El apoyo de Bayamo es inigualable

Share Button
Por Diana Iglesias Aguilar | 17 abril, 2019 |
0

La participación de la juventud y la población de Bayamo en cada una de las  etapas de la guerra de liberación fue resaltada durante la jornada histórica cespediana en los barrios por el profesor Manuel Fernández Carcasés, miembro del Secretariado Nacional de la Unión de Historiadores de Cuba.

Historiadores e investigadores participantes en el 23 Congreso Nacional de Historia, tuvieron la oportunidad de intercambiar en 23 barrios bayameses acerca de la continuidad del proceso revolucionario desde la guerra por la independencia de 1868 hasta la actualidad,  y la vigencia del pensamiento cespediano al advertir al vecino del norte como enemigo para la libertad de Cuba.

Fernández Carcasés disertó acerca de la humanidad de cada uno de nuestros héroes y mártires, de la necesidad de conocerlos como fueron, como seres vivos con defectos y virtudes, capaces de encarnar en nuestra infancia y juventud, por lo que alertó esos niños que hoy visten su uniforme y participan en la sociedad, serán los Céspedes, los Perucho del mañana.

Desde la conspiración de José Antonio Aponte en La Habana (1811-1812) de carácter antiesclavista, los revolucionarios encontraron apoyo en la población bayamesa, que en el siglo XVII fueron capaces  de oponerse al gobierno colonial en la isla que pretendía impedir el comercio de contrabando con el que la región se veía favorecida de manera autónoma.

Demajagua no fue un hecho espontáneo, recalcó el investigador, es producto de los procesos sociales, políticos y económicos que suceden en el archipiélago. En Bayamo coincidió una hermosa generación, la del 1868, un ejemplo que no lo supera ningún territorio en el país. Aquí se fundaron la patria y la nación.

La profesora María Mercedes Hernández de la provincia Mayabeque, una de las ponentes a la cita de los historiadores, resaltó la posibilidad de aprendizajes pues participan investigadores de Cuba entera y del municipio especial Isla de la Juventud y aseguró que no había un lugar más oportuno para hacer el congreso en este momento que en Bayamo.

Los bayameses son respetuosos, conocedores de la historia cubana, transmiten calor humano especial y son amigables, dijo quién compartió escenario con otros homólogos de Guantánamo, Santiago de Cuba y Ciego de Ávila en el Comité de Defensa de la Revolución (CDR) número 9 de la circunscripción 167 del consejo popular San Juan-El Cristo.

Para la guantanamera Vivian Díaz Bardají, presidenta de la Unión de Historiadores de Cuba (UNIHC) en la región del Guaso, el pueblo de Bayamo está en una alta estima, porque aquí se atesora una parte importante dela historia cubana, y los habitantes de esta zona tienen el orgullo y el sentido de pertenencia a esa herencia.

Si se ha de hablar de Céspedes, de Martí o de Fidel hay que remitirse a Bayamo, recalcó la profesora, y señaló que observa en sus visitas recientes a la urbe que en las nuevas generaciones se ha sembrado ese sentimiento. ¨Lo que corre por las venas de los bayameses es nacionalidad¨, expresó, ¨aquí la historia se siente, el pueblo la vive de manera muy particular como en ninguna otra parte de Cuba¨.

¨Aquí nació la flor de la libertad¨, dijo Sixto Espinosa Dorta homólogo de la profesora Díaz Bardají en la central provincia de Ciego de Ávila, y la profesora de la Universidad de Oriente Zoila Rodríguez, recordó las enseñanzas de otro bayamés ilustre, José Antonio Saco, y su pensamiento antianexionista, ideas que analizadas a la luz de los problemas y amenazas que Cuba enfrenta hoy tienen gran vigencia.

Los historiadores fueron agasajados con las actuaciones de niños y niñas, así como con la participación de numerosos cederistas, con los que compartieron dulces y bebidas tradicionales además de la buena música cubana, la trova y el son tradicional.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *