Alazanes vuelven al camino de las victorias: Breve historia desde el Mártires de Barbados (+ video)

Share Button
Por Yasel Toledo Garnache | 28 agosto, 2018 |
0

Los Alazanes de Granma, campeones de las dos anteriores Series Nacionales de Béisbol (SNB), volvieron este lunes a la senda de las victorias, con apretado éxito de siete carreras a seis sobre Sancti Spíritus, en un desafío que incluyó nerviosismo y hasta el temor de alargar una racha negativa de seis fracasos en línea.

Minutos antes del encuentro, los granmenses lucían tranquilos. Carlos Martí Santos, timonel con más experiencia en el torneo cubano, estaba solo en una esquina del dugout, no hablaba ni gesticulaba, se concentraba en mirar a sus muchachos calentar.

“En cualquier momento comenzamos a ganar otra vez”, dijo el estratega seguramente con la esperanza y el deseo enorme de que fuera precisamente en el partido a punto de comenzar. Saludó al periodista, y siguió tranquilo.

Ciro Silvino Licea, entrenador principal de los lanzadores, conversaba con ellos, les hacía algunas indicaciones, nada fuera de lo común.

Leonardo Soto, otro de los preparadores salió hacia el terreno, cogió un bate, y empezó a conectar roletazos, para que fueran fildeados por varios Alazanes.

Guillermo Avilés y Carlos Benítez, dos pesos pesados del plantel, no lucían demasiado preocupados.

Así estaba el conjunto, con aparente tranquilidad, pero sin la alegría y las bromas que suelen caracterizar a este grupo, representante de Cuba en las dos anteriores Series del Caribe, y protagonista de heroicidades como ganar dos SNB consecutivas, después de varias décadas sin que equipos de esta provincia jamás hubiesen llegado a lo más alto.

Un aficionado desde las gradas voceaba: ¡“Hoy sí carajo”! ¡Hoy gana Granma! ¡Hoy se rompe el hechizo!”, y varios lo apoyaban. Una actitud comprensible de personas acostumbradas a los éxitos del plantel, que llevaba seis tropiezos consecutivos, siendo vapuleado por las ofensivaes rivales.

Los Alazanes acumulaban dos derrotas ante Camagüey, tres ante Holguín y una ante Los Gallos, y muchos comenzaban a ver demasiado lejos la posible clasificación a la siguiente fase, que todavía no está cerca.

A todo eso se suma que el conjunto granmense se ha convertido en un verdadero hospital, con varios atletas fuera de la alineación por lesiones, incluidos los jardineros de la selección nacional Roel Santos y Yoelkis Céspedes, y los tiradores Yanier González, César García y Leandro Martínez, piezas claves en las aspiraciones de triunfos.

Este lunes, el zurdo Darién Creach subió al montículo y comenzó a lanzar con fiereza, como si en cada recta fuera su anhelo de victoria. Retiró con facilidad los tres primeros capítulos, pero se complicó en el cuarto cuando los rivales pisaron el home plate cuatro veces, y estuvo presente la polémica.

El relevista Erluis Blanco trabajó durante dos entradas, y luego lo hizo Joel Mogena, quien en cuatro innings y dos tercios apenas permitió dos hits, y una carrera, la cual fue en el décimo, cuando Sancti Spíritus colocó corredores en primera y segunda bases, gracias a la aplicación de la regla Schiller.

Los Alazanes comenzaron delante en la pizarra al fabricar cuatro anotaciones en el tercer capítulo, pero los Gallos empataron en el cuarto. Los locales se fueron arriba inmediatamente después, con marcador de 5 a 4, pero en el sexto los rivales nivelaron las acciones.

La sombra de otra derrota rondaba el estadio Mártires de Barbados, una instalación que no tenía la cantidad de público acostumbrada para apoyar a los bicampeones nacionales.

En el décimo, los muchachos del director Martí Santos, quien había sido expulsado, anotaron dos veces para volver a sonreír, luego de varios tragos amargos, pero de forma leve, porque deben mejorar mucho para continuar cosechando victorias, especialmente en la ofensiva y el picheo.

De forma general, los Alazanes conectaron 9 imparables y cometieron un error a la defensa, mientras Sancti Spíritus disparó 11 y no falló con el guante.

Los mejores con el bate por los ganadores fueron Yulián Milán, con tres hits, y Carlos Benítez y Guillermo Avilés, quienes dispararon solo uno, pero impulsaron tres y dos carreras, respectivamente.

Ahora los granmenses aparecen en el lugar 14 de la tabla de posiciones, con seis triunfos y 9 fracasos, pero cerca de los puestos de clasificación, o al menos de acceder a los comodines, pues los ocupantes del séptimo y el octavo apenas tienen siete y seis.

Sancti Spíritus se ubica en el quinto con ocho sonrisas y seis tropiezos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *