Alazanes juegan ajedrez (+ fotos)

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 1 septiembre, 2018 |
0
El lanzador Erluis Blanco se “plantó” en el box granmense y “tiró” un buen juego /FOTOS: Roberto Mesa Matos.

Manzanillo. – Cuando un equipo de béisbol batea para 257 de promedio con solo cuatro jonrones, la defensa fildea para un 970, al contabilizar 19 errores con 20 doble play, y el picheo sobrepasa las seis carreras limpias permitidas por juego, es muy complejo escalar posiciones estelares y mantener un paso estable.

Así sucede hoy con el conjunto de Los Alazanes de Granma, cuyas estadísticas dejan hasta el inicio de la presente subserie con Cienfuegos muchas más penas que glorias e incertidumbre en los aficionados, muy exigentes porque el equipo de casa es bimonarca de las dos últimas campañas nacionales en la Mayor de las Antillas.

El profesor Carlos Martí Santos, director de los Alazanes, nunca pierde su compostura serena dentro de la “cueva” para analizar cada detalle, jugada, movimiento a efectuar como si el terreno de pelota semejara un tablero de ajedrez.

“Sucede que cuando los muchachos no están bateando y los líderes del equipo están lesionados es muy complejo salir adelante. Tienes que convertirte un poco en ajedrecista, pero aquí hay que pensar en fracciones de segundos porque una victoria se te puede ir de un pestañazo”, me comenta el estratega luego del choque del jueves que ganaron sus discípulos dos carreras por una.

“Pienso que en cualquier momento la ofensiva debe mejorar porque todavía faltan 28 juegos; el trabajo fuerte está en el área del picheo porque son muchachos muy jóvenes.

“Nuestros jardineros han estado bien, pero hemos tenido que mover muchas piezas ante las lesiones. Tenemos tres lesionados que son pilares, pero los médicos y masajistas están trabajando para ver si al regresar de los topes con Mayabeque y la Isla, Roel Santos y Yoelkis Céspedes pueden jugar en el Mártires de Barbados, de Bayamo”.

 ¿Confía en la clasificación?

– Estamos luchando para hacerlo mejor; todavía queda tramo por recorrer y te digo que es posible “colarnos” entre los ocho que animarán la segunda fase del campeonato.

El doctor Rudy Espinosa Leyva, médico de los Alazanes de Granma, equipo campeón de las dos últimas series nacionales de béisbol en Cuba, nos ofrece una valoración de los principales lesionados del equipo.

“Roel Santos sufrió un esguince de tobillo izquierdo que ha ido evolucionando satisfactoriamente; Yoelkis Céspedes está desde hace tres semanas con una lesión en el muslo derecho, un desgarro muscular; Leandro Martínez refiere una molestia en el brazo de lanzar y todo apunta a una fatiga, está de reposo porque es un atleta que roza los 40 años.

“Esta semana los valoramos en la ciudad de Bayamo con ultrasonidos y evolucionan bien. El segundo podía incorporarse ahora y quería, pero no queremos apurarlo. Debe hacerlo para la primera subserie del mes de septiembre en el “Mártires”.

 ¿Es compleja la labor de un médico deportivo dentro de un equipo de pelota?

– Claro, porque tienes que garantizar la salud de todos. Este es el principal evento deportivo y hasta cultural del país. Es un deporte traumático, donde hay que tratar de que el atleta se mantenga en plenitud de forma por muchos meses, y si en ello influye la coincidencia de competencias internacionales, el trabajo se hace muy fuerte.

“La salud tiene que ver con el estado biológico, psicológico y social de las personas y para ello nos esforzamos el grupo al que se integra el psicólogo y el masajista, nuestro quehacer es muy unido antes, durante y después de los juegos. Gratifica ver el resultado final, las victorias y la salud de los deportistas, su vitalidad”.

DESDE LAS GRADAS

El Estadio Wilfredo Pagés se “repletó” de aficionados durante el primer enfrentamiento de una subserie de tres entre Granma y Cienfuegos.

“No puede ser de otra forma, periodista”, me comenta Sarbelio Ricardo Ramos, presidente del movimiento manzanillero de peñas deportivas y uno de los más destacados corresponsales voluntarios de la localidad: “Aquí ellos juegan bien y todos esperamos la remontada que nos ubique en los primeros lugares y clasificar cómodos al segundo tramo de la contienda.

“El juego de hoy mostró que pueden “despertar” Benítez, Avilés y compañía porque son la bujía inspiradora y tenemos que confiar en que sí se puede”.

“No todo está perdido”, comenta el doctor José Iser: “No por gusto son bicampeones nacionales y tienen que sacar la garra que en los dos años anteriores los identificó, es un buen espectáculo para este pueblo y por eso estamos aquí: para respaldarlos hasta el final.”

Por su parte, el profesor Ernesto Guevara valora de muy difícil una remontada, porque el equipo está mal a la ofensiva y ya queda poco tiempo. “El equipo no tiene las cualidades de los dos años anteriores y es muy corto el período para reponerse, el picheo está muy noble, los atletas que están de contrato en el extranjero demoran en regresar y esto afecta, porque son estrellas que “halan” en el conjunto. Ojalá me equivoque al final”.

El estelar primera base Guillermo Avilés impulsó con tubey por el jardín izquierdo la primera de las dos carreras con las que Granma venció a Cienfuegos, elenco que solo anotó en una ocasión

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *