A mal tiempo… buenas obras

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 29 septiembre, 2015 |
0
FOTO Rafael Martínez
Cauto Cristo / FOTO Rafael Martínez

Celia Villa Sánchez, ingeniera agrónoma que se estrenó como dirigente política en la Empresa de cultivos varios Mártires de Artemisa, de Cauto Cristo, y hace cuatro años funge como primera secretaria del Partido en ese territorio, no cesa en el empeño de ver progresar el terruño que la vio nacer.

En ese municipio, eminentemente agrícola, la venidera Asamblea de balance del Partido discutirá, de modo riguroso, la producción de alimentos, con énfasis en la contratación de los cultivos varios y la producción ganadera, de leche y de alimento animal.

“El descontrol de las producciones y la inobservancia de sus destinos, afecta más a la población que el incumplimiento productivo. El proceso de contratación económica en el sistema de la agricultura no avanza lo suficiente, por falta de negociación, elaboración, firma, ejecución, reclamación y control”, destaca la dirigente.

Añade que el territorio sobrecumple los planes de producción de leche, e insatisface los de viandas y hortalizas; asimismo, cuestionó la insuficiente variedad de productos en los mercados agropecuarios, a diferencia de los carretilleros.

“Los precios de los productos tampoco están acordes con el salario de los trabajadores, por eso, será propósito de la Asamblea buscar maneras para que las bases productivas incrementen la producción; potencialidades hay”.

Trabajar en la contratación y comercialización es un reto para Cauto Cristo, que no consume ni el 20 por ciento de lo que produce hoy.
Otros desafíos son el suministro de agua a la población y el deterioro de los viales. No obstante, se trabaja en el camino que va para los Sombreros y Las Palmitas, y en los baches más grandes del que conduce a Tranquera.

“Una de las mayores demandas en cuanto a Salud, es la terminación del
nuevo policlínico, lo cual provoca hacinamiento en la institución actual, con solo 20 camas”, expresa Villa Sánchez.

Aunque las aguas no sean favorables en esa localidad, contradictoriamente bordeada por el río Cauto, los pobladores conducen el caudal de su esfuerzo a materializar la producción de huevos de la avicultura alternativa y sobrepasan las ventas de materiales de construcción, de carne y frutales.

También, trabajan en un amplio plan de mantenimiento al sector educacional y recuperaron la Casa de cultura de Babiney.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .