Argentina 2019: Fin del ciclo de Macri y la vuelta del peronismo

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 26 diciembre, 2019 |
0
FOTO/ AFP

Buenos Aires, – Del ‘cambio’ promovido por Mauricio Macri a un Frente de Todos con Alberto y Cristina Fernández como conductores, marcado por la unidad que enrumbó a Argentina por otro camino con mucha esperanza, así cierra esta nación el 2019.
Atravesada por una crisis económica y recesión que acentuó aún más la grieta entre ricos y pobres, desde Buenos Aires hasta la Patagonia, el efecto de las políticas de ajuste implementadas por el gobierno del ahora expresidente Macri marcaron transversalmente el día a día de millones de argentinos que tuvieron que ingeniárselas para sobrevivir en este año a punto de concluir.

Todos preveían un 2019 difícil, tras meses consecutivos de caídas y una inflación alta que se arrastraba del 2018, con mayor tensión por unas elecciones generales que marcaron consecutivamente la agenda política y social mes por mes.

Fueron 12 meses duros, con pérdidas de trabajo, fábricas cerradas y otros obligados a bajar las persianas de sus pequeños negocios, aumentos constantes que laceraron el bolsillo de muchos que dijeron no a una política de corte neoliberal que recibió un duro castigo en las urnas, cerrando así la etapa Macri.

Y es que las políticas económicas del expresidente, quien terminó su gobierno reteniendo al núcleo duro de sus votantes en la capital, donde gobierna su partido Propuesta Republicana, recibieron duras críticas y su gestión fue calificada por algunos sectores entre las peores en tiempos de democracia.

Los constantes ajustes golpearon duro a un país rico por naturaleza, pero que termina este diciembre con casi 17 millones de pobres o sea 40,8 por ciento, un 8,9 en condiciones de indigencia, el 59, 5 por ciento de los niños en la pobreza y una inflación 17 veces mayor que el promedio de los países de la región.

Entre tarifazos y constantes marchas, la hecatombe de un dólar que aún sigue hoy dando dolores de cabeza, anestesiando al peso argentino, así vivieron los argentinos mes por mes, con sobresaltos, inventando para pagar los ‘tarifazos’ en las facturas, apretando el bolsillo con un salario que vieron desplomarse ante la moneda estadounidense.

Si en el primer trimestre de 2019 la sociedad advertía que no podía más, con sucesivas marchas, paros y manifestaciones, el resultado de las primarias, donde Alberto y Cristina Fernández dejaron a Macri con 17 puntos por detrás, pusieron aún más presión al gobierno de Cambiemos, pues ya se avizoraba el posible triunfo del Frente de Todos.

Aún se siente para muchos el caos financiero vivido ese 13 de agosto, un día después de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), cuando el dólar estalló y pasó de casi 47 a 65 pesos, casi 18 pesos más, devaluando todo a su paso y con inmediata alza, sobre todo en los alimentos.

Dos meses después y pese a varias medidas, desde congelar el precio de los combustibles hasta quitar el impuesto a varios productos de la canasta básica, y con una gran campaña por todo el país con su marcha del Sí se puede, Macri no pudo dar la vuelta y su coalición solo retuvo la capital, donde gobiernan hace más de una década.

Las elecciones generales reconstruyeron otro mapa político con el regreso del peronismo, representado por Alberto y Cristina Fernández.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *