Alazanes propinan a Matanzas la primera barrida de la temporada

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 16 noviembre, 2016 |
0
Despaigne apabulló al pitcheo yumurino / Foto Rafael Martínez Arias
Despaigne apabulló al pitcheo yumurino / Foto Rafael Martínez Arias

Con un súper nocao y destaque de Alfredo Despaigne, los Alazanes de Granma completaron la barrida sobre Matanzas, esta noche, en el estadio Mártires de Barbados, de Bayamo, al concluir los cuartos cotejos del torneo élite en la 56 Serie nacional de béisbol.

Para asestarles a los Cocodrilos el primer pase de escoba del campeonato, los granmenses desplegaron ofensiva de 17 imparables, que incluyó par de cuadrangulares de Despaigne, uno con las bases llenas ante el segundo relevista yumurino Armando Dueñas, cuando los vencedores pisaron el home en ocho oportunidades durante el segundo episodio.

Asimismo, en lo que representó el primer fuera de combate que recibe la tropa de Víctor Mesa, el principal slugguer de la pelota cubana actual impulsó nueve carreras.

También sobresalieron el camarero Carlos Benítez, con dos sencillos e igual cantidad de remolques; el antesalista Lázaro Cedeño y el patrullero derecho Yoelkis Céspedes, con tres indiscutibles y una propulsada per cápita, junto al torpedero Wilfredo Sánchez y el jardinero central Roel Santos, ambos con dos incogibles y una traída para el home.

Desde la lomita del parque bayamés, el experimentado serpentinero Yanier González (5-3) se anotó la quinta victoria de la campaña, aunque necesitó la ayuda de Juan Ramón Olivera, quien sacó los tres out de la sexta; mientras el refuerzo capitalino Frank Montieth (5-3) salía derrotado.

Los alumnos de Carlos Martí concretaron el fuera de combate con cinco rayas en la sexta entrada y marcador final de 18×3, para afianzarse en la cuarta posición de la tabla y aumentar a cuatro juegos completos la diferencia sobre Camagüey, ocupante del quinto escaño.

En el Calixto García, de Holguín, los Azucareros de Villa Clara se apuntaron la otra barrida de las subseries cuando doblegaron 5×3 a los Cachorros, partido decidido por el importado industrialista Alexánder Malleta, quien rompió el abrazo a tres en el noveno capítulo, al sacar la pelota con un compañero en circulación.

Los Tigres avileños si escaparon de la pollona en su cuartel general, el parque José Ramón Cepero, también con un fuera de combate frente a los Toros camagüeyanos y pizarra de 14×3.

A pesar del revés, los Cocodrilos conservan la cima, con balance de 47-10, al tiempo que Tigres (37-19), Azucareros (34-22) y Alazanes (34-23), en ese orden, se perfilan como posibles animadores de los play off de enero próximo. Toros (30-27) y Cachorros (28-29) cierran el ordenamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *