60 SNB: Naykel hizo la “Cruz” de los Cocodrilos en la Gran final

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 31 marzo, 2021 |
0
Naykel dominó a su antojo a la ofensiva granmense / FOTOS Ismael Francisco

Con soberbia labor del zurdo Naykel Cruz, los Cocodrilos de Matanzas consiguieron hoy su primer éxito en la Gran final de la actual campaña beisbolera, que sostienen ante los Alazanes de Granma.

En rol de relevo y como sustituto del abridor Ranner Rivero, Cruz maniató a la ofensiva granmense, durante seis entradas y dos tercios, admitiendo una sola carrera por jonrón de Roel Santos en el séptimo episodio.

Desajustados estuvieron los bateadores rivales frente a las sostenidas rectas por encima de las 90 millas por hora del joven tirador, que además propinó seis ponches y admitió cuatro aislados indiscutibles, incluyendo el estacazo de Santos.

Aunque no permitió imparables, el descontrol manifiesto de Rivero, con tres transferencias e igual cantidad de pelotazos, forzó al mentor Armando Ferrer a extraerlo del montículo y a darle la bola a Naykel en el tercer acto.

A partir de ese momento, el talentoso lanzador fue dueño del montículo, hasta completar la ruta, para anotarse la primera victoria de los play off y oxigenar a su equipo, luego de las dos derrotas iniciales en el cotejo por el trono de la pelota cubana.

Los matanceros tomaron ventaja decisiva en el cuarto capítulo, cuando agregaron dos rayitas y pusieron marcador de 3-0, además de explotar al hasta entonces imbatible César García (2-1), que cargó con el primer revés de la postemporada.

García estuvo muy distante de sus tres presentaciones anteriores, aunque los relevistas Miguel David Paradelo y Juan Danilo Pérez, en ese orden, cumplieron la misión de contener a la artillería rival, pero sin frutos, ante el reducido ataque de sus compañeros.

El antesalista Yadil Mujica fue pieza clave en el éxito de los matanceros, con par de sencillos y un remolque; entretanto, Aníbal Medina y Ariel Sánchez se repartieron las otras propulsadas, y Andry Pérez y Eduardo Blanco, también conectaban dos inatrapables per cápita.

Ambas selecciones regresan a la grama del estadio espirituano José Antonio Huelga, este jueves, para celebrar el cuarto choque del match, que podría empatarse a dos triunfos por bando de imponerse los monarcas defensores; de suceder lo contrario, los Alazanes se colocarían a un paso de conquistar la corona.

César no pudo esta vez y salió derrotado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *