Arroceros por autosuficiencia alimentaria 

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 2 octubre, 2021 |
0

 

Rolando Rodríguez Blanco, mejor transportista de la Echenique durante 2020. Foto/Anaisis Hidalgo Rodríguez

 

La madrugada sorprende al joven Rolando Rodríguez Blanco, transportista en el centro de costo base de Manzanillo, en la en la cima de un Kamaz con remolque, trasladando arroz cáscara desde los secaderos hasta los molinos donde se pela el grano con destino a la canasta básica del pueblo.

De su padre heredó el amor por la carretera y el abecé para perdurar en este oficio, no exento de riesgos y compromisos, mas lo hace a gusto, porque así revive en el día a día las enseñanzas del “viejo”.

Además de un brazo firme, el oficio de transportista requiere sacrificio, conocimiento, precaución y disciplina, más aún cuando se trata del tiro de 20 toneladas de la valiosa gramínea en dos y tres viajes, ida y vuelta, durante 65 y 75 kilómetros de distancia, a lo cual se suman otros siete hasta su hogar.

Por su desempeño en 2020, Rolando Rodríguez fue reconocido como Mejor transportista de la Fernando Echenique, por ser quien más carga acarreó. También estuvo alquilado por la UEB Porcino, ingresándole dinero a la empresa como parte de este servicio a terceros.

Su mayor satisfacción es manejar, saberse útil y contar con el apoyo de los suyos para sobrellevar un oficio que no tiene hora fija e impacta considerablemente en el sostén del pueblo.

SIN MIEDO AL RETO

En medio de restricciones financieras, de materiales y combustibles, la máxima dirección del país aprobó una estrategia para impulsar la economía tras sustantivos cambios en la manera de conducir y gestionar la eficiencia que hoy se demanda del plantel industrial y la base productiva agropecuaria con el aporte de la ciencia, la técnica y la innovación.

Gallina de Guinea. Foto/Luis Carlos Palacios

 

La UEB Aseguramiento, alecciona sobre cuánto puede diversificarse, y cómo sin quitarle el acelerador a la producción arrocera, puede promover la crianza animal al punto de constituir otra fuente de ingresos.

En este sendero, ha sido puntual el nexo con la Universidad de Granma, institución que tutela desde la ciencia la reproducción de diferentes especies de animales con fines alimenticios, así como su sustento.

“Siete proyectos se ejecutan hoy en la Echenique, de ellos, la Casa de Altos Estudios lidera el de Gestión de la cultura científica, en aras de declarar la empresa de alta tecnología en correspondencia con las directrices
del VIII Congreso del Partido”, expone Elizabeth Bárbara Pulido Miniet, Especialista de ciencia, innovación y
medioambiente.

Uno de los indicadores para transitar hacia la empresa de alta tecnología es declarar las UEB como Unidades de Desarrollo e Innovación (UDI). En tal sentido, dos de los tres centros de costos de la UEB Aseguramiento,
ejecutan importantes proyectos con la Universidad de Granma asociados a la producción cunícula, avícola y porcina.

También resalta la labor del CREE, emblemático por producir agentes de control biológico para combatir el
ataque de plagas y enfermedades sin los cuales sería imposible producir arroz, ahorrándole cuantiosas
importaciones de bioplaguicidas sintéticos al país.

NEXO UNIVERSIDAD – EMPRESA

Como parte del programa de mejoras de producción cunícula la Echenique dispone de mil 300 cabezas, 120
de estas son reproductoras y pronostican cerrar el año con cuatro mil 750 ejemplares, estimándose obtener 2,7 toneladas de carne que representan 583 mil 200 pesos en moneda nacional y 24 mil 300 en Moneda Libremente Convertible (MLC).

Foto/Luis Carlos Palacios

“El programa de desarrollo de capacidades y mejoras del sistema de producción de huevos y carne avícola por vías sostenibles, actualmente cuenta con mil 850 reproductoras de gallinas de guinea, y se espera llegara cuatro mil en este año, pero el fin es obtener 30 mil aves para la ceba a largo plazo.

“La perspectiva es llegar a dos mil ponedoras de codorniz, ello generará un monto de 144 mil 700 pesos en lo que resta de año.

“La siembra de unas diez hectáreas de cultivos permanentes de caña, King grass, canavalia, titonia y morera, en la unidad yarense de Pueblo Nuevo; e igual cifra con cultivos rotativos de maíz, yuca, boniato y sorgo, garantizarán su alimentación sin recurrir a piensos importados”, describe Pulido Miniet.

La crianza porcina tiene su epicentro en el centro de costo Coboa, devenido centro multiplicador. El mismo tiene el reto de llegar este año a mil 200 cerdos, 80 de ellos reproductoras que aportarán un monto de un millón 105 mil 300 pesos en la producción porcina.

“Para garantizar su nutrición disponen de 200 hectáreas con cultivos que generarán piensos a partir del montaje de una fábrica de pienso criollo y un biodigestor”, comenta Edgar Jiménez Franco, Jefe de producción de la UEB Aseguramiento.

Camilo Figueredo Montalvo, director de la UEB, destacó que durante 2020 intensificó la explotación de tierras
ociosas, con un total de 40 hectáreas, 28 de ellas en proceso de siembra, así como la comercialización y cría de especies avícola, porcina, cunícola, e incursiona en la crianza de peces para fomentar el desarrollo económico y productivo.

“Actualmente con las nuevas proyecciones para la adquisición de MLC, se prevé la exportación por los centros de costos de diferentes renglones que ayudarán a adquirir recursos para el desarrollo de la
empresa y sus unidades.

“En el centro de costos de Pueblo Nuevo se potenciará la clasificación y embalaje de los huevos de codorniz, y
la carne de conejo; así como en el centro de costo El Pastor, la comercialización de cortes especiales de la carne de res, destacando el centro de costo Coboa- Unidad Docente que incursionará en la producción de
carbón vegetal”, precisó Figueredo Montalvo.

Foto/Anaisis Hidalgo Rodríguez

La gestión integral y la labor sindical desplegada en 2020 por la UEB Aseguramiento, la hicieron merecedora de la Distinción Por el sendero de la Victoria, que otorga el Ministerio de la Agricultura y el Sindicato de Trabajadores Agropecuarios, Forestales y Tabacaleros (SNTAFT).

Las medidas encaminadas a dinamizar la producción agropecuaria no se postergan en la EAIG Fernando Echenique, que cataliza tales emprendimientos de conjunto con las instituciones de ciencia en aras de expandir la comercialización y la producción de alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *