Advierten que Covid-19 en Chile es una “bomba de tiempo”

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 3 abril, 2020 |
0

Santiago de Chile,- La baja emisión de gases contaminantes en varios países por la pandemia de Covid-19, puede manifestarse de forma opuesta en Chile cuando se acerca el invierno y resultar una bomba de tiempo, alertaron científicos chilenos.
Nicolás Huneeus y Anahí Urquiza, académicos de la Universidad de Chile e investigadores del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2, señalaron que las cuarentenas, restricciones al movimiento y paralizaciones productivas han significado una caída entre 25 y 40 por ciento en los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2).

Pero este paradójico efecto colateral de la crisis sanitaria que se ha manifestado en China y otras naciones es apenas un respiro para el planeta, y es muy posible que la próxima reactivación económica sea a costa del medio ambiente, consideraron.

Huneeus añadió que ese fenómeno sería diferente en Chile tanto por la matriz de emisiones a nivel local como por el invierno que se avecina, y recordó que una de las mayores fuentes de contaminación en el centro-sur del país es la calefacción con la leña.

Alertó que si la emergencia sanitaria se prolonga durante el invierno austral es probable que se produzca un efecto contrario pues a causa del Covid la gente se quedará más en sus casas y puede que haya más emisiones y contaminación incluso en horarios en que normalmente se mantienen más bajas.

Urquiza, por su parte, consideró que esa situación sería una “bomba de tiempo” para la salud de la población, y señaló que estudios en Italia indican que la contaminación por material particulado favorecería la transmisión del virus, y entonces el contagio en las ciudades del sur de Chile será muy significativo.

Recordó que los hospitales en invierno están colapsados por las enfermedades respiratorias y por la misma leña, que es la forma más barata de calefacción en Chile, lo que pondrá una presión muy grande sobre el sistema de salud.

Ambos académicos expresaron su temor de que las medidas que se impulsen tras la crisis para reactivar la economía sean a costa del medio ambiente y alertaron que cuando las cosas vuelvan a la normalidad, es probable que el escenario sea incluso peor que antes, porque las industrias y el transporte emitirán más.

Urquiza explicó que “la gran preocupación va a ser cómo reactivamos la economía, y la forma más fácil y rápida de hacerlo es mediante el consumo e incentivando las energías sucias”.

Al respecto opinó que la pandemia y sus efectos medioambientales son una oportunidad para una transformación profunda hacia un modelo sostenible, que no implique la sobre explotación de recursos e integre a todos los actores sociales.

Concluyó que hay que empezar a conversar cómo hacer esto al mismo tiempo que se enfrenta la tremenda crisis sanitaria, porque de lo contrario se usarán las viejas recetas para activar la economía y eso va a ser fatal en el mediano y largo plazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *