Armando Hart: Presencia en la cultura de Granma

Share Button
Por Ludín Fonseca García (Historiador de la Ciudad de Bayamo) | 27 noviembre, 2017 |
0

 

Años de lucha contra la tiranía batistiana. El 16 de febrero de 1957, un joven abogado, integrante del Movimiento 26 de Julio, llega a la finca de Epifanio Díaz, en Los Chorros, al sur de Purial de Jibacoa, en Bartolomé Masó, para sostener un encuentro con el líder del movimiento insurgente, Fidel Castro Ruz.

Es la primera visita de Armando Hart al bastión rebelde en la Sierra Maestra. A partir de entonces, su presencia en territorio granmense se hará visible en algunos de los momentos más relevantes de la historia moderna de Cuba, entre ellos la promulgación de la Primera Ley de Reforma Agraria, en La Plata, y otros de gran impacto regional, como las inauguraciones de la Toma del Cauto, que abastecería de agua al plan arrocero, y de la fábrica de tubos para riego por aspersión José Luis Tassende, en Manzanillo.

Luego de su designación como Primer Secretario del Partido en Oriente (1970-1976) la relación con la provincia se estrecha, y las visitas se hacen más asiduas. En junio de 1977, en un recorrido por las ciudades de Bayamo y Manzanillo, se interesa por el proceso de restauración de inmuebles destinados a acoger importantes instituciones culturales, tales como la Sala Teatro José Joaquín Palma y el Parque-Museo Ñico López.

En esta oportunidad, luego de  hacer referencia a las importantes partituras nacidas del genio musical de la provincia, insta a los artistas y trabajadores de la cultura a “marchar por ese camino en la actividad cultural, por el camino de la música del Himno de Bayamo”.

En la década de 1970 pronuncia sendos discursos en ocasión de las caídas en combate de Carlos Manuel de Céspedes y de José Martí. En la década de 1980 Hart acude en Bayamo, al acto por el asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes. Poco después asistirá también al de la celebración del encuentro de Cinco Palmas y al del aniversario 475 de la fundación de la villa San Salvador.

Durante la gestión de Hart como Ministro de Cultura (1976-1997), el Presidente de los consejos de Estado y de Ministros, Fidel Castro Ruz, firma el Decreto 74, que instituye el 20 de octubre como Día de la Cultura Cubana, honrando la memoria de los dos acontecimientos capitales que ocurrieron en Bayamo en esa fecha, a saber: la liberación de la ciudad por las tropas encabezadas por Carlos Manuel de Céspedes, y la primera ejecución pública del Himno Nacional.

Hart participa regularmente en la celebración de este día y en su programa de actividades, que incluía la entrega de medallas y distinciones a diferentes personalidades de la cultura cubana.

Pero las visitas de Hart no se limitan a lo protocolar. El ministro de Cultura será uno de los principales propulsores de la creación de un centro de estudios destinado a explorar los aportes de Bayamo al proceso formativo nacional y, de manera general, a la investigación y difusión de la cultura cubana.

En octubre de 1991, Hart se hallará presente en la inauguración de nuestra Casa de la Nacionalidad, y en octubre de 2006, cuando se distingue a la institución como Entidad de Ciencia e Innovación Tecnológica.

A su inspiración responde, igualmente, la realización en nuestra ciudad de la Fiesta de Cubanía, la actividad cultural más importante de la provincia desde 1994. Los bayameses nos enorgullecemos de que Bayamo sea llamada Cuna de la Nacionalidad Cubana, pero muy pocos saben que fue Hart quien acuñó el epíteto en la década de 1970.

Armando Hart consagró su vida a la defensa de la nación cubana, y a lo largo de su gestión colaboró de modo vital para el enaltecimiento de la cultura de nuestra provincia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *