Califican como ineludibles previsión y responsabilidad en zafra granmense

Share Button
Por Luis Morales Blanco | 7 noviembre, 2020 |
0
FOTO/ Rafael Martínez Arias

La reunión  de preparación para lo próxima zafra azucarera  dejó en claro  que todas las acciones en este  sentido  deben caracterizarse  por   la mayor  previsión y responsabilidad  posibles, sazonadas  por un verdadero  sentido de pertenencia.

La cita forma parte del sistema de trabajo de  la dirección general de Azcuba con los distintos factores que intervendrán en la campaña azucarera  2020- 2021, y en el caso de Granma devino un verdadero taller que delimitó deficiencias, logros parciales y modos de encauzar las acciones venideras.

Julio García Pérez, presidente del Grupo Empresarial Azcuba, habló de la necesidad   imperiosa de  elevar la eficiencia de la agroindustria azucarera y para ello es necesario dar vía libre  el trabajo de los técnicos, apoyarlos, estimularlos y escucharlos.

En el encuentro, se insistió en lo ineludible  de cambiar métodos y estilos de trabajo, para  incrementar los rendimientos y el cumplimiento de los compromisos productivos en tareas   como la siembra de caña, garantía presente y futura  de  la producción de azúcar y sus derivados, apuntó Federico Hernández, primer secretario del Partido en Granma.

“El sistema de trabajo que estamos implementando al unísono en el país ya debe darnos resultados en la próxima zafra”, puntualizó García Pérez

Asimismo valoró que el  escenario para la venidera contienda  se presenta complejo, agudizado por el bloqueo, las cambiantes  condiciones climatológicas  y eso motiva que los azucareros deban   apretarse el cinto para la próxima zafra.

Trascendió en el encuentro que el  resultado superior a que aspira la provincia  debe lograrse desde la gestión  comprometida de los directivos,  las cooperativas, desde la empresa  hasta la propia base y el trabajo conjunto con las autoridades gubernamentales y partidistas   de cada territorio.

En  la siembra de caña  hay un grupo de deficiencias  vinculadas a su  proceso de producción   tales como el exceso de demolicionas,   la  no siempre correcta selección de las semillas, deficiente la explotación de la maquinaria,   elementos  que han marcado ese decrecimiento en los últimos años

Esto nada    tiene que ver  con recursos materiales como fertilizantes y   combustibles ,  sino  con la gestión empresarial y el insustituible trabajo de los técnicos .

También fue examinado el cuidado de las plantaciones,  acciones profilácticas contra las quemas  y tareas como  el desorillo en  los surcos,  evitación del daño    animal, el robo   de la caña,  y otros recursos de la agroindustria, todo eso   incide en  los resultados y a eso apuntaron los  análisis del encuentro.

El llamado es  es lograr detener el decrecimiento y crecer en los volúmenes cañeros para el próximos año y hacer una zafra eficiente al estilo del Central Enidio Díaz Machado de Campechuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *