Arroceros no están cruzados de brazos

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 6 mayo, 2021 |
0
FOTO/Luis Carlos Palacios Leyva

Intenso es el quehacer en los campos de la provincia de  Granma dedicados a la producción de alimentos en busca de  crecer en los rendimientos agrícolas y alcanzar la soberanía alimentaria.

Prueba de ello son los trabajadores de la Empresa agroindustrial de granos José Manuel Capote Sosa,  de Río Cauto, quienes avanzan en  la cosecha del cereal correspondiente a la campaña de frío.

Simultáneamente  acometen las siembras de primavera sin amilanarse, enfrentados en ambas actividades a los obstáculos que impone el bloqueo del Gobierno estadounidense  arreciado en medio de la pandemia de la COVID-19.

La Unidad empresarial de base (UEB) Semillas Guillen  registra  una  notable transformación con la aplicación de un esquema   que  cierra ciclo productivo y la  entrega de tierra estatal ociosa o deficientemente  explotada  a 350 usufructuarios, lo cual  avala  el Decreto Ley 358.

La UEB tras las medidas  aplicadas  eliminó 128 plazas de la plantilla,  sin efectuar proceso de disponibilidad,  más del 90 por ciento de sus trabajadores reciben el pago a destajo e incrementó  las exportaciones  empleando  el encadenamiento con el sector no estatal.

Omar Traba Rodríguez, director de la entidad,  dijo que  eso ha sido una buena idea que ha traído consigo productividad y calidad en el cultivo del cereal con un aumento  en la producción y  la plantación en la etapa.

Traba Rodríguez subrayó que estos planes  se logran con  buenos resultados  por un  mayor trabajo y sentido de pertenecía entre los  hombres y mujeres que están motivados  y comprometidos.

Explicó  que  les prestan  los servicios para  el desmonte de marabú, la preparación del suelo, ventas de semillas e insumos, asistencia técnica,  secado y beneficio del grano.

La UEB  al cierre del  primer trimestre de 2021 registra utilidades y logra rendimientos de 4,4 toneladas  por hectárea entre sus más significativo resultados con la utilización de la ciencia y la técnica  en particular  la nivelación de campo y el dique recto con la tecnología de siembra por trasplante mecanizado fruto de  los proyectos de colaboración internacional.

Así transcurre con redoblados esfuerzos la batalla económica  en la LLanura del Cauto con la  decidida   voluntad de los productores granmenses que no están cruzados de brazos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *