Bayamo liberado y gobernado por cubanos (+ videos)

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 19 octubre, 2018 |
0
FOTO/ Luis Carlos Palacios

Bayamo, la segunda villa fundada por el adelantado Diego Velázquez, era un hermoso lugar en el cual contrastaban lujosas y humildes casas, y donde vivía gente de alma noble y carácter rebelde.

Ya tenían en la colonia los bayameses fama de desobedientes, pues cuando España solo permitía el comercio con la Metrópoli, los bayameses aprovechaban su río para contrabandear con barcos de otras naciones.

Bayamo y la maduración del pensamiento político (+ videos)

Influencia femenina en el trayecto hacia Demajagua (+ videos)

El arte militar en la contienda del 68

Pero esta ciudad al igual que toda Cuba estaba siendo gobernada por los hispanos con un brazo de hierro ensangrentado y el atraso económico y social, comparado con otros países, se percibía a simple vista.

Mas en Bayamo se estaba gestando en una parte de los criollos adinerados las ideas de liberar a Cuba del yugo español, y como al decir de Martí: “La Patria está hecha del mérito de sus hijos”, fueron estos quienes se lanzaron al campo insurrecto para tener una nación y gobernarse por sí mismos.

 

#LaDemajagua150

¿Qué sucedió realmente en #Cuba el #10deOctubre de 1868?

Publicada por La Demajagua en Martes, 9 de octubre de 2018

 

#Cuba y su historia

Comités revolucionarios: gérmenes de la gesta independentista en #Cuba!!! Conozca la historia a #LaDemajagua150 años, #10deOctubre, #SoloUnaRevolución

Publicada por La Demajagua en Lunes, 8 de octubre de 2018

 

Plaza de la Revolución de Bayamo, parte del alma de Cuba

Plaza de la Revolución de Bayamo, parte del alma de Cuba

Publicada por La Demajagua en Viernes, 5 de octubre de 2018

 

Al respecto, expresa el historiador Ludín Bernardo Fonseca García: “El proceso iniciado a partir de 1868, a diferencia de otros desarrollados en América Latina, tuvo como característica que fue gestado por abogados y hombres de una profunda cultura.

“Habían viajado por Europa y África y podían establecer comparaciones, porque todos ellos estudiaron en el extranjero. Cuando llegan comienzan a realizar proyectos para desarrollar la zona, pues Bayamo era eminentemente ganadera y estos próceres querían hacerla trascender por su progreso.

“También destacan en la cultura donde por ejemplo Carlos Manuel de Céspedes, Francisco Castillo y José Fornaris, componen la primera canción romántica cubana La bayamesa.

“Esa generación también introduce la imprenta y publica el primer libro de la ciudad llamado Crónicas y tradiciones de San Salvador de Bayamo, además de trabajar en los primeros proyectos para la construcción de un ferrocarril.

“Estos proyectos nos vienen a demostrar el espíritu de avanzada y la mentalidad progresista y moralizadora de estos hombres, quienes fueron capaces de abarcar diferentes aspectos de la sociedad cubana en sus formas de desarrollo”.

Hay un aspecto desmentido por Fonseca García en su exposición: “Durante mucho tiempo se asegura que los padres fundadores van a la guerra porque estaban arruinados y esta era la única forma de esconder sus deudas, pero todo eso era mentira.

“Francisco Vicente Aguilera tenía una fortuna valorada en 2 millones de escudos oro español y Céspedes una de 7oo mil pesos en 1868, simplemente fueron a la guerra porque querían tener una nación y Patria”.

El 10 de octubre de 1868 el iniciador de las luchas por la independencia se alza en su ingenio La Demajagua e intenta tomar Yara y fracasa, pero luego el 17 de octubre llega con 2 mil hombres a la margen izquierda del río Bayamo y a partir de ese momento comienza el asedio a la ciudad.

La urbe estaba defendida por 500 hombres bien pertrechados para hacer frente a una acción armada.

“El 18 de octubre comienza el enfrentamiento, el cual no fue difícil para las tropas cubanas, prácticamente el 19 la ciudad estaba en poder de los cubanos y los españoles se iban a rendir.

“Ese día comienza en la tarde la ofensiva final de los independentistas contra los españoles emplazados en el cuartel de caballería, pero en la parte más violenta del enfrentamiento cae un gran aguacero y todas las acciones realizadas para rendir a los españoles se retrasaron.

“Entonces la capitulación ocurre el 20 en horas de la mañana. A partir de ese momento podemos hablar de ese día como el de la cultura cubana.

“Cuenta la tradición que entra Perucho Figueredo y allí el pueblo se le reúne en mayoría, con muestras de alegría por la liberación y entonces le piden la letra de una música conocida, la cual había titulado la bayamesa y tenía como subtítulo himno patriótico cubano.

“Ese día cruzando la pierna sobre la montura de su caballo escribió la letra y se la dio al pueblo, y de mano en mano fue corriendo para ser cantada”.

Nuestro himno ha sobrevivido a diferentes etapas históricas. Fue el himno durante la guerra de independencia, la república mediatizada y la etapa socialista, ha sido capaz de sobrevivir como una marcha porque se compuso para llamar al combate.

“Después del incendio de 1869, refiere Fonseca García,  el pueblo bayamés marcha a la manigua y lleva en su memoria el himno, cantándolo en varios lugares y entonces comienza a asociarse a la independencia.

“El 20 de octubre Bayamo se convierte en la primera ciudad libre de la dominación española, se canta por vez primera el himno, se publica el primer periódico independentista El cubano libre y se instaura el gobierno de la ciudad de Bayamo. Estos hechos marcan el nacimiento de nuestra nación.

“Por eso debemos reconocer el aporte y el significado de la generación del 68, quienes no solamente se enfrascaron en modernizar toda esta región del Cauto, sino también en legar una forma de actuar y de pensar a la patria cubana”.

La Capitanía General de Bayamo

En la primera ciudad liberada de Cuba se estableció según declaraciones del historiador Miguel Antonio Muñoz López una especie de Capitanía General, la cual era un tipo de demarcación político-administrativa creada por los españoles para Cuba y estuvo vigente hasta 1898.

“Cuando se libera Bayamo el Padre de la Patria adopta el título de capitán general, lo cual fue muy discutido, mas así se proclama porque era el título reconocido y respetado por los cubanos.

“Céspedes manifiesta que aplicará la legalidad española pero interpretándola en el sentido liberal, con ideas del iluminismo de la gran revolución francesa de 1789.

“La institución básica era el ayuntamiento y lo mantiene pero cambia a los regidores españoles por patriotas bayameses. Entre los 12 regidores había dos que no eran hacendados ni de raza blanca, uno era albañil y el otro el músico Manuel Muñoz Cedeño.

“El iniciador de las luchas autorizó la enseñanza y promovió entre los maestros privados el apoyo a la educación, manifestando que cuando las condiciones económicas de la revolución lo permitieran, se iban a establecer escuelas públicas costeadas con los fondos del estado revolucionario.

“El Patriarca bayamés sabía que sus coterráneos eran hombres y mujeres devotos, por eso realiza el 8 de noviembre de 1868, la ceremonia de jura y bendición de la bandera.

“En ese acto Céspedes convoca a todas las tropas insurrectas y asiste de forma espontánea gran parte del pueblo, y allí quedan expresados el principio de la libertad individual y religiosa.

“En el gobierno de 83 días al autodenominado capitán general le correspondió superar tendencias racistas con el apoyo de otros patriotas. José Joaquín Palma pide el 28 de octubre al gobernante un decreto aboliendo de manera inmediata y total la esclavitud, pero era un tema tan complicado que el decreto sobre ese aspecto sale el 27 de diciembre, porque sabía era una decisión difícil de asimilar y plantea la abolición gradual y condicionada de la esclavitud”.

Los esclavos serían liberados con la anuencia de su amo, pero si las necesidades así lo requerían, los no libertados iban a ser confiscados por el Estado para las necesidades de la guerra.

La contienda iba a ser larga y se necesitaban armas y personas para manejarlas, pero detrás de ello subyacía no solo una necesidad, sino un principio humanista.

“En el gobierno de Bayamo, alude Muñoz López, se defiende como precepto la soberanía absoluta, la democracia y la igualdad ante la ley revolucionaria, basada en principios republicanos.

“El mandato efectivo dura hasta el 12 de enero, aunque en términos jurídicos y administrativos continúa hasta el 10 de abril, cuando el Padre de la Patria depone su cargo de capitán general en la Asamblea de Guáimaro”.

Así concluye el gobierno de la primera ciudad libre de Cuba, esa que gracias al mérito de sus hijos y a sus páginas de gloria e historia, se convirtió en la Cuna de la Nacionalidad Cubana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *