujeres latinas en particular experimentan la desaparición de muchos de sus trabajos durante la recesión, según Krogstad. La tasa de desempleo de las mujeres hispanas aumentó de sólo 5.5 por ciento en febrero a 20.5 por ciento en abril, según Pew.

Para los hombres hispanos, el desempleo aumentó del 4,3 por ciento al 16,9 por ciento en el mismo lapso.

Krogstad dijo que esto es diferente a recesiones previas donde en sectores predominantemente masculinos, como la manufactura y la construcción, eran los más afectados. «Los trabajos perdidos ocurren en sectores donde es difícil realizarlos a distancia», comentó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *