Aplausos para una  novedad

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 18 septiembre, 2015 |
0
Bayam, Bayamo
Bayam, Bayamo / FOTO Luis Carlos Palacios Leyva

Cuando se conoció la noticia de que el centro cultural recreativo Bayam, en la capital granmense, se integraría a la Empresa de grabaciones y ediciones musicales (Egrem), no pocos pobladores de la capital granmense mostraron algo de incertidumbre.  Hoy cientos aplauden tal decisión.

Además de las bondades estructurales de aquel sitio,  emblemático de la ciudad, y distinguido como el más espacioso de su tipo en el país, ya reconocen otras, quienes empiezan a convertirse en asiduos asistentes, entre estos, los jóvenes.

La seguridad es, acaso, lo que más aprecian muchos, que insisten en encomiar no solo el uso, a la entrada, de un detector de metales, sino la labor del personal que en el interior del centro, se empeña en que este sea un lugar para el divertimiento tranquilo.

El Bayam, en realidad, tiene muchas más posibilidades de situarse en la preferencia de los bayameses; además por la accesible tarifa establecida para acceder a (un CUC o 25 pesos en moneda nacional), su diversidad de bebidas, un área concebida para el baile, y la posibilidad de disfrute de artistas que forman parte del catálogo de la Egrem, algunos de los cuales no llegaban hasta este territorio por otras vías.

El proyecto general de brindar a la población una oferta de superior calidad, resumida recientemente por José Manuel Anaya Rosabal, coordinador general de la entidad de marras en Granma, incluye el mejoramiento integral del local, desde su ambientación, impermeabilización de techos, ampliación de la capacidad del clima, la recuperación del sistema de audio y luces…

Varias de esas mejoras, las de mayor envergadura, se acometerán el venidero mes, después de los festejos por el Día de la cultura cubana, y caminarán hasta finales de año, de manera que el centro reciba el 2016 en todo su esplendor.

Pero, los detalles que se han ido logrando, ya se agradecen, como la decisión de reservar el espacio, un jueves de cada mes, con ofertas especiales, a los estudiantes universitarios, y de convertir (se trabaja en ese sentido) el otrora y pequeño restaurant del centro, en un video piano-bar, con servicio todo el día.

Hoy el  Bayam es motivo de buenos comentarios, y dentro de pocos meses, seguramente, repletará de satisfacción a quienes desde siempre lo han sentido un emblema de una urbe, que también es cuna de la cultura nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .