Amplían carretera central vía Holguín (+ fotos)

Share Button
Por Orlando Fombellida Claro | 3 julio, 2019 |
2
FOTO Rafael Martínez Arias

Un videojuego en el que intervienen muchos y diferentes vehículos y otros equipos, semeja en estos días la entrada a Bayamo, procedente de Holguín.

Potentes buldóceres remueven la tierra vegetal a ambos lados de la vía, para sustituirla por material rocoso apropiado para relleno; máquinas ingenieras cavan zanjas en las que son colocadas tuberías plásticas destinadas al sistema de acueducto, en las cuales son construidos 16 registros, consistentes en un cajón  de bloques.

También, a ambos lados del vial, se hacen encofres con madera y purlins (vigas de metal empleadas en soportar techos), con vistas a hacer luego aceras.

El jefe de la obra es el ingeniero Juan Bautista Ramos Zamora, quien en medio de la vorágine de ir y venir camiones, ronronear de retroexcavadoras, tacataca de compactadores neumáticos, explica a La Demajagua qué se hace en el escenario descrito.

El proyecto en ejecución, precisa Juan Bautista,  consiste en ampliar de dos a cuatro sendas, con separador central, luminarias y aceras, mil 400 metros, comprendidos desde la intersección de la Carretera Central con la avenida de entrada al reparto 26 de Julio (también conocido por Aeropuerto Viejo), en las proximidades de la Base de Ómnibus Nacionales,  hasta la avenida Vicente Quesada.

Además, instalación de redes hidráulicas, de drenaje pluvial y de aguas negras, más obra de fábrica en el arroyo Salado, que corre por un punto debajo del referido vial.

Añade que en la ejecución de esas tareas de gran envergadura laboran 205 trabajadores, de la Empresa de Construcción y Montaje Granma (ECMG), a la cual pertenece Juan Bautista, del Ministerio de la Agricultura y de Recursos Hidráulicos, de esta provincia, más 15, con sus equipos, de una solidaria brigada del Ministerio de la Construcción en Holguín.

El costo estimado de la obra es de cinco millones de pesos, de los cuales se han ejecutado tres millones.

Jorge Flores Carmona/ FOTO Rafael Martínez Arias

Por su sobresaliente y entusiasta labor en la obra, el ayudante de albañil Jorge Flores Carmona está propuesto para asistir a la celebración del acto central nacional, el 26 de julio, por el aniversario 66 de los asaltos a los cuarteles Moncada, de Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo, que tendrá por sede la última ciudad mencionada.

Hombre de elevada estatura y fuerte complexión, maneja una pesada barreta como si fuera una vara de bambú: “Nuestro propósito es entregar terminada esta obra para el 26 de julio, que será aquí en Bayamo, por eso trabajamos las horas que sean necesarias”, declara este obrero de la ECMG.

El carpintero encofrador Lorenzo Tornés Vega, perteneciente a la entidad mencionada en el párrafo anterior, también se esfuerza –ahora en la preparación de contenes integrales de protección de la vía-, para adelantar cuánto sea posible en su realización: “Que Granma sea sede del próximo 26 de julio nos compromete a hacer el máximo esfuerzo”, manifiesta Lorenzo Tornés.

José Martí, Héroe Nacional de Cuba, aseguró: “cuando la mujer culta y virtuosa unge la obra con la miel de su cariño, la obra es invencible”, por eso no podía faltar la presencia femenina en la ampliación de la entrada a Bayamo.

Elizabeth Agromayor Estrada dirige el trabajo de 30 obreros/ FOTO Rafael Martínez Arias

Una de las féminas allí presentes es la técnica de la ECMG Elizabeth Agromayor Estrada, encargada de velar por la calidad de lo que hacen los 30 obreros al frente de quienes está, que les sean suministrados los materiales de construcción necesarios, agua y alimentos.

“Aquí estamos en 26, que es estar en combate, y estaremos hasta concluir esta obra que agilizará el tráfico de vehículos y realzará la belleza de Bayamo”, expresa Elizabeth.

En la ampliación del mencionado tramo de la Carretera Central de acceso a la Ciudad Monumento Nacional, no se juega, se trabaja con intensidad, porque el 26 de Julio es motivación permanente para hacerlo y ser sede de su celebración, este año, mucho más.

FOTO Rafael Martínez Arias

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Y quien supervisa las muchas chapuserías que han hecho? nada mas hay que pasar por allí para darse cuenta, cuando llueve se emposa muchsima agua en algunas partes, muros con un acabado horrible y chapusero como si lo hubiese hecho un niño, desniveles en los empates del asfalto, nadie supervisa?, nadie exige calidad? por que?