Alicia: el vuelo eterno del cisne

Share Button
Por Yudelkis de la Hera Jeréz. | 19 octubre, 2019 |
0

Cuando lo supe no lo podía creer. ¿Será una de esas noticias falsas que recorren la red por estos días? Sin embargo era cierto, había muerto Alicia Alonso, imposible no llorar a esta hora.

Poco importa si la conocía o no, sentí el dolor de su partida y vi llorar a la cultura porque había perdido a una hija.

Entonces vi una lluvia de mensajes en la red. Y es que nuestra Alicia es una figura universal, si, es, en presente, porque nuestra Giselle está en la escena cubana y allí se quedará.

Enorme es el vacío e insuperable el legado de esta maestra de generaciones, madre del Ballet Nacional de Cuba, coreógrafa y cubana de corazón. Inspiración y guía conquistó un lugar en la escena internacional.

Once de la mañana, La Habana, a dos meses y tres días de cumplir 99 años voló cual cisne blanco al lago azul del infinito.

Partió pero no al olvido sino al sitio dónde van los inmorales, al espacio donde se multiplica su enseñanza, desde donde iluminará a las jóvenes generaciones de bailarines. Hoy me sumo al dolor de muchos porque Alicia Alonso es de Cuba.

La cultura universal está de luto. Sobran las palabras, difícil describir este momento. Gracias Alicia por tu obra inmortal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *