Aportar todos juntos

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 3 julio, 2020 |
0


Manzanillo.- Tras dejar atrás la comunidad de Las Novillas, a la entrada de esta costera urbe desde la ciudad de Bayamo, aparece una amplia explanada al lado izquierdo de la carretera, en la cual radica una finca de semillas agámicas, que renace poco a poco con el aporte de todos.
José Rondón Rondón, jefe de ese escenario, perteneciente al programa de la agricultura urbana, suburbana y familiar, manifestó que allí laboran tres obreros agrícolas atendiendo cuatro hectáreas de tierra cultivadas desde el mes de mayo de yuca y bonito, que luego el programa de la agricultura urbana y suburbana distribuye por otras unidades.

“Falta mucho por lograr, pero poco a poco se avanza. Muy pronto incluiremos sembrados de calabazas y frijoles en un momento que lo necesita el pueblo. Es bueno es apoyo de estos muchachos, como también lo hicieron en su momento los trabajadores del deporte y de otros sectores.

Hasta allí, llegó hoy una brigada de estudiantes del campus Blas Roca Calderío, de la Universidad de Granma, con el ímpetu y la alegría que caracteriza a la nueva generación de manzanilleros.

“En estos meses hemos estado en “todo”, dice Arianna Verdecia Galeano, secretaria general de la Unión de Jóvenes Comunistas en el centro “sentimos en orgullo al participar de estas actividades y en las diversas tareas que nos vincularon al enfrentamiento a la Covid 19, fundamentalmente las atenciones a las personas vulnerables.”

“La disposición es ayudar en donde se precisen nuestros esfuerzos. Sembramos yuca en la Cooperativa de producción agropecuaria Omar Rivero; plátanos en la zona de Caño Adentro y también en la higienización medio – ambiental en la franja costera de la urbe.”
Por su parte Arnaldo Pérez Ortiz, alumno del cuarto año de la carrera de agronomía dice que es muy significativo para los estudiantes de esa especialidad vincularse a tareas productivas.

“Además de aportar de manera directa, estos quehaceres nos sirven para consolidar los conocimientos que hemos adquirido en clases. Estamos viendo la realidad de la agricultura, las debilidades, oportunidades y fortalezas y a las que una vez graduados podremos contribuir a mejorar.”

La vinculación de los jóvenes manzanilleros a diversas labores agropecuarias continuará en reducidas composiciones durante los meses de julio y agosto como parte de los programas que promueve la UJC en la etapa estival verano por la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *