60 SNB: Alazanes, a otra aventura por la corona

EL LANZADOR CÉSAR GARCÍA RONDÓN Y EL UTILITY MIGUEL ANTONIO GONZÁLEZ PUENTE COMENTARON SOBRE SUS RENDIMIENTOS Y LAS INTENCIONES DE SUMARSE A LA CAUSA GRANMENSE POR CONQUISTAR EL CAMPEONATO
Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 25 enero, 2021 |
0
César García / FOTOS Luis Carlos Palacios Leyva

Previo al inicio de los play off de la 60 Serie nacional de béisbol, La Demajagua conversó con dos integrantes de la selección de Granma, que sin ser tan mediáticos, podrían aportar bastante a las intenciones de avanzar a la discusión del título.

Tanto el lanzador César García Rondón como el utility Miguel Antonio González Puente fueron decisivos con sus rendimientos en la clasificación a la postemporada de los Alazanes, que terminaron segundos en la fase regular, con 48 éxitos y 27 derrotas.

De hecho, esos nombres se barajan en el colectivo técnico para el tope que sostendrán, a partir de este martes, frente a los Leones de Industriales, en el estadio José Antonio Huelga, de Sancti Spíritus.

Establecido como tercer abridor en la rotación granmense, García Rondón tributó a la causa con siete victorias, seis en la segunda mitad, luego de la salida de Lázaro Blanco para la Liga de Nicaragua y cuando el conjunto más lo necesitaba.

Él reconoció el mal arranque, aunque hizo los ajustes necesarios para enderezar el rumbo, “realizamos el mismo trabajo de siempre, el entrenador Luis Ernesto González me dijo que no podía deprimirme, y los resultados salieron”, reveló el derecho de Campechuela, que mostró promedio de carreras limpias de 3.57 (93.1-37) y WHIP DE 1.31.

“En otras ocasiones hemos suplido esa ausencia, será difícil, pero es el momento de unirnos y pelear por el campeonato”, dijo sobre la inminente falta en los desafíos iniciales de Blanco, la principal carta de triunfo del elenco.

El espigado de Yara estuvo varios días sin entrenar, al cumplir con el protocolo sanitario, después de regresar de suelo nicaragüense; de ahí que el zurdo Leandro Martínez y César puedan convertirse en los primeros serpentineros en el duelo ante la nave azul.

Miguel Antonio González

Por su parte, González Puente consiguió average de 318 (107-34) y, después de iniciar el torneo como jugador de cambio, ganó un puesto en la alineación regular, “cuando eres versátil, aumentan las posibilidades, aunque debes tener buena ofensiva”, comentó.

“Este año se me dio la oportunidad de jugar más, sobre todo, en el short stop, la posición que siempre defendí desde categorías inferiores”, agregó uno de los atletas granmenses que forma parte del Programa nacional de desarrollo de talentos del béisbol cubano.

“Trabajé sobre algunas deficiencias en el cajón de bateo, inclinaba mucho el bate y mejoré con la ayuda de Mario Sánchez”, expuso el campechuelero, que también defendió los jardines (excepto el central), la antesala y la segunda almohadilla.

Miguel Antonio no ocultó sus pretensiones de establecerse en la venidera campaña, “sueño jugar como regular en el equipo”, reveló, aunque el mentor Carlos Martí Santos lo maneja, junto a Yulián Milán Santos, para custodiar el campo corto, durante el play off ante los industrialistas.

Este lunes, unas horas después de arribar a predios espirituanos, Carlos Martí Santos y sus alumnos se ejercitaron en el terreno del Huelga y ultimaron detalles antes de emprender otra aventura por la corona de la pelota cubana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *