Binomio especial

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 24 enero, 2016 |
0
FOTO Yelandi Milanés Guardia
FOTO Yelandi Milanés Guardia

El 24 de enero de 1961 fue creada por Fidel Castro Ruz la Técnica canina, relevante especialidad en la criminalística e investigación en Cuba.

El perro desde la antigüedad, es un fiel aliado del hombre, se convirtió no solo en su mascota sino en un importante colaborador en la realización de algunas tareas, como la caza, pastoreo y protección, en cambio este le garantizaba comida y cobijo.

Está demostrada su sorprendente capacidad para contribuir al esclarecimiento de hechos delictivos, por ello la creación, hace 55 años, de la técnica canina, constituye un gran acierto y una fortaleza para el trabajo del Ministerio del Interior cubano.

Esta especialidad es esencial para los órganos de enfrentamiento y descubrimiento, prevención y corte de las actividades delictivas y enemigas. Entre las labores de los técnicos caninos y sus perros están la defensa, búsqueda de droga, explosivos, rastro, odorología (peritaje del olor) y acciones de rescate y salvamento.

En la Técnica canina de la suroriental provincia de Granma se efectúan mejoramientos genéticos y prestan un servicio especializado a los mastines para elevar su salud y estado físico.

¨Las razas con las que trabajamos son las de perros Springer, Cocker, Pastor Malino A, Pastor Alemán y Labrador¨, explica el subteniente Emilio Pelegrino Figueredo, técnico criminalista con 24 años de experiencia.

¨He obtenido resultados relevantes en competencias y en el quehacer operativo. El entrenamiento es día a día porque requiere de una estrecha y mutua relación.

¨Al perro que va perdiendo facultades lo rebajamos de servicio y nos lo llevamos para la casa porque ya están acostumbrados a vernos como sus dueños¨, añade.

Estos canes bien entrenados realizan proezas investigativas, como sucedió con el del subteniente Armindel Guisado Rivero, técnico canino con 20 años en la especialidad de Criminalística: ¨Hace alrededor de dos años ocurrió un asesinato en Manzanillo y no se conocía dónde se encontraba el cuerpo, pero gracias al empleo de un perro hallamos el cadáver y capturamos al autor¨.

Pelegrino Figueredo afirma que prefiere al Pastor Alemán, porque es el más integral, aunque todos tienen sus particularidades: ¨Nosotros los caracterizamos por su sistema nervioso, como flemático, melancólico y sanguíneo.

¨Este último sirve para el rastro, la defensa y otras labores. El flemático es bueno en reflejos y aprende con facilidad, mientras que el melancólico es un perro débil, por eso no lo empleamos¨.

Estos hombres desbordan amor por sus fieles amigos porque saben que sus capacidades, unidas a la labor en conjunto y al entrenamiento, garantizan la eficiencia en las diferentes misiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *