Bartolomé Masó: enraizado en la historia

Share Button
Por Juan Farrell Villa y Sara Sariol Sosa | 27 diciembre, 2015 |
0

Bartolomé Masó es un sitio singularmente épico. Sus montañas, ríos, los árboles de sombra buena, las carreteras, caminos y los viejos trillos; las casas nuevas y aquellas de tabla y guano que no han querido desprenderse del seductor corazón del monte…, todos cuentan su historia.

Hombres, mujeres, ancianos, jóvenes y niños, también la narran y construyen. Conocen y cantan la leyenda de una localidad que, como ninguna, abrazó a la guerra y a los rebeldes cubanos que se entregaron a la conquista de la dignidad.

Alto de Mompié, La Plata, San Lorenzo, Minas de Frío, El Salto, Santo Domingo y Las Mercedes, entre otros lugares, marcaron momentos trascendentales de la epopeya calificada por el Líder de la Revolución, Fidel Castro Ruz, como “el más grande esfuerzo militar que se haya realizado en nuestra historia”.

Sus serranías acogieron las principales hazañas guerrilleras en el Primer Frente Oriental, defendido por la Columna Uno José Martí. Las batallas del verano destrozaron la última ofensiva y alcanzaron éxitos decisivos en el curso de la Guerra de Liberación.

Con ese sustento, la localidad del entonces caserío denominado Estrada Palma, celebra cada 16 de diciembre el aniversario de su definitiva liberación y la apertura de una nueva era, en la que la existencia comenzó a valer la pena.

Es imposible sintetizar cuánto en materia de beneficio social y económico ha significado esta más de media centuria para la demarcación, pero lo más importante en el recuento es apreciar la voluntad de sus habitantes para preservar la nueva vida en Revolución, a pesar de estos tiempos complejos.

En tan enriquecedor empeño no ha quedado olvidada su intrincada geografía. Pujante, el Plan Turquino engrandece con su realidad los sueños de la Revolución, en defensa de la justicia social y de la independencia.

El cumpleaños 57 ha marcado compromisos, como el de continuar reanimando las áreas cafetaleras para elevar los volúmenes de entrega, estabilizar cada día y sentar bases para cumplir el plan de producción de azúcar en el 2016, después de tres años sin lograrlo.

Esa respuesta, que impacta en la voluntad del pueblo, es, sin duda, otra buena manera de honrar la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .