Cambios para corregir el rumbo (+video)

Share Button
Por Granma | 20 junio, 2020 |
1
FOTO/Fernando Medina

La corporación Cimex y la Cadenas de Tiendas Caribe anuncian cambios y realizan esfuerzos para asegurar el comercio electrónico en el país, el cual, en medio de la batalla contra la COVID-19, ha acentuado lo útil que pueden ser las plataformas virtuales, tanto en esa circunstancia como en la cotidianidad de nuestra sociedad

El comercio electrónico en Cuba llegó para quedarse, de eso no hay duda alguna. La propia realidad impuesta por la covid-19 ha acentuado lo útil que pueden ser las plataformas virtuales como medio para acceder, desde la comodidad del hogar, a artículos necesarios en nuestra cotidianidad.

Sin embargo, el tránsito del comercio físico al virtual no ha sido el más feliz en la mayoría de los casos, y teniendo en cuenta esas dificultades, las cadenas de Tiendas Caribe y Cimex anunciaron recientemente el cierre temporal y gradual de los comercios virtuales, en función de ajustar sus procesos y reorientarlos hacia la venta de módulos, con valores de 10, 15, 20 y 30 cuc.

Según Rosario Ferrer, vicepresidenta comercial de la corporación Cimex, dicho cronograma –que debe concluir el 30 de junio– se ha ido cumpliendo y se han incorporado a la comercialización de los llamados combos, la tienda La Típica y 5ta. y 42, en La Habana, y también en las provincias de Matanzas y Camagüey.

«Actualmente se encuentran cerradas, para asumir el proceso de reordenamiento logístico, las tiendas virtuales de Pinar del Río, Mayabeque, Holguín, Santiago de Cuba y Carlos iii, en la capital del país. En este último centro comercial, aclaró, a partir de la situación epidemiológica que tuvo lugar hace unos días, fue necesario ajustar el calendario inicial y llevarlo del 17 al 27 de junio».

TUENVÍO Y ALGUNAS DEUDAS PENDIENTES

La directiva refirió que, en el caso de las devoluciones, se ha logrado depurar la totalidad de las identificadas hasta el jueves pasado, y 4 156 se encuentran en proceso de solución por el banco. No obstante, precisó, se siguen analizando otras que puedan surgir partiendo de las reclamaciones que reciban de los clientes.

A partir de las modificaciones aplicadas, expresó Ferrer, se ha regulado la cantidad de compras que puede realizar una persona en la misma tienda, a la cantidad de un combo diario, en tanto, se extendió el plazo de entrega a diez días.

En relación con el diseño de módulos de alimentos, aseo y limpieza, comentó que se han recibido muchas quejas y opiniones negativas por los productos que se incluyen en estos.

No obstante, indicó, a partir de las condiciones en que se desarrolla el comercio electrónico y la disponibilidad de los artículos, lo más viable es esta forma de venta, ya que agiliza el proceso logístico y de facturación.

Trabajamos con los inventarios disponibles, y no con los de lento movimiento, afirmó. «Todo lo que se comercializa online son mercancías que recién arriban al país, mediante la importación, o que nos entrega la industria nacional, y tratamos de priorizar aquellos productos básicos, como aceite, pollo, picadillo, salchicha, detergente y jabón de tocador».

Sin embargo, reconoció, todavía queda mucho que perfeccionar en la conformación de los combos, y actualmente se revisan y aprueban las propuestas de cada una de las tiendas. «En tal sentido, hemos tratado de explotar más la opción de los combos mixtos, ya que le permiten al cliente unir en una misma compra productos alimenticios, de higiene y de aseo».

Otro de los cambios, dijo, está vinculado a la cantidad de órdenes que pueden recibir las tiendas en un día.

En La Habana, cada tienda virtual de Cimex podrá procesar hasta 2 500 órdenes, y en el resto de las provincias, serán 500, dijo.

«Todavía nos queda como pendiente concluir la integración de la plataforma digital TuEnvío con la aplicación EnZona, un proyecto que de conjunto desarrollan las entidades Datacimex y Xetid, y se espera que a finales de junio pueda ponerse en práctica».

Agregó que para el mes de agosto debe estar listo un sistema georeferencial, que permita realizar el cobro del servicio de entrega en domicilio de manera más precisa, en correspondencia con la ubicación de la residencia del cliente.

Al decir de la Vicepresidenta Comercial de Cimex, Datacimex también trabaja para habilitar en la plataforma TuEnvío la opción de que, una vez el cliente agrega el producto seleccionado a su carro de compra, este permanezca reservado durante un tiempo mínimo que le permita finalizar la compra sin que el artículo deseado se agote y salga como no disponible. Igualmente, dijo, se diseñan otras soluciones para hacer más fácil y dinámico el proceso de compra para los usuarios.

«Por otra parte, Cimex realiza esfuerzos en la culminación de una nave de almacén, sobre todo desde el punto de vista constructivo, y esperamos poder terminar el proceso inversionista en el mes de julio y trabajar entonces en la puesta en marcha de esta instalación, desde donde se moverá todo el comercio electrónico».

Un tema que también preocupa a los clientes está relacionado con la logística de transportación de las tiendas virtuales en las diferentes etapas pos-covid-19, ya que muchos de los transportistas que hoy nos brindan el servicio retornarán a sus funciones habituales y también el transporte propio que empleamos deberá compartirse con las instalaciones físicas del comercio en los territorios, expresó.

«En función de ello, hemos planificado la contratación de transportistas privados y actualmente negociamos las propuestas de tarifa y contrato para que se incorporen al servicio, no solo en La Habana, sino en todo el país».

Es cierto que el abastecimiento de las tiendas se queda por debajo de la demanda de la población, en lo cual influyen, no solo las capacidades de la industria nacional, sino además las afectaciones que ha tenido la importación, tanto por las restricciones del bloqueo económico de ee. uu. contra Cuba como por las afectaciones que ha sufrido el mercado internacional, generado a partir de la situación de la pandemia, reflexionó.

VILLA DIANA Y 5TA. Y 42: PARA NO TROPEZAR CON LOS MISMOS ERRORES

Según dio a conocer Amilkar Odelín, director comercial de la Cadena de Tiendas Caribe, este viernes la tienda virtual Villa Diana concluyó con la entrega de las 19 000 órdenes pendientes, y a partir de este sábado 20 comienza a comercializar sus ofertas de combos, que serán 200 diarios por el momento, y para el mes de julio se incrementarían a 400 en total.

«Sabemos que tal oferta es poca, teniendo en cuenta la alta demanda, pero es la cifra que podemos manejar por el momento y asegurar así el 100 % de los productos que conforman los módulos que se expenderán».

En cuanto a las devoluciones destacó que se han agilizado los procesos con el banco y «hemos podido reintegrar el dinero por concepto de productos faltantes a un número importante de clientes, aunque todavía quedan pendientes 5 400 devoluciones, las cuales deben rembolsarse para el domingo próximo, como fecha límite», precisó.

Gran parte de las quejas asociadas a esta tienda tuvieron como causa los aseguramientos y la falta de previsión para garantizar los artículos que se vendían, lo cual también generó atrasos en las entregas, reconoció.

«Para erradicar esos errores hemos implementado las medidas anunciadas, además de establecer jornadas de trabajo de 24 horas, disposición de personal calificado para atender las reclamaciones del cliente, así como la habilitación de tres líneas para agilizar el proceso de facturación».

En el caso de 5ta. y 42, especificó, se determinó cambiar inmediatamente la modalidad de venta y pasar a los combos, a razón de 200 diarios, aunque a partir de este sábado incluiremos cien más y así debemos ir subiendo de forma progresiva hasta llegar a 500 combos en el día.

«Como se trata de combos que pertenecen a líneas diferentes, el usuario puede comprar en la jornada uno de cada tipo, o sea, uno de alimento y otro de aseo». Otra de las alternativas empleadas fue crear combos especiales en conmemoración del Día de los Padres, los cuales han tenido muy buena aceptación, añadió.

El proceso de entrega de las órdenes pendientes, que llegan a 4 900, debe concluir el 26 de junio, al igual que las devoluciones, aseguró el directivo.

No renunciamos a que en un futuro las tiendas virtuales cumplan realmente su objetivo, que es complementar el servicio del comercio físico, pero ante las complejidades del escenario actual consideramos que las variantes aplicadas son las más factibles. Lo que sí no puede volver a suceder es que la demanda nos supere, como ocurrió anteriormente, y que no podamos dar una respuesta efectiva y rápida a ese problema.

Una de las inquietudes más recientes de los usuarios que desean acceder a la tienda virtual 5ta. y 42, con la nueva modalidad de combos, radica en lo difícil que resulta ejecutar satisfactoriamente la compra, ya que tanto el sitio web como la aplicación EnZona –ante la afluencia de usuarios– no responden y los pagos resultan fallidos.

En respuesta a ello, el Director Comercial de la Cadena de Tiendas Caribe afirmó que la empresa Xetid está haciendo los ajustes necesarios para optimizar el acceso y dicho problema deberá estar resuelto en los próximos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Saludos, creo muy loable el deseo de poner nuestro comercio a tono con la modernidad pero la vida ha demostrado que no hemos preparado las condiciones para hacerlo y hemos escogido el peor momento para ello, en medio de la pandemia es factible que las personas pudieran comprar por esta vía pero la escasés de productos generados por las razones que se exponen en el trabajo demuestran que no ha sido feliz la idea pues ha traido muchos sinsabores y es muy difícil en medio de una coyuntura tan compleja dar respuesta desde el punto de vista tecnológico a la demanda que por razones lógicas se han generado, por otro lado queremos resolver insuficiencias de este tipo de actividad en un tiempo tan breve que será, a mi juicio muy difícil que podamos superar; ya las tarjetas electrónicas nos han demostrado que las cadenas de tiendas no están preparadas tecnológicamente, ni sus recursos humanos para asumirlo; creo por ahí debía empezarse, hay que capacitar al personal que tiene que enfrentar esta tarea y a los directivos que conducen los procesos, hay que perfeccionar el sistema operativo que se está utilizando pues parece también presenta problemas y hay que organizar mejor estos procesos en toda la cadena. Solo así creo podemos asumir un nuevo modelo de compra que suere o al menos satisfaga las expectativas del cliente.