Cambios de última hora

Share Button
Por Granma | 1 febrero, 2017 |
2
Roel Santos Alazanes Cuba
Roel Santos FOTO/ Luis Carlos Palacios

CULIACÁN, Sinaloa.— Por motivos todavía sin confirmar, la dirección de los Tigres del Licey decidió cambiar a su abridor para el primer partido de la Serie del Caribe de Culiacán, México. En lugar del zurdo Yohan Flande, ahora el encargado de la apertura contra los Alazanes de Granma será el derecho Iván Pyneiro.

Esto provocó cambios inmediatos en la alineación cubana para ese trascendental juego de inicio, en el cual nuestra selección buscará romper el maleficio de tres derrotas en choques de apertura durante las tres últimas ediciones del torneo.

Ahora Carlos Martí anunció un orden compuesto por Roel Santos (cf), Yunior Paumier (3b), Alexander Ayala (ss), Alfredo Despaigne (lf), William Saavedra (1b), Guillermo Avilés (bd), Carlos Benítez (2b), Frank Camilo Morejón (r) y Yoelkis Céspedes (rf).

En esta alineación regresan los zurdos Roel Santos y Guillermo Avilés, quienes habían sido relegados al banco en la primera tanda confirmada la noche anterior, la cual estaba conformada por nueve derechos para medirse al zurdo Yohan Flande, hombre de 31 años y más de 300 juegos lanzados en 11 campañas.

Su mejor temporada fue en el 2009, cuando ganó 11 partidos, perdió cinco y tuvo efectividad de 3.48 en 152.2 innings (26 aperturas), con 117 ponches, todo ello con las sucursales de los Phillies de Philadelfia en los niveles Clase A y AA.

Más recientemente (2015), ya en las granjas de los Rockies de Colorado, culminó con balance de 8-3 y promedio de limpias de 3.91 en 12 aperturas.

A priori, Flande parecía una buena opción para enfrentar a Cuba de acuerdo con los reportes de los scouts, sobre todo por su experiencia y el dominio del cambio de velocidad, envío muy poco explotado en las Series Nacionales que afecta a los bateadores antillanos.

Sin embargo, el mentor de los Tigres del Licey, Audo Vicente, decidió apostar por el derecho Iván Pineyro (25 años), serpentinero de menos carretera, que fue refuerzo de los Azules en la postemporada del circuito invernal dominicano.

Pineyro lanzó en la fase regular de ese certamen con los Toros del Este. Con esa chamarreta realizó ocho aperturas (35.2 innings), ganó un juego, perdió dos, le batearon para 18, con 27 ponches, 12 boletos y efectividad de 2.02.

Ya en la final entre los Tigres y las Águilas Cibaeñas tuvo tres salidas, todas como relevista, en las cuales trabajó cinco y dos tercios con cinco carreras permitidas, dos de ellas sucias.

El diestro ha lanzado en los últimos cinco años en distintos niveles de las Ligas Menores estadounidenses, con sucursales de los Nacionales de Washington, los Cachorros de Chicago y los Marlins de Miami.

En esta última organización los scouts lo colocan en el noveno puesto de la lista de mejores prospectos, y lo ven como un potencial cuarto abridor de impacto si se encuentra saludable, apoyado en una recta en las bajas 90 millas (de 89 a 93), un cambio de velocidad y aceptable comando.

Hasta ahora su mejor temporada fue la del 2015, cuando escaló por los niveles AA y AAA con los Cachorros y los Marlins, dejando nueve victorias en 26 aperturas (146 entradas), con 118 ponches, 41 pasaportes gratis, promedio de limpias de 3.58 y WHIP de 1.22.

¿ZURDOS EN EL HORIZONTE?

Finalmente Cuba tendrá en su debut una alineación balanceada y no repleta de derechos como la anunciada en la noche del martes, cuando se suponía que el lanzador contrario sería un zurdo.

No obstante, algún serpentinero de la llamada mano equivocada puede aparecer en la lomita oponente durante los próximos días, y no sería de extrañar que el alto mando cubano entonces sí mande la artillería de derechos (Víctor Víctor, Paumier, Ayala, Despaigne, Saavedra, Laza, Benítez Frank Camilo y Céspedes) al diamante.

A todas luces, pesa —y mucho— en el béisbol cubano la teoría de que los zurdos contra los zurdos disminuyen sus prestaciones, pero debemos tener en cuenta los antecedentes.

Por ejemplo, Roel no tuvo piedad con los zurdos durante la campaña beisbolera cubana, en la cual les promedió 367, con tres dobles y su casilla de ponches inmaculada en 35 comparecencias al plato.

En cambio, Denis Laza (273) y Yoelkis Céspedes (190-12 ponches), jardineros incluidos en la primera alineación titular, no lograron una producción notable frente a los siniestros, a los cuales Víctor Víctor sí les conectó con facilidad en toda la campaña con los Cocodrilos de Matanzas.

Además, para conformar las alineaciones en torneos cortos debe tenerse muy en cuenta el momento competitivo de cada atleta, y en honor a la verdad, nadie terminó más arriba en la tanda granmense que Avilés y Roel. Otro detalle, en ninguna de las alineaciones ha sido incluido el torpedero Yordan Manduley, a nuestro entender imprescindible para garantizar una defensa élite en la línea central.

No obstante, el terreno hablará esta tarde en Culiacán, donde los hombres que salgan con la bandera cubana en el pecho buscarán algo que no hemos logrado en los últimos años: ganar el primer partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Ahora si cazamos a los tigres con un equipo pura sangre, arriba caballos que la patria os contempla orgullosa, Que Viva Cuba compay!!!!!!!!

  2. Coterráneos, no veo mis publicaciones, me gustaría ver al menos una y comprobar si genera polémica, lo que si creo es que hay muchos detractores que no decean que los equipos se refuercen, acogidos a estos tiempos opino que si son necesarios, independientemente que peloteros que estuvieron en el equipo Campeón no lo hagan es decir el equipo grande, hay que analizar desde todos los puntos de vista que estos atletas tienen que sacrificarse más para que al menos sean segundos si pero con grandes posibilidades de hacerlo igual o mejor que los regulares