Calidad y eficiencia definen quehacer en industria deportiva (+ fotos)

Share Button
Por Elizabeth Reyes Tasé | 27 noviembre, 2019 |
0
FOTO/ Rafael Martínez Arias

Buey Arriba, Granma, -La Unidad Empresarial de Base (UEB) Industria Deportiva de Buey Arriba, ubicada en este poblado serrano, sobrecumple sus planes previstos hasta la fecha, con calidad y buenos indicadores de eficiencia, ratificándose entre las mejores de su tipo en Cuba.
Ahorro, innovación y búsqueda de soluciones frente a roturas por obsolescencia tecnológica y otros problemas diarios, así como el aprovechamiento de todo excedente de materia prima para elevar los ingresos, son conceptos que definen el quehacer, según declaró Violeta Delgado Jiménez, directora de la entidad perteneciente a la empresa nacional Batos.

 

#ACNTeamGranma
Calidad y eficiencia definen quehacer en industria deportiva de Buey Arriba

Elizabeth Reyes Tases
Fotos…

Publicada por Elizabeth Reyes Tases en Miércoles, 27 de noviembre de 2019

 

Encargado de confeccionar y comercializar vestuario y artículos para asegurar diferentes juegos a nivel local, territorial y de país, en lo que va de año el colectivo logra superar sus compromisos productivos y de ventas, actualmente al 130 y 118 por ciento, respectivamente, informó.

Dijo que en estos momentos están enfrascados en la elaboración de uniformes de béisbol para equipos de todos los municipios de las provincias de Villa Clara, Las Tunas y Granma, como parte de una amplia gama de surtidos que tienen aceptación entre los clientes y benefician a atletas de categorías escolares, juveniles y de adultos.

En el taller de confecciones también se hacen alfombras aprovechando la recortería textil, mientras en el área de carpintería las principales producciones son bates de guásima, mesas para dominó y tableros de baloncesto, precisó.

Delgado Jiménez, quien lleva poco tiempo como directora pero acumula 30 años de experiencia en la UEB, ponderó las fortalezas del colectivo integrado por 69 trabajadores, entre ellos una treintena de jóvenes con buena preparación.

Recordó que inicialmente existieron dificultades para captar costureras, pero ahora son favorecidos por la enseñanza del oficio en el propio Buey Arriba, en el centro mixto Amador Liens Cabrera, cuyas estudiantes hacen prácticas preprofesionales en la industria.

Aquí el salario y la atención son buenos, se trabaja cómodo y todo depende de ir ganando agilidad, afirmó Maidolis Liens Pons, quien a sus 18 años de edad puede coser más de 14 camisas, superando la norma diaria, y es una de las cerca de 15 egresadas ya contratadas en la entidad.

Aunque se aprecia el buen estado de los locales y las condiciones de trabajo han ido mejorando con los años, resulta necesario aumentar la iluminación, consideró Tamara Espinosa Domínguez, costurera fundadora.

Siempre en función de cumplir los planes aprovechamos cada retazo y buscamos alternativas ante la falta de materia prima, al tiempo que para contrarrestar las enfermedades profesionales realizamos ejercicios, tres veces por semana, en compañía de una profesora de cultura física, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *