Aprecian progresos cubanos sobre inventarios de gases de  efecto invernadero (+infografía y video)

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 19 junio, 2020 |
0
FOTO/Pinterest

La Habana, -El Centro de Contaminación y Química de la Atmósfera calificó en esta capital de sustanciales los avances experimentados por Cuba en sus inventarios nacionales sobre emisiones y remociones de gases de efecto invernadero (GEI).

Cuba ha hecho importantes progresos en la preparación periódica de su serie de informes de ese tipo cada dos años entre 1990 y 2014, confirmó en exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias La Doctora en Ciencias Agrícolas  Rosemary López Lee, directora de ese colectivo, del Instituto de Meteorología.

Una amplia información sobre el particular ofreció la única mujer que ha dirigido ese centro, al referirse al hecho de que en 2014, el sector Agricultura, Silvicultura y otros usos del Suelo (AFOLU por sus siglas en inglés), constituyó el segundo que más contribuyó a las emisiones de GEI, equivalentes al 22 %, después del  energético con 70 %).
Sin embargo, resultó el único que absorbe tales emisiones a través de la cobertura forestal  o remociones de dióxido de carbono (CO2), dijo.

Los bosques en Cuba, recordó, eliminan, aproximadamente, 14.3 millones de toneladas de CO2, de acuerdo con los últimos datos del inventario, como consecuencia del crecimiento sostenido de la cubierta forestal de 13.9 % al 29.4 % en  2014.

En ese sentido, argumentó que las categorías más importante estuvieron  asociadas a las emisiones de CO2 provenientes de cambios y usos de la biomasa leñosa, las emisiones de metano (CH4), de la fermentación entérica del ganado y de óxido nitroso (N2O).

Estas últimas son derivadas del manejo del suelo, las emanaciones  indirectas de N2O del estiércol en los suelos gestionados, las de CO2 de los incendios forestales, las de CH4 de los embalses y por manejo del estiércol, y las de CH4 de la producción de arroz, ejemplificó.

Anunció que los efectos del censo de 2016 se podrán apreciar próximamente con la culminación de la tercera Comunicación Nacional y el primer Informe bienal actualizado (BUR) en 2020.

Cuba es signataria de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) desde 1994, cuando entró en vigor, y ratificó el Acuerdo de París de 2016 que fija medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero.

Una de ellas es el un Marco de Transparencia Reforzado (MTR, por sus siglas) para la acción y el apoyo, con flexibilidad incorporada, que toma en cuenta las capacidades de las Partes y se basa en la experiencia colectiva, parar lo cual es imprescindible un Sistema de Medición, Reporte y Verificación (MRV), de acuerdo con López Lee.

Añadió que ello permitirá monitorear la aplicación de las disposiciones de mitigación de manera transparente, así como la mejora de los Sistemas de Monitoreo y Evaluación (ME) para examinar el impacto de las acciones de adaptación y las políticas sobre el cambio climático.

Hizo hincapié en su trascendencia en relación con al Plan Estado para el Enfrentamiento al Cambio Climático, conocido también por Tarea Vida, por lo que debe establecerse un MTR, sumamente costoso, para informar sobre sus contribuciones determinadas a nivel nacional y las emisiones, remociones de gases de efecto invernadero  que se logren.

Actualmente, prosiguió, se dispone de una base general para un sistema de MRV en el nivel nacional, que se desarrolló en el marco del Tercer Informe Nacional de Comunicaciones y Actualización Bienal, con la participación de varias entidades y bajo la dirección del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), aunque falta el específico para cada sector.

Comunicó que se comenzará a trabajar en la creación de un MRV para el sector AFOLU, liderado por el Ministerio de la Agricultura y con el apoyo del CITMA, a fin de cuantificar la disminución de emisiones.

El GEI es un gas atmosférico que absorbe y emite radiación infrarroja en la atmósfera terrestre y los principales son el vapor de agua, el dióxido de carbono, el metano, el óxido de nitrógeno y el ozono.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *