Califica Raúl de positivo crecimiento económico de 4 % en 2015

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 29 diciembre, 2015 |
0
FOTO / Ismael Francisco
FOTO / Ismael Francisco

La Habana-. El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de cuatro por ciento este año es un buen resultado, pese a la crisis económica internacional y el persistente bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos, afirmó hoy el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba.
Raúl pronunció hoy el discurso de clausura del VI Período Ordinario de Sesiones de la VII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el que mencionó también la agudización, en el segundo semestre de 2015, de las restricciones financieras externas.

Sin embargo, añadió que en medio de tales circunstancias experimentaron crecimientos todos los sectores productivos, aunque algunos no lograron el cumplimiento de sus planes.

Señaló que otro tanto ocurrió con los servicios sociales en 2015, cuando el país recibió tres millones y medio de visitantes,  lo que constituye el más alto crecimiento registrado desde que el país decidió apostar por el desarrollo del turismo.

No debe soslayarse -dijo- que este resultado se obtiene pese a que Cuba todavía continúa siendo el único país del mundo que los ciudadanos de Estados Unidos tienen prohibido visitar como turistas.

Acotó que no obstante las limitaciones financieras que proseguimos afrontando, se han venido cumpliendo los compromisos asumidos en los diferentes procesos de reordenamiento de las deudas con acreedores extranjeros y se ha reforzado la tendencia hacia la progresiva recuperación de la credibilidad internacional de la economía.

Subrayó Raúl que la última evidencia concreta en esta dirección fue el importante acuerdo multilateral alcanzado el 12 de diciembre en la capital francesa con los 14 países acreedores de Cuba que integran el Grupo Ad-Hoc del Club de París, lo que permitió solucionar un viejo problema, tomando en consideración la realidad y las posibilidades de la economía cubana.

Este acuerdo -explicó- abre una nueva etapa en las relaciones económicas, comerciales y financieras con los países participantes, ya que facilita el acceso a financiamientos a mediano y largo plazos muy necesarios para la ejecución de inversiones previstas en nuestros planes de desarrollo.

El Primer Secretario del Partido ratifico la voluntad del Gobierno cubano de honrar los compromisos resultantes de este y otros acuerdos alcanzados en la renegociación de la deuda con otros estados y su sector privado.

Recordó también el alcance estratégico del convenio firmado con el Gobierno de la Federación de Rusia para el financiamiento en condiciones ventajosas de cuatro bloques de 200 megawatts de generación eléctrica cada uno y la modernización de la industria siderúrgica.

Señaló que el próximo año continuará creciendo el Producto Interno Bruto, pero lo hará a un menor ritmo, el dos por ciento, como consecuencia de que se proyectan limitaciones financieras asociadas a la caída de ingresos en los rubros exportables tradicionales por la disminución de sus precios en el mercado mundial, como el níquel.

Por otra parte -añadió- si bien la tendencia a la baja de los precios del petróleo “nos beneficia al reducirse la factura de importación de alimentos, materias primas y productos manufacturados, no es menos cierto que se han generado desde este propio año 2015 afectaciones en las relaciones de cooperación mutuamente ventajosas existentes con varios países, en particular con la República Bolivariana de Venezuela, sometida a una guerra económica para revertir el apoyo popular a su Revolución”.

Raúl enfatizó que “ante este escenario no cabe, como siempre nos ha enseñado Fidel, el más mínimo derrotismo, todo lo contrario. La historia de nuestra Revolución está llena de páginas gloriosas frente a las dificultades, riesgos y amenazas”.

Llamó a potenciar al máximo las reservas de eficiencia, concentrar los recursos hacia las actividades que generan ingresos por exportaciones y sustituyen importaciones, hacer más eficiente el proceso inversionista y crecer en las inversiones del sector productivo y de infraestructura, priorizando la sostenibilidad de la generación eléctrica y el crecimiento de la eficiencia en el uso de los portadores energéticos.

Además, reducir cualquier gasto que no sea imprescindible y aprovechar los recursos de que dispone el país con más racionalidad.
“A pesar de las limitaciones, se asegurarán los servicios sociales que se brindan gratuitamente a todos los cubanos en niveles similares a los de los últimos años”, sentenció.

El General de Ejército llamó en su discurso ante los diputados a una movilización internacional en defensa de los gobiernos progresistas de América Latina y el Caribe para que cesen los actos de injerencia.

En ese sentido se refirió a la necesidad de defender la soberanía de la República de Venezuela de una ofensiva imperialista y oligárquica desestabilizadora y auguró nuevas victorias de la Revolución bolivariana y chavista, bajo la dirección del presidente Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

Confiamos en el compromiso de los revolucionarios venezolanos y su pueblo, que con el legado de Chávez seguirán adelante, convencidos de que tal como lo hizo en el 2002 al impedir el golpe de estado contra el Presidente Constucional, la unión cívico-militar sabrá convertir este revés en victoria, afirmó Raúl.

Reiteró la solidaridad de Cuba con la patria de Simón Bolívar e igualmente condenó el intento de golpe parlamentario contra la presidenta Dilma Rousseff de Brasil .

Llegue a Dilma y al hermano pueblo brasileño nuestra solidaridad y apoyo en la batalla que se libra en defensa de los logros políticos y sociales alcanzados en esa nación, expresó.

Ante los diputados congregados para la sesión parlamentaria, dijo que la historia demuestra que cuando la derecha llega al poder no duda en desmontar las política sociales, beneficiar a los ricos y aplicar terapia de choque contra los trabajadores mujeres y jóvenes.

En medio del contexto internacional que describió, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros abogó por defender la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños como el mecanismo indispensable para lograr concertación regional de las 33 naciones de la región.

De igual forma dijo sentirse optimista con las conversaciones de paz entre las FARC-EP y el gobierno colombiano, proceso que está más cerca que nunca de lograr un acuerdo que ponga fin al conflicto armado mantenido en esa nación por más de medio siglo y reiteró que Cuba continuará su labor imparcial como garante y sede de las conversaciones.

En relación con los varios miles de cubanos que se encuentran desde hace más de un mes en Costa Rica, a donde llegaron desde otros países de la región con la intención de viajar hacia Estados Unidos, dijo que el Estado cubano ha estado en contacto desde el inicio de esta situación con los gobiernos del área, en la búsqueda de una solución adecuada y rápida.

Raúl afirmó que estas personas salieron del país de manera legal y que en su travesía se convierten en víctimas de traficantes inescrupulosos y bandas delincuenciales que no dudan en poner en peligro la vida de los migrantes.

Ratificó el compromiso a favor de una emigración legal, ordenada y segura, así como del derecho a viajar, emigrar y retornar al país, en cumplimiento de su legislación migratoria.

Recordó que el principal estímulo para la emigración irregular desde Cuba hacia Estados Unidos continúa siendo la política de “pies secos -pies mojados”, el programa de parole para médicos cubanos y la Ley de Ajuste Cubano.

El Presidente reclamó para los migrantes latinoamericanos y caribeños un trato humano y justo; “deben cesar las prácticas abusivas y discriminatorias, la violación de sus derechos humanos, la separación de familias y la cruel detención y deportación de niños no acompañados”, enfatizó.

En otro momento de su discurso, se refirió a la visita que realizara  el Papa Francisco a Cuba, justo en el año en que se celebra el aniversario 80 de nexos ininterrumpidos entre la Santa Sede y la nación caribeña.
Apreciamos su prédica a favor de la paz y la equidad, la erradicación de la pobreza, la defensa del medio ambiente y las reflexiones sobre las causas de los principales problemas que afectan hoy a la humanidad, acotó.

Destacó, además, que este año se fortaleció el diálogo político bilateral con numerosos países, evidenciado en las visitas a Cuba de 184 delegaciones extranjeras, de ellas 25 encabezadas por Jefes de Estado o de Gobierno procedentes de todas las regiones.

Reiteró que para normalizar la relación bilateral con Estados Unidos el bloqueo debe ser levantado y devuelto el territorio que usurpa la Base Naval de Guantánamo.

No debe pretenderse que Cuba abandone la causa de la independencia o renuncie a los principios e ideales por los que varias generaciones de cubanos han luchado durante un siglo y medio, remarcó, y agregó que “jamás aceptaremos condicionamientos que laceren la soberanía y dignidad de la Patria”.

Subrayó que ahora resulta esencial que el Presidente Barack Obama utilice con determinación sus amplias facultades ejecutivas para modificar la aplicación del bloqueo, lo cual dará sentido a lo alcanzado y permitirá que se produzcan sólidos progresos.

También se refirió a los avances logrados en la negociación del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre Cuba y la Unión Europea, así como en las relaciones bilaterales con sus Estados miembros.

Anunció que en febrero del próximo año realizará una visita oficial a Francia en reciprocidad a la efectuada por el Presidente Francois Hollande a Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .