Aliento de vida (+ fotos)

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 12 mayo, 2018 |
0
Los cuidados neonatológicos de enfermería están entre los de mayor sensibilidad en el hospital manzanillero./FOTOS: Roberto Mesa Matos.

Manzanillo.- El colectivo del Hospital Ginecosbtétrico Fe del Valle Ramos, de esta costera localidad de los oriental provincia cubana de Granma, sostiene hasta lo que va de año una mortalidad infantil de 0,7 por cada mil niños nacidos vivos, estadística muy por debajo de los propósitos nacionales (menos de 4).

En el lapso también contabilizan mil 311 nacimientos (200 más que en igual período precedente), reducen los índices de cesárea primitiva, los nacimientos de bebés bajo peso y mantienen indicadores favorables en la actividad quirúrgica, a la que sometieron a casi mil 900 pacientes de la región del Guacanayabo con múltiples afecciones ginecológicas.

El doctor Pedro Cruz González, director general de la institución, atribuye los resultados al trabajo conjunto y hace hincapié en el desempeño de las enfermeras y enfermeros, a propósito de que hoy esos profesionales celebran su día internacional.

“Es indiscutible su protagonismo y tesón: están al frente de los pacientes las 24 horas del día sin escatimar cansancio, ofreciendo apoyo y alertando a los médicos de cualquier síntoma anormal para proceder adecuadamente. Todos están muy bien preparados.

“Hoy se respira un ambiente favorable, de sólido sentido de pertenencia para que cada tarea en el hospital salga bien.”

CONSAGRACIÓN COMPARTIDA

Es de las primeras en llegar y está entre las últimas en marcharse. La licenciada en enfermería Lesbia Vázquez Prides, posee más de dos décadas de experiencia. Siempre ha laborado en hospitales maternos y desde hace dos años está al frente del departamento de enfermeras y enfermeros del “Fe del Valle”.

“No puede ser de otra manera para que los resultados sean satisfactorios y eso lo tienen bien claro nuestros colegas, con cuya mayoría dialogamos a diario en cualquier sitio del centro.

“Evaluamos bien temprano las incidencias de la guardia, que chequeamos con diversos recorridos para comprobar el cumplimiento estricto de lo orientado. Esta es una institución singular porque aquí comienza la vida y eso tenemos que protegerlo siempre.

“Lo primordial es la vigilancia: observar constantemente a las madres y los bebés para que egresen sin complicaciones. El programa materno infantil es de detalles, y estamos orgullosas de que en los cinco primeros meses del año marche bien.”

Vázquez dice que como parte de la jornada celebrativa desarrollaron encuentros científicos, hubo intercambios entre colegas de experiencia y los más jóvenes y además estimularon a las más destacadas en  2017.

EXPERIENCIA

Dolores Castro Vázquez conoce cada secreto profesional de la enfermería ginecosbtétrica, afirmación que la avalan los 47 años dedicados a esa profesión: “Soy muy feliz periodista porque en este hospital he hecho de todo. Ver sonreír a las madres y a los familiares es lo que más gratifica.

“Hoy me desempeño en la sala 1E de gestantes, y como enfermera general y ofrecemos charlas sobre diversos temas, enfatizando en la educación sanitaria y la prevención de enfermedades. Aun tengo fuerzas y salud para continuar.”

Ivis Viera Villavicencio es otra de las más destacada en el Fe del Valle: “Siempre quise desempeñar una profesión vinculada a los servicios con el pueblo, a contribuir a su salud. Aquí crezco cada jornada y me convierto en mejor persona. Todos somos una gran familia.”

Organización y disciplina, son las claves del éxito para la licenciada Xiomara Tornés Jerez, quien está al frente de la sala de cirugía ginecológica.

“En nuestro servicio recibimos a las mujeres que tienen diversas patologías ginecológicas, y que deben ser intervenidas quirúrgicamente. Las más frecuentes son los quistes de ovarios y las neoplasias.”

-¿Qué particularidades tienen los cuidados de enfermería en este escenario?

“Son de manera constante para asegurar la feliz evolución de las pacientes: se observa la diuresis, la herida para comprobar que no existan sangramientos, así como nos mantenemos al tanto de los signos vitales.

De la efectividad de los cuidados que aquí se ofrezcan depende la incorporación rápida a la sociedad, y hacia eso encaminamos siempre nuestras faenas.

El equipo de enfermería del hospital materno manzanillero lo componen 335 profesionales, de ellos 24 hombres, entre los que está el licenciado Miguel López Vega, jefe del salón de operaciones de Ginecología.

“La responsabilidad es muy grande: son muchas horas de pie para que nada falle, todo debe funcionar como un reloj. En el salón somos diez y entre todos cooperamos para que disminuya el tiempo de las intervenciones sin afectar su calidad y la seguridad de las pacientes. Consagración es la palabra que nos define.”

Epílogo

Los resultados del Hospital Ginecosbtétrico Fe del Valle de Manzanillo, tienen el sello del esfuerzo y la dedicación constante, a la que mucho aportan sus enfermeras y enfermeros, convencidos que allí surgen los primeros alientos de la vida.

Dolores Castro Vázquez, al centro, disfruta mucho trasmitir su experiencia a las nuevas generaciones de enfermeras.
Escuchando los latidos del bebé que está por llegar, la licenciada Ivis Viera Villavicencio es una de las enfermeras más destacadas del Fe del Valle.
En la sala de puerperio fisiológico, de izquierda a derecha las enfermeras Manyande Antes, Orialis Fernández y María Rodríguez, junto a la doctora Sulaida Torres, atienden a la joven Sheila Roche con su bebé Andy, de tres días de nacido.
La jefa de enfermeras del servicio de cirugía general, Xiomara Tornés Jerez asegura que el éxito está en la organización y  la disciplina.
El consejo de dirección del hospital materno Fe del Valle distinguió en matutino especial el protagonismo y entrega del equipo de enfermeras y enfermeros en su día internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *