Arriba a 55 años de fundada Biblioteca Provincial 1868

Share Button
Por Diana Iglesias Aguilar | 2 julio, 2019 |
1
FOTO / Rafael Martínez Arias

La Biblioteca provincial 1868, de Bayamo, celebrará el aniversario 55 de fundada  con una jornada cultural  del 12 al 15 de julio.

El festejo tendrá como antecedente la realización del espacio Peña sin nombre que tiene como anfitrión al poeta y periodista Abel Guerrero, el viernes 11 de julio a las 4 pm.

En este espacio se rendirá homenaje a la institución por más de medio siglo al servicio de la cultura cubana y  se recordará la celebración en Granma del primer acto del 26 de julio en 1960 ocurrido en El Caney de las Mercedes, cuando Fidel inaugurara la primera unidad de la Ciudad Escolar Camilo Cienfuegos.

Al público infantil se dedicará uno de los días del agazajo a la institución bibliográfica, con la presencia de colectivo artístico infantil, canciones, payasos, concursos de lecturas y otras sorpresas, explicó  Sulma Hernández Álvarez relacionista pública  de la biblioteca provincial

Los colaboradores y escritores tendrán un momento especial junto al colectivo que dirige Bárbara Weeden, personas cercanas a la biblioteca como los poetas Luis Carlos Suarez, Lucía Muñoz y  Abel Guerrero, junto al narrador Arsenio Rosales recibirán un reconocimiento.

Bibliotecarios bayameses rendirán tributo a la memoria de la poetisa María Luisa Milanés cuyo nacimiento tuvo lugar en la finca Palmarito  el 15 de julio de 1893 y de la que se cumple este año el centenario de su penosa muerte provocada en Bayamo.

Para el verano la institución  reserva actividades para varios públicos de preferencia niños y niñas, lecturas, montajes atractivos para promover la lectura, concursos, intercambio con los escritores del territorio para la infancia,  audiovisuales, y la  inserción de la biblioteca en las comunidades.

La biblioteca pública 1868 fue inaugurada a las ocho de  la noche del domingo  12 de julio de 1964 por la  Doctora María Teresa Freyre de Andrade, directora entonces de la Biblioteca Nacional José Martí,  una de las promotoras de que todas las provincias del país existieran estas instituciones.

La 1868 atesora una colección de miles de títulos de la literatura universal y cubana, científica, pedagógica, religión, filosofía, pensamiento, obras referenciales, colección representativa de la obra martiana, y fondos sustanciosos relacionados con la provincia considerados raros  y valiosos donde se ubican varias joyas de la bibliografía entre ellos de arte y de historia cubana.

Se erige en lo que fuera el terreno de la casa del patriota bayamés Francisco Vicente Aguilera y quedan allí paredes, techos y marquetería testigos de la quema patriótica del doce de enero de 1869 a Bayamo.

Los descendientes de Aguilera habían donado desde 1915 el terreno para construir una biblioteca, pero antes la edificación fue Escuela  del Hogar y luego la primera Escuela Técnica Industrial  donde estudiara entre otros Mariano Tamayo joven héroe de Playa Girón.

El historiador José  Maceo Verdecía, autor del libro Bayamo,  encabezó el comité bayamés pro biblioteca en la década de 1940. Acerca sobre el nombre de la biblioteca se debatían entre Francisco Vicente Aguilera y Carlos Manuel de Céspedes, dos bandos acalorados de bayameses que exigían el nombre del patricio, primando la fecha del año del alzamiento en el que ambos abogados y amigos estuvieron involucrados de manera estrecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Muchas Felicidades a su colectivo por los 55 años, sin duda es para mí el centro cultural, más importante de nuestra ciudad, en él desde mi niñez (ya arribé a la tercera edad) asistí a las actividades más increíbles del entorno , como conciertos de artistas virtuosos que visitaban Bayamo ( Sindo Garay, Evelio y Cecilio Tieles, Elena Burke y su hija Malena, Mundito González, Miriam Ramos, el coro profesional de Bayamo, el orfeón Santiago,etc prestigiosos cantantes bayameses, se realizaban además presentaciones de los estudiantes de la Escuela de Música que se encontraba al lado, la visitaron muchos poetas y poetisas, sus salones de lectura infantil, juvenil y de adultos son un primor . Deberían escribir su historia, que es grande y valiosa.