60 SNB: La última carrera

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 27 marzo, 2021 |
1
Lázaro Blanco / FOTO Luis Carlos Palacios Leyva

Solo unas pocas horas restan para el inicio de la Gran final en la presente campaña beisbolera, que protagonizarán las selecciones de Granma y Matanzas, en el estadio espirituano José Antonio Huelga.

Más allá del lógico favoritismo con el que llegan los Cocodrilos al match de siete encuentros, para nada será un tope desigual, ni mucho menos una pelea de león contra mono, como algunos imaginan, “hay que demostrarlo en el terreno”, reveló el timonel granmense Carlos Martí Santos a CMKX Radio Bayamo.

Los Alazanes poseen sus armas y que nadie, ni el mejor de los atrevidos, intente subestimarlos, porque hace algunos años aprendieron a jugar play off y -también- a ganar, aún en contra de los pronósticos; que lo digan los matanceros, sus primeras víctimas camino al trono, en las postemporadas de las series 56 y 57.

Esos duelos de semifinales trascienden como los únicos enfrentamientos entre ambos equipos en fases decisivas, con ventaja para los alumnos de Martí Santos, que primero se impusieron en siete desafíos y luego en cinco, para exhibir balance favorable de ocho triunfos y cuatro reveses.

Pero la discusión del título que arranca mañana, tiene otro incentivo: el vencedor emergerá como el primer campeón sin refuerzos, después de ocho ediciones consecutivas acudiendo a esa fórmula, que aún muchos no aprueban.

El encontronazo debe resultar un duelo de poder a poder, con nóminas sólidas y experimentadas, además de notables individualidades por uno y otro bando, como los tiradores que subirán a la lomita en el choque inicial: Yoanni Yera Montalvo y Lázaro Blanco Matos.

Como se ha hecho habitual, en el espigado yarense están cifradas las mayores esperanzas de victoria para los Caballos; de su aporte dependerá, en gran medida, la obtención de la tercera corona. Blanco Matos, además, acumula cuatro éxitos en estos play off y regresa a predios yayaberos con opciones de -al menos- igualar el récord de seis para una postemporada.

Vistiendo la camiseta granmense en play off ante Matanzas, Lázaro siempre tuvo decisión en sus cinco presentaciones anteriores, incluyendo tres triunfos; exhibe promedio de carreras limpias de 3.78 (33.1-14), WHIP de 1.29, con 19 ponches y 11 boletos; mientras los contrarios le batean para 254 (126-32).

Entretanto, el zurdo Yera Montalvo muestra balance parejo (1-1) en cuatro salidas, con 16.1 entradas de actuación, efectividad de 3.31, WHIP de 1.16 y average rival de 210 (62-13), con 18 bateadores retirados por la vía de los strike y seis pasaportes gratis.

Desde el cajón de bateo, sobresale el inicialista de la selección granmense, Guillermo Avilés Difurnó, que compila 357 (42-15), con tres tubeyes, un triple y par de jonrones, además de 12 remolques.

Yoanni Yera / TV Yumurí

DEL ALISTAMIENTO Y LA ALINEACIÓN REGULAR

Aunque los Alazanes enfrentarán a un conjunto poderoso, para nadie es un secreto que el principal enemigo puede ser la deuda de entrenamiento, “debido al poco tiempo de preparación”, aclaró Martí Santos.

El avezado mentor confirmó, además, que mantendrá la misma rotación abridora, con Blanco Matos a la cabeza, y reveló la alineación regular para el estreno, sin cambios en los tres primeros turnos, con Roel Santos Martínez (CF), Osvaldo Abreu Sánchez (3B) y Raico Santos Almeida (LF).

En cuanto al cuarto bate precisó, que comenzará con esa responsabilidad el camarero Carlos Benítez Pérez y de quinto colocará a Avilés, “es mejor no poner zurdos en línea frente a un lanzador de esa mano”, explicó.

A partir del sexto, se ubicarán, en ese orden, Iván Prieto González (R), Darién García Figueredo (BD) -o Miguel González Puentes-, Yulián Milán Matos (SS) y Aléxquemer Sánchez Sánchez (RF).

Sobre Guillermo García García, con tremendo rendimiento en semifinales, el alto mando declaró que lo utilizará como designado ante serpentineros derechos. Decisión entendible si se toma en cuenta, que el talentoso jugador enfrentará al zurdo de más recorrido en las últimas contiendas.

Además, durante la etapa clasificatoria, Darién bateó 357 (28-10) ante los tiradores de la mano equivocada y Miguel lo hizo para 444 (18-8).

Ojalá los pupilos de Martí Santos hayan vencido el estrés causado por el confinamiento y asuman la última carrera del campeonato con el mismo ímpetu, de un mes atrás, cuando pasaron por encima de los Vegueros y revivieron el sueño de otro título para la pelota granmense.

Guillermo Avilés / FOTO Luis Carlos Palacios Leyva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *