Alegría de los niños de “El Remate”

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 21 mayo, 2019 |
0
FOTO: Roberto Mesa Matos.

Manzanillo. – Shajari Jorge Martínez apenas llega a los diez años de edad y manifiesta estar muy feliz, como el resto de sus amiguitos en la comunidad rural de El Remate, en este costero municipio de Granma.

El júbilo nace de la posibilidad de disponer en ese sitio, desde hace unas horas, de un parque infantil que beneficia a más de un centenar de niños y niñas, de ese lugar y zonas aledañas, instalación edificada por las ideas, la voluntad, el esfuerzo y las manos de muchos.

Shajari dice que está contenta y que todos se divirtieron mucho: “Fue hecho por todos, y eso lo agradecemos bastante. Hoy participé en las competencias con los profesores de Educación Física y los promotores de cultura y arte. Además bailé y monté en los columpios, las canales y los cachumbambés.”

La edificación del parque infantil La Alegría de mis pequeños, de El Remate, comunidad ubicada a más de 15 kilómetros de la ciudad de Manzanillo es fruto del liderazgo de los actores sociales de la zona, con el concurso de los especialistas de los Servicios Comunales, de varias empresas y el apoyo de las autoridades políticas y gubernamentales del territorio.

El joven Yordanis Riverón Rosales, delegado de la circunscripción 46, habla con la pasión que surge por el cariño de su gente, comenta que para la construcción del parque infantil se unieron todos, pero que, en el Remate, aunque queda por hacer, comienzan a transformarse muchas cosas, entre ellos los viales, un viejo reclamo de los lugareños.

“Aquí están los compañeros de Cultura con varias opciones artísticas y contamos con las ofertas del comercio, la gastronomía y los servicios para vender helados, dulces, refrescos y golosinas.

“Continuaremos haciendo, pero son evidente las mejores en los viales para que el transporte pueda acceder más fácil y sin dificultades. Además, reparamos el consultorio del médico y la enfermera de la familia, y la escuela de la zona, a la que le cambiamos la carpintería de madera por aluminio. Son jornadas de regocijo y entusiasmo para todos.”

La alegría de mis pequeños es más que el nombre del parque infantil de la comunidad rural de El Remate, en Manzanillo.

El propósito lleva la esencia de transformar cada espacio en áreas agradables para toda la familia, con la premisa de que sí, se puede.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *