Ambientalistas de corazón (+fotos)

Un apicultor, un líder comunitario y un equipo de televisión granmense comparten el amor por la naturaleza, cuya impronta, los hace merecedores este 5 de junio, del Premio provincial de Medio ambiente.
Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez y Roberto Mesa Matos | 5 junio, 2021 |
0

Estas también son historias de amor. Algunas con acentos campesinos, otras con tonos más científicos y rebuscados, pero enlazadas, como un río limpio y claro, a la naturaleza, madre de todo ser viviente.

Las reseñas que compartimos, constituyen pinceladas de años intensos de consagración y respeto, de cuidado y conservación del medioambiente; demostrándonos que este es un tema que transversaliza todas las esferas sociales, y que no hay oficio desenraizado de su influencia.

DULCE COSECHA

Alexánder López Soler/FOTO. Cortesía de Radar

El apicultor Alexánder López Soler, perteneciente a la Cooperativa de créditos y servicios Efraín Espinosa de Media Luna, se catapultó a la fama abrazando las picadas de este dulce y sacrificado oficio.

Sus buenas prácticas en la atención y el cuidado de las colmenas, son el secreto para que cada año alcance de  30 a  35 toneladas de miel ecológica con destino a la exportación, aunque hay años en los que ha superado las 40.

López Soler está avalado por el Ministerio de la Agricultura como el mejor productor de miel ecológica del país, la más demandada y costosa en el mercado internacional.

Lo distingue un exhaustivo manejo de las colmenas, y el cambio de reinas cuando lo amerita, complementado por una zona poli floral compuesta fundamentalmente por soplillo y campanillas.

Su miel califica como producto orgánico debido a que las zonas de ubicación de los apiarios son libres de uso de fertilizantes, pesticidas, o cualquier otro químico en cultivos agrícolas o procesos industriales dentro de un radio de cinco kilómetros, procederes que respaldan este 2021 el Premio provincial de medioambiente.

El trabajo en las colmenas es cotidiano e íntegro. Cuando se acaba la cosecha en  febrero un gran número de estas son trasladadas hacia otras floraciones de costas para que mantengan su crecimiento vertical, decisivo para incrementar los rendimientos y calidad de la miel.

López Soler es referencia en el manejo de la técnica de las colmenas y en el uso de las naves de conservación de panales, proceder que lleva implícito un proceso de saneamiento intensivo y escalonado. No pueden tener residuos de miel, crías ni polen, porque ello acarrea hongos y polilla, dos de sus principales enemigos.

“En un cuarto puedo almacenar dos mil 400 panales, que serían unas mil 200 láminas a obrar en la próxima cosecha, sin embargo, al conservarlos me evito hacerlos nuevos, ahorrándome por este concepto unos 50 mil pesos. Sin contar que esos panales pueden durar cuatro y cinco años más”, declaró al Programa Radar, de la CNC tv Granma.

Al poner en práctica esta técnica Alexánder no solo ahorra tiempo y recursos, como madera, láminas, combustible y azúcar para alimentar la colmena, también incrementa sus rendimientos.

“Me siento contento con este trabajo. Me ha dado resultado aplicar estas tecnologías de conservación, por eso estoy creando otros locales para durante el tiempo de hambruna, trabajar más fácil la colmena”, explicó a Radar.

La Apicultura dispone de un nutrido arsenal científico técnico que se mejora y desarrolla constantemente. Anexar este conocimiento a buenas prácticas ecológicas no solo generará dulces cosechas, sino también armonía con el medio.

VERDE DESDE LA TELE

Desde la tarde del 2 de julio de 2018 los manzanilleros recibieron mediante la señal televisiva de Golfovisión, la primera entrega de un proyecto que desde el audiovisual se incorpora al interés mediático y los objetivos delineados en la Tarea Vida.

FOTO/Silvia López Santiesteban

No demoró mucho para que Verde Ciudad se colocara en la preferencia de los telespectadores, por el acertado abordaje de los temas relacionados con la protección y cuidado del medio ambiente, la atractiva escenografía desde lugares naturales, y la profesionalidad del colectivo.

