Actúa, en Bayamo, Corporación Casa naranja de Colombia

Share Button
Por Zeide Balada Camps | 13 diciembre, 2016 |
0

La Corporación Casa naranja de Cali, Colombia deleitó al público de Bayamo la noche de este lunes con el espectáculo La ventana de Dulcinea, una función que deviene canto a la amistad y a la necesidad de mirarse a los ojos, frente a frente, en la era de Internet.

 Esta propuesta, utiliza a Don Quijote de la Mancha y Sancho Panza, dos personajes paradigmáticas de la lengua española, en un contexto contemporáneo para reflexionar sobre la mediación de las tecnologías en las relaciones interpersonales, cuyos efectos traen aparejados el aislamiento y la pérdida de contacto físico y emocional.

La obra está escrita en versos, y propone ingeniosas e hilarante situaciones que se desencadenan a partir del enamoramiento de Alfonso Quijano mientras navega en el espacio virtual, acompañado de su fiel escudero.

Jairo Perdomo, director de la Corporación Casa Naranja, quien encarna el papel del Caballero de la triste figura, explicó que en el montaje teatral se habla de la tecnología sin usarla, de manera que el desempeño actoral es lo más importante.

“Nuestra escenografía cabe en una maleta y ha permitido que viajemos por todo el país para compartir esta temática”, detalló.

El artista agradeció la invitación del grupo de teatro callejero Andante a la Parada Teatral en homenaje a sus 25 años, y la acogida de la función que en sus dos funciones ganó los aplausos del auditorio.

Sobre el colectivo anfitrión destacó que son un ejemplo maravilloso de trabajo en equipo y de profesionalidad.

La Corporación Casa naranja ofrece clases de teatro, danza, técnicas de circo, música, trabajo con los zancos, para fomentar la convivencia pacífica mediante el arte, en Cali, una zona muy deprimida y violenta, pero donde hay mucho talento, según palabras de su director.

Su lema reza “Somos una casa llena de vitamina C,  Cristo, confianza, carnaval, cariño, comunidad, convivencia, y comunión, celebramos la vida por vida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *