Atención a la población: una cuestión de sensibilidad

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 19 octubre, 2015 |
1
FOTO / Luis Carlos Palacios
FOTO / Luis Carlos Palacios

Que la atención a la población debe asumirse como una cuestión de sensibilidad, fue planteado como premisa principal, para mejorar esa actividad dentro del sistema del Poder Popular.
Durante un profundo debate sobre el particular, producido en la XVI sesión ordinaria del órgano de Gobierno, correspondiente al XI período de mandato, quedó claro que intervienen en ese sistema de atención todas las entidades y organismos, a los cuales corresponde por igual elevar el control y la exigencia para responder consecuentemente a las insatisfacciones populares.

Se dijo durante el análisis que no pocas entidades disponen de un local para tales menesteres, y hasta cierto punto, un sistema concebido para la atención a las inquietudes formuladas; sin embargo, lo más importante es que cada hecho se analice en el momento en que ocurre, y que en su solución se involucren los factores de cada lugar, en principio los consejos de dirección.

Los delegados a la asamblea abogaron por la calidad de las respuestas, por una más eficiente tramitación de los problemas, y la atención priorizada a aquellos más latentes en la población, como son en el caso de Salud Pública, por ejemplo, la atención en los consultorios médicos y el servicio de farmacias.

No siempre una inquietud tiene solución, pero la satisfacción está en la respuesta que se da, en que humanamente hagamos todo lo posible por resolverla.

Los cuadros deben asumir con mayor conciencia la necesidad de su consagración y de su compromiso con el pueblo, exigir y controlar más las actividades por las cuales responden, pues más del 90 por de las insatisfacciones populares aquí están relacionadas con cuestiones subjetivas, entiéndanse, falta de calidad en los servicios, de agilidad en los trámites, por mencionar algunas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Autorizo la publicaciòn de mi correo electronico. Estoy totalmente de acuerdo con estas reflexiones de que la atenciòn a la poblaciòn es una cuestiòn de sensibilidad porque en mi caso he sido maltratado a pesar de haber trabajado durante 12 años en el Poder Popular de Bayamo con excelentes resultados en lo laboral y sindical. Fuì secretario general del burò sindical en esa instancia y mi hoja general de servicio desde que en el año 1959 me incorporè a las tareas de la revoluciòn es rica en sacrificios, aportes, luchas y reconocimientos del Consejo de Estado. A pesar de ello desde el año 2009 estoy esperando la prometida reparaciòn a mi vivienda por parte de sucesivos gobiernos municipales, el màs reciente el del presidente Samuel Calzada Deyundè que desde el mes de julio del actual año no ha dado respuesta a mi ùltima correspondencia sobre el asunto a pesar de su promesa realizada de que mi caso tendria soluciòn; por que engañar, por què mentir, por què no responder en tiempo como està plasmado en la Constituciòn de la Repùblica de Cuba que recientemente aprobamos.Quien esta autorizado a violar la Constituciòn. Ya mi edad es de 72 años con padecimientos de diabetes y cardiopatìa, mi compañera tiene 67 años con padecimiento de leucemia mioloide cronica(LMC).No podemos asumir la reparaciòn por esfuerzo propio,ni la salud ni nuestra economìa responden.Cual serìa la soluciòn.Esperamos respuesta.