Yoandrys Ruiz Delgado, director del espacio, comenta que entre los tópicos abordados este año sobresale  la recuperación de los manglares, la diversidad biológica en los cayos,  la salud y el cambio climático, así como la percepción de riesgo ante este fenómeno; las fuentes contaminantes, la Covid 19, la reforestación y la socialización de experiencias sobre educación ambiental.

“El colectivo crece en materia de realización y en conocimientos sobre los problemas ambientales que impactan a nuestra comunidad. Grabar fundamentalmente en la zona costera representa un reto por las condiciones de la misma, y en este sentido los desafíos son muchos, entre ellos la filmación con móviles.

“Esta tecnología nos ofrece planos complementarios que apoyan el discurso visual y un montaje, musicalización y edición dinámicos y refrescantes para atrapar al televidente durante los 12 minutos que dura el programa sin perder el mensaje medioambiental”, comenta Ruiz Delgado.

Verde ciudad, de Golfovisión acciona también sobre los ciudadanos e instituciones en la protección del medio ambiente, en lo referido a la limpieza de la urbe, destaca el trabajo del colectivo de la Empresa Flora y Fauna en la restauración del ecosistema de manglar, la labor del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (Citma) y de todas las instituciones que aportan al cuidado del entorno.

“Los premios en los festivales del medio a nivel provincial son un estímulo para continuar entregando lo mejor del desempeño artístico en pos de proteger la gran casa de todos, desde la pantalla chica, los miércoles desde las 4:30 de la tarde”, precisó Ruiz Delgado.

COMUNIDAD AMBIENTALISTA

El cuidado y protección del medioambiente constituye un problema para la supervivencia, por esto es tan oportuno y valioso el accionar de las comunidades. En Granma, constituye referencia la Marcial Jiménez, de Campechuela, liderada por Félix Pedro Guillén Fonseca, un hombre que con el apoyo de las masas transformó un microvertedero en el Parque ecológico Rosa Elena Simeón Negrín.

FOTO/Rafael Martínez Arias

Su trabajo durante décadas, se ha centrado en la adecuada orientación de todos los factores y miembros de la comunidad sobre la importancia del cuidado y conservación del medioambiente, el embellecimiento del entorno, la necesidad de repoblar la zona con especies ornamentales, frutales, maderables y medicinales; el tratamiento adecuado de los residuales, la toma de conciencia de los problemas medioambientales que afectan la circunscripción, y su transformación.

Tal accionar hizo acreedor al Parque ecológico de numerosos premios, entre ellos el Provincial y Nacional de Medio Ambiente, el Nacional del Barrio, Comunidad protectora del Medio ambiente, Condición de Referencia Nacional y Quinta Corona en la Agricultura urbana y sub urbana.

Este movimiento comunitario es partícipe de la creación de microparques infantiles, plaza para la comercialización de productos agrícolas, estanquillos para la venta de periódicos, pavimentación de calles, aceras, alumbrado, entre otros.

Quienes dialogamos con Guillén, sabemos de una reiterada petición: “que mis cenizas se esparzan por estos predios, donde he echado mis raíces, para que los árboles sientan que aún después de muerto, los sigo cuidando”.

Las ideas de Guillén, -quien recibe este 2021 en la categoría de Personalidad el Premio provincial de Medio Ambiente-, han germinado en los comunitarios, quienes las asumen, las cultivan, las enriquecen, las difunden, las defienden y enraízan en sus relaciones sociales, como perpetuo diálogo con el entorno.

CUIDEMOS EL PLANETA

Al cierre de 2020, Granma logró cubrir 223 mil hectáreas de bosques, de ellas, 44 mil 600 corresponden a plantaciones establecidas y 179 mil 200 a bosques naturales, superficie que representa un índice de boscosidad de nueve mil 200 hectáreas superiores a 2015.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *