Barça y Sevilla honran La Liga

Share Button
Por AS | 11 agosto, 2015 |
0
 Mariano, Banega y Cristóforo
EL SEVILLA, SERIO PERO CONFIADO. Los sevillistas esperan hacer historia ante el Barça, aunque son conscientes de la dificultad del reto. En la imagen, Mariano, Banega y Cristóforo saltan al Boris Paichadze para entrenarse e inspeccionar su césped. / Morenatti

El pasado 27 de mayo en Varsovia, el Sevilla tocó la gloria con la mano. Los de Emery derrotaron en una apasionante final de la Europa League al Dnipro por 2-3. Una semana después, el Barcelona de Luis Enrique ponía el colofón a la temporada perfecta al derrotar en el Olímpico de Berlín a la Juventus por 3-1 y conquistar de esta forma su quinta Champions League.

Hace dos meses y medio, el Sevilla y el Barcelona eran dos equipos en plenitud. Dos obras de autor que sabían de memoria a lo que jugaban y con sus respectivas estrellas (cada uno dentro de sus posibilidades) marcando diferencias. Hoy, Barcelona y Sevilla buscan en Tblisi redondear ese éxito de la pasada primavera en un partido que marcará el pistoletazo de salida a la temporada internacional y que supone, además, un ejercicio de propaganda del gran momento de La Liga española (sigue el partido en directo en AS.com).

Ninguno de los equipos llega a la cita en plenitud, como es lógico a estas alturas de la temporada. Si a final del curso pasado ambos llegaron a su partido decisivo con las respectivas plantillas en estado de revista, en esta ocasión, la pretemporada les ha dejado muy tocados.

Por número de jugadores, por presupuesto y por profundidad de plantilla parece claro que es el Sevilla el que se lleva la peor parte. Entre la lesión de Carriço y una salmonelosis del todo inoportuna, Emery puede verse obligado a improvisar una defensa de urgencia. Y si no la improvisa, parece claro que los que salgan a jugar no lo harán en las mejores condiciones. El pasado sábado, Rami empezó a realizar carrera continua, pero no estaba ni mucho menos para poder jugar.

Caso aparte es Krychowiak, que también se vio afectado por la salmonelosis, pero está visto que para tumbar al polaco hace falta mucho más. De hecho, si no se recuperan los centrales, será el que juegue como improvisado líder de la zaga, aunque Emery no le quiere perder en el centro del campo, pues es el que mejor puede conjurar las diagonales de Leo Messi, cuando el argentino se pone en la sala de máquinas del Barcelona.

Si el Sevilla flaquea por el eje, al Barça le chirrían las bandas. Con Douglas y Jordi Alba lesionados y Adriano que acaba de recibir el alta tras perderse los dos últimos partidos, a Luis Enrique no le queda demasiado margen de maniobra. No obstante, son las paperas de Neymar y su baja para los próximos quince días lo que más ha alterado los planes del técnico y la moral del grupo.

La baja del brasileño convierte a Pedro en un protagonista inesperado de la final. El canario, junto a Mathieu, que parece ser que es el que tiene más números para suplir la baja de Jordi Alba, puesto que Adriano se ha entrenado a menor ritmo que el resto de sus compañeros, serán los dos únicas novedades de Luis Enrique respecto al equipo que derrotó a la Juventus en Berlín. Por su parte, el Sevilla, dependiendo de los que se recuperen, difícilmente podrá llegar a repetir la mitad del equipo que venció en Varsovia.

Si hace dos meses y medio los dos equipos conquistaron la gloria bajo el plan previsto, ahora para conseguir el eco de la misma deberán de echar mano de protagonistas de última hora para alargar el éxito conquistado hace un par de meses.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .