Advierten sobre incremento de incendios en motos eléctricas

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 6 agosto, 2020 |
0
FOTO/ Autor desconocido

La Habana, – El Cuerpo de Bomberos de Cuba (CBC) alertó sobre el incremento de los incendios en motos eléctricas ante el hecho de que solo en el primer trimestre del año ocurrieron 1,5 diarios y 43,8 mensuales como promedio.

Durante los primeros seis meses del año se registraron 263, que sobrepasaron en 42 la cifra de similar período de 2019, advirtió Jercy González Longo, Especialista Departamento Nacional de Extinción, del CBC.

Si se mantiene este comportamiento al cierre de 2020 la cantidad puede rebasar los 500 y las consecuencias también tienden a empeorarse por la existencia de 1 fallecido y otras 8 víctimas, aseveró el experto en un extenso artículo al que tuvo acceso la Agencia Cubana de Noticias.

La capital acumula el 47.2 % del total, seguida por Artemisa, 10,2%; Matanzas, 9,5%; y Villa Clara, 7,6%, de acuerdo con sus estadísticas.

Mencionó a sus colegas del Cuerpo de Bomberos y del Departamento de Averías Explosiones e Incendios (AVEXI), del Ministerio del Interior, en el sentido de que sus causas obedecen all fenómeno llamado Embalamiento Térmico.

Este último se produce por exceso de presiones acumuladas en el interior de la batería, debido a la reacción química que libera calor y al mismo tiempo se retroalimenta de él, cuando se fractura su envoltorio y expande a gran velocidad una nube de vapores inflamables a elevadas temperatura que, al contacto con el oxígeno del aire, puede causar una explosión acompañada de llamas.

Señaló que la gran cantidad de calor suelta en la zona de reacción puede sobrepasar los 700°C y desatar un grupo de explosiones en cadena al afectarse el resto de las celdas de baterías.

Indicó que, en general, una moto eléctrica está constituida, en gran parte, por sustancias combustibles, pero los polímeros predominan en casi su totalidad y en los aditamentos estéticos, carrocería, accesorios, conductores predominan los plásticos; los cuales dispersan sustancias tóxicas junto con neumáticos al combustionar.

Por esto, al iniciarse un incendio de este tipo en el interior de un local o vivienda donde exista una alta carga de materiales combustibles, entre ellos papel, cartón, tela, y otros, también se incendian por el calor desprendido por la explosión, precisó.

El fuego iniciado, acompañado de las explosiones y gran cantidad de calor, prosiguió, hace que su propagación hasta los componentes plásticos de la moto sea más rápida, por lo que los estudios demuestran que el equipo puede encontrarse en combustión total entre un minuto y medio a 2, con lo que se convierte en una gran bola de fuego.

Todos estos materiales en combustión, además del calor irradiado, de gran cantidad de humo negro y tóxico, son muy peligrosos para la vida si es inhalado y conducido hacia los pulmones, continuó y se preguntó: ¿Entonces, se imagina usted que esto ocurra en la sala de su casa?

Llamó la atención de que una vez desatado el calor irradiado del incendio en el ciclomotor, provocará que los muebles, de sólidos combustibles, electrodomésticos, adornos y otros materiales entren en combustión y generen así un incendio de mayores proporciones

En sus conclusiones, el especialista del Cuerpo de Bomberos de Cuba subrayó que la gran mayoría de estos hechos se originan en el interior de garajes y edificios residenciales, y que 119 de ellos, el 45% se han originado entre las 9 de la noche y las 7 de la mañana.

De este total, 45, con el cargador de la batería conectada a la corriente eléctrica sin control e incluso la causa fundamental es la avería de esta última, de acuerdo con los peritos de AVEXI, lo cual está dado generalmente por el empleo de cargadores no idóneos que contienen Litio.

Además, por realizar cargas en ambiente de humedad excesiva, no dejar enfriarla antes de comenzarlas y su uso extremo, la eliminación de los dispositivos de seguridad eléctricas, adaptaciones eléctricas impropias, empleo de baterías de litio fabricadas por personas no certificadas o autorizadas e insuficientes conocimientos técnicos de los motoristas con su empleo y manipulación.

Recomendó, por el contrario, la utilización solo de cargadores específicos por el fabricante, nunca someterla a un proceso de carga sin la observancia del medio y sus parámetros de carga, tampoco unir sus terminales, evitar las artesanales, así como extremar los cuidados si se llevan anillos, pulseras y reloj, que pueden causar un corto circuito.

Añadió que no debe sustituirse, retirarse o alterarse las protecciones eléctricas originales, debe enfriarse la batería antes de la carga, que no debe ser prolongada, ni exponerla al sol y hacerlo fuera de la vivienda, desechar las deterioradas y ni mucho menos realizarle adaptaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *