Azucareros no están cruzados de brazos

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 1 junio, 2018 |
8
FOTO /Rafael Martínez Arias

Los azucareros no estamos cruzados de brazos, dijo Alexis González Domínguez, director de la empresa Granma, perteneciente al Grupo Azcuba, tras concluir en mayo último la zafra en esta provincia del oriente cubano.

El directivo señaló que las persistentes lluvias durante 60 días impidieron producir los volúmenes de azúcar e influyeron en el incumplimiento del plan al quedarse 400 mil toneladas de caña sin moler.

Además, reconoció que existieron otros problemas, que incidieron negativamente y dañaron el mejor desarrollo de la cosecha como el bajo rendimiento industrial por el insuficiente índice de madurez en la materia prima y en el orden organizativo a lo interno de las unidades empresariales de base.

Informó que los ingenios que más avanzaron fueron el Enidio Díaz, de Campechuela; Roberto Ramírez, de Niquero y Grito de Yara, de Río Cauto que alcanzaron el 82, 76 y 71 por ciento, respectivamente, de sus planes.

Calificó de alto el tiempo perdido industrial como   consecuencia de la humedad y la presencia de materias extrañas en la caña y enfatizó que sin embargo se logró una buena calidad en el azúcar.

Explicó que se crean las condiciones para hacer las reparaciones rápidas y eficientes en la industria y la maquinaria e iniciar la próxima cosecha los primeros días de noviembre, lo cual posibilitará aportar más de 20 mil toneladas del crudo, cifra similar a la dejada de producir, y terminar con el compromiso del 2018.

González Domínguez subrayó que aunque la siembra de caña está atrasada, se impone cumplirla; agilizar la preparación del suelo con el uso de implementos de reja, más efectivos, para alistar y surcar la tierra y en el montaje de doble gomas en los tractores de mediana potencia que facilitará enfrentar la humedad en este período lluvioso.

La empresa azucarera Granma lleva siete zafras incumpliendo los planes; sus trabajadores y dirigentes continúan sin romper la racha adversa iniciada en la cosecha 2011-2012.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. A la empresa azucarera de Granma se la sigue comiendo el triunfalismo, en los días previos a la zafra todo está listo, en medio de la zafra hay que hacer un esfuerzo y al final de la zafra las inclemencias del tiempo no permitieron cumplir el plan, esa película es muy vieja, así mismo pasa con la siembra. Hasta que no hagamos análisis objetivos y verdaderos de la situación actual no resolveremos los problemas.

  2. Por supuesto que no estamos de brazos cruzados hacemos todo lo que la naturaleza nos deja hacer en los campos y preparamos nuestras industrias para enfrentar una proxima contienda azucarera con mas fuerza y eficiencia.

  3. Es claro que los azucareros no nos vamos a cruzar de brazos y en la medida de las posibilidades avanzaremos solo nos resta que el clima nos acompañe de manera favorable

  4. La empresa azucarera Granma continúan sin romper la racha adversa iniciada en la cosecha 2011-2012.Se crean las condiciones para hacer las reparaciones rápidas y eficientes en la industria y la maquinaria e iniciar la próxima cosecha los primeros días de noviembre, lo cual posibilitará aportar más de 20 mil toneladas del crudo, cifra similar a la dejada de producir, y terminar con el compromiso del 2018. pero nunca dejan de luchar para cumplir las tareas y los planes designados.

  5. La zafra de la presente contienda ha terminado para muchos, las constantes lluvias no permitieron alcanzar las cifras planificadas. Comenzamos la zafra de las reparaciones y del mantenimiento. Nadie se pude quedar con los brazos cruzados.

  6. Los azucareros no se cruzan de brazos jamás. Es uno de los sectores más comprometidos y que sienten tanto amor por su industria y por su tarea; tarea que dependen en un porciento muy elevado de las vaivenes de la naturaleza para su buen desempeño. Y en los últimos tiempos la naturaleza no ha puesto de su parte. Confiamos en ustedes.

  7. Las persistentes lluvias que han afectado al país en estos meses han sido un obstáculo para sacar adelante la zafra, pero no por esto los trabajadores encomendados a esta tarea se han dado por vencidos. Solo queda seguir adelante y preparar las condiciones necesarias para la próxima cosecha.

  8. A pesar de las dificultades presentadas en la contienda, los granmenses trabajan con esfuerzo y disciplina en el cumplimiento de las tareas, en la identificación de los problemas y cómo resolverlos.