Bloqueo a Cuba afecta, pero no detiene atención a la pareja infértil

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 28 diciembre, 2020 |
0
FOTO/ Autor desconocido

Artemisa – A 197 ascienden los embarazos logrados por el Programa de Atención a la Pareja Infértil en Artemisa en 2020, un servicio gratuito que avanza Artekgracias al compromiso del gobierno cubano con su pueblo y pese a las limitantes impuestas por el bloqueo económico.

Laritza Crespo Hernández, coordinadora municipal del programa en Güira de Melena, explicó a la ACN que, como en el resto de la Isla, en Artemisa existen consultas dedicadas a este sistema en los 11 municipios y acorde a la complejidad del caso se remite al Centro Provincial en el hospital Ciro Redondo, de la ciudad capital, o hacia las instalaciones de Alta Tecnología de los hospitales Ramón González Coro y Hermanos Ameijeiras, ambos en La Habana.

Como toda la esfera médica del país, esta asistencia sufre el bloqueo económico, el cual limita y ralentiza el acceso a reactivos para la realización de análisis, la adquisición de equipamiento avanzado para algunos tratamientos como la microcirugía testicular para tratar la infertilidad masculina severa o la ovodonación (donación de óvulos) y la obtención de los medicamentos utilizados, complejizando el sueño de tener un bebé para parte de la población cubana, añadió.

Un ejemplo concreto, recogido en el informe sobre las afectaciones del Bloqueo a Cuba en 2020, refleja como en agosto de 2019, la compañía Sanzyme Private Limited, de la India, se negó a aceptar los documentos de embarque de una operación comercial de MEDICUBA para transportar la Progesterona, un medicamento utilizado en el trato de la pareja infértil.

Como consecuencia, se experimentó atrasos en el envío y entrega de un fármaco al que se someten las pacientes sometidas a fertilizaciones artificiales para evitar el parto prematuro o la amenaza de aborto, y también sirve para tratar los síndromes premenstrual y del desequilibrio hormonal en mujeres, como la amenorrea y la hemorragia uterina disfuncional, algunas de las patologías causantes de infertilidad.

Pese a estas dificultades, Cuba prosigue perfeccionando el programa e invierte anualmente cuatro millones de dólares para la compra de recursos necesarios en mercados más costosos como los siete equipos de histerosalpingografías, técnica radiológica para la exploración de la cavidad uterina y las trompas de Falopio, instalados en municipios de Artemisa con el objetivo de perfeccionar el sistema, indicó Leyanis García García, coordinadora provincial del servicio.

Esos esfuerzos, precisó, quedaron reflejados en los logros del territorio artemiseño, donde en 2020 se trataron mil 659 parejas, realizándose unas 235 inseminaciones respecto a las 250 planificadas y lográndose hasta la fecha 197 embarazos de los 180 proyectados, superándose los resultados de 2019 con los mejores índices alcanzados en los municipios de Artemisa, San Antonio de los Baños y Bauta.

Agregó que los indicadores provinciales también reflejan la entrega del personal asociado al programa, que continuó laborando pese al azote de la COVID-19 y el compromiso del gobierno por priorizar uno de los proyectos más sensibles de la Revolución.

La red cubana de atención a la pareja infértil se creó en 2007, en 2018 se extendió a todas las provincias y municipios del país y está dotada de recursos humanos capacitados y tecnologías apropiadas para facilitar el elemental derecho humano a la reproducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *