Café con doble aroma en Granma

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 2 noviembre, 2016 |
0
FOTO/ Luis Carlos Palacios
FOTO Luis Carlos Palacios

La provincia de Granma va a decrecer en la zafra 2016-2017 y los caficultores concentran los esfuerzos en enfrentarla con mejor organización y atenciones culturales al cultivo.

El territorio debe acopiar 753 toneladas, de mil 20 que se había pronosticado inicialmente, inferior a lo obtenido en la cosecha anterior que fueron de más de 800 toneladas.

Excepto la empresa agroforestal Ataque a Bueycito, de Buey Arriba las demás entidades disminuirán la recolección del grano, dijo Alexánder Rojas Pérez, delegado provincial del Ministerio de la Agricultura, quien subrayó que la exigencia estará dirigida al cumplimiento del real estimado por los especialistas de ramo.

Explicó que el desarrollo cafetalero se alcanza a largo plazo; el rejuvenecimiento de las plantaciones comienza a dar resultados después de cuatro o cinco años tras la nueva siembra.

“Buscamos acortar la recuperación en el tiempo y ver los primeros frutos en el 2018, aunque está previsto el salto productivo en el 2024, con las nuevas siembras y fertilización de los cafetales.

“Estamos entregando tierras en usufructo, potenciando la acción estatal mediante las granjas del Ejército Juvenil del Trabajo (EJT) e incrementando los rendimientos en el sector campesino y cooperativo y las Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC).”

Simultáneamente la provincia acomete labores de modernización de la infraestructura, campamentos, unidades de apoyo, despulpadoras, plantas de beneficio que deben aportar al objetivo de producir más café con calidad.

La baja producción tiene como principal causa, según las evaluaciones, la intensa sequía y altas temperaturas que predominaron en el período en el que se necesitaba de la lluvia para la floración y crecimiento de la roja cereza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *