Bloqueo de EE.UU. contra Cuba: un iceberg que impide acercamientos

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 10 noviembre, 2020 |
0
FOTO/Escambray

La Habana, – Estados Unidos refuerza el bloqueo contra Cuba en tiempos de pandemia, aplica su dimensión extraterritorial y busca la asfixia económica sin importar el respeto a las libertades ciudadanas, destacan hoy activistas e intelectuales.

 

En exclusiva con Prensa Latina, el profesor cubanoamericano Carlos Lazo, denunció las restricciones que Washington le impone para tratar de frenar su vínculo con la isla.

‘La administración estadounidense debería abolir esta política, reliquia de la guerra fría, y resolver el diferendo a través del diálogo y las negociaciones’, comentó.

En opinión del activista, el bloqueo limita sus libertades, impide el acceso de pacientes estadounidenses a fármacos de la biotecnología cubana, restringe la posibilidad de viajar y el acceso a los mercados de la isla, por citar ejemplos.

Debido a las medidas coercitivas, el mercado de Estados Unidos está cerrado para todos los productos cubanos, incluso aquellos de reconocimiento mundial como ron, habanos y otros que resultan de necesidades para la vida humana, como medicamentos y productos biotecnológicos.

Además, el mandatario republicano Donald Trump ya había prohibido desde antes los viajes turísticos a Cuba, los vuelos chárteres, cruceros, aviones y embarcaciones privadas, e incluso cerrado los llamados contactos ‘pueblo a pueblo’.

La activista estadounidense, Angélica Salazar, dijo a Prensa Latina que las acciones de la Casa Blanca le impiden realizar su trabajo en programas educacionales junto al Centro Memorial Martin Luther King, la Universidad de La Habana y la Casa de Las Américas.

‘La presente administración de Donald Trump ha paralizado estos intercambios así como los viajes, la colaboración científica y académica. Todo se ha visto afectado’, enfatizó.

De acuerdo con datos oficiales, entre 2019 y 2020, Estados Unidos aplicó 17 medidas coercitivas para impedir que los norteamericanos y cubanos residentes en ese país vuelen a la isla.

Para Lazo, creador de la iniciativa solidaria Puentes de amor, las últimas medidas de persecución a buques petroleros, el ataque a la colaboración médica de la isla o la restricción del envío de remesas demuestran que el más afectado es el pueblo de Cuba.

‘Lo que menciono es solo la punta del iceberg, son centenares las regulaciones estipuladas por el bloqueo y todas persiguen castigar a la población de la isla’, acotó. EN BUSCA DE LA ASFIXIA

Según el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, por primera vez en casi 60 años las afectaciones por el bloqueo de Estados Unidos contra la isla superaron los cinco mil millones de dólares en un año.

De acuerdo con el titular, se han recrudecido las medidas contra la isla aprovechando las condiciones de la pandemia lo cual representa un acto de guerra económica y la crueldad de su aplicación en este contexto es inédita.

A la isla se le niega el acceso a tecnologías médicas e insumos de Estados Unidos y terceros países con un componente de hasta el 10 por ciento proveniente del país norteño.

Según Rodríguez, donativos y compras en el exterior no pudieron materializarse en el momento más tenso de la pandemia debido a las sanciones que forman parte del bloqueo.

Otras muestras de la agresividad de Washington son la campaña contra la cooperación médica cubana, los impedimentos para renovar licencias de compañías con negocios establecidos en la isla, la reducción extrema de la transportación aérea entre ambos países y el ataque a las remesas.

Entre abril de 2019 y marzo de 2020, la Oficina para el Control de Activos Extranjeros impuso 12 penalidades a entidades estadounidenses y de terceros países que superaron los dos mil 403 millones 985 mil 125 dólares.

Por otra parte, el 2 de mayo de 2019 se iniciaron procesos legales al amparo de la Ley Helms-Burton por primera vez en 23 años.

Además, la influencia negativa de las políticas de Estados Unidos contra Cuba afectan el desarrollo de sectores con alto impacto social en la isla.

Fuentes oficiales reflejan que en ese mismo año esta política causó pérdidas a la esfera de la salud en el orden de los 160 millones 260 mil 880 dólares.

En el citado período de tiempo las afectaciones al sector educacional se estiman en 21 millones 226 mil dólares.

El déficit de combustible debido a la persecución estadounidense, las dificultades para acceder a la tecnología y equipamiento, así como los ingresos dejados de percibir por servicios brindados afectaron la docencia y la investigación científica en Cuba.

Durante ese lapso, en la rama de la alimentación y la agricultura se contabilizaron daños por un valor aproximado de 428 millones 894 mil 637 dólares.

Otro impacto negativo del cerco económico, comercial y financiero se registró en el sector deportivo con daños que alcanzan los nueve millones 995 mil dólares.

‘He estado visitando Cuba durante casi 25 años, he visto personalmente el impacto de esta política cruel contra el pueblo cubano’, comentó Salazar.

ESTRATEGIA DISFUNCIONAL

En declaraciones a Prensa Latina, la investigadora del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos de la Universidad de la Habana, Dalia González, advirtió que las recientes medidas coercitivas de Estados Unidos obedecían a una estrategia electoral.

Según la profesora, Donald Trump buscó con esto seducir los votos de la comunidad cubanoamericana de la Florida debido a su importancia como estado pendular.

Sin embargo, datos de la votación del martes 3 de noviembre en Estados Unidos reflejan que condados de Florida, donde vive gran parte de la población cubanoamericana, favorecieron al candidato demócrata Joe Biden.

De acuerdo con cifras preliminares tras los comicios, aunque el republicano ganó la Florida, condados como Miami-Dade, Broward, Palm Beach, Hillsborough y Osceola otorgaron el voto a su contrario.

Joe Biden manifestó su intención de dar un nuevo enfoque hacia Cuba y calificó la política actual de la Casa Blanca de un fracaso total.

Por su parte, la vicepresidenta electa, Kamala Harris, aseguró recientemente que su gobierno quitaría las medidas del ejecutivo de Trump sobre Cuba, pero el bloqueo se mantendrá debido a que su eliminación debe ser aprobada por el Congreso.

SOLIDARIDAD MÁS ALLÁ DE FRONTERAS

Cuba cuenta con el apoyo mayoritario de la comunidad internacional frente al asedio de Estados Unidos, lo cual demuestra que la política de Washington aumenta el descrédito y aislamiento de ese país, según el canciller cubano.

Durante la última votación en la ONU, a fines de 2019, la iniciativa de Cuba para poner fin al bloqueo alcanzó 187 votos a favor, tres en contra y dos abstenciones.

El Movimiento de Países No Alineados, por su parte, ha condenado en reiteradas ocasiones el bloqueo, la Ley Helms-Burton y demás agresiones impuestas por el gobierno de los Estados Unidos contra la isla.

Países, organizaciones e instituciones internacionales como el Parlamento Latinoamericano y Caribeño, la Unión Africana, la Comunidad del Caribe, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos y el Foro de Sao Paulo también han exigido el cese de las medidas coercitivas.

Agencias, fondos y programas del sistema de Naciones Unidas también refirieron las afectaciones en su trabajo debido a la política hostil de Washington contra Cuba, según un reporte del secretario general de la organización, António Guterres.

Tal documento abarca la contribución de 160 Estados miembros del organismo multilateral, incluida la Unión Europea, así como informaciones de 34 organismos internacionales y agencias, fondos y programas del sistema de las Naciones Unidas.

Representantes de sectores agrícola, cultural, académico y de negocios de Estados Unidos también piden y desarrollan acciones a favor de la isla.

‘Los emigrados cubanos queremos una relación normal con nuestras familias y con nuestro país de origen’, declara a Prensa Latina Carlos Lazo.

De acuerdo con el activista, tanto él como su proyecto Puentes de amor han recibido numerosas muestras de apoyo en Estados Unidos y el mundo a favor de la eliminación de este cerco.

‘No vamos a parar hasta levantar el bloqueo. Soy optimista, no me cabe duda de que lo lograremos’, señaló.

* Periodista de la redacción nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *