Camino a la fuente de orígenes (+ fotos)

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 12 septiembre, 2017 |
0
FOTOS/ Rafael Martínez Arias

La Educación Especial, vista desde un sentido profundo, debe considerarse más allá de un sistema paralelo que no solo se ocupa de los niños y las niñas con discapacidad, para convertirse en un conjunto de servicios y apoyos, sostenidos más que en recursos metodológicos, en una entrega personal ilimitada.

Y así, lo entiende Beatriz González Rondón, una joven bayamesa que, integrante de la última graduación de licenciados en Educación Especial, del Instituto Pedagógico Blas Roca Calderío, de Manzanillo, acaba de estrenarse como profesora en la escuela Félix Valera, del municipio cabecera de Granma.

Por azar, la encontramos entre aquella multitud de muchachas y muchachos que, con algarabía indescifrable, asistían hace apenas unos días, a su acto de iniciación laboral.

– ¿Podrías compartir con La Demajagua qué representa para ti este momento?

Nuestra pregunta, acaso para muchos un tanto rutinaria, provocó, empero, en los claros ojos de la joven, un destello de luz.

“Es un momento definitorio en mi vida, y espero se me abran todas las puertas.  Me enfrentaré a un trabajo singular, el cual considero una obra de amor, que exige espíritu de sacrificio, mucha entrega y pasión.

“Pero estoy confiada, hice prácticas docentes en varios centros de ese tipo de enseñanza, y aunque no en el que me ubicaron laboralmente, ya fui acogida allí desde el 28 de agosto.  Fue un recibimiento estimulante, percibí un colectivo con muchos deseos de apoyarme, y eso es algo fundamental para mí.”

Inferimos, entonces que, para Beatriz ya se abrió la primera puerta, esa en la cual se produce un cambio determinante, pues los jóvenes dejan atrás una etapa que, amén de la responsabilidad del estudio, no percibe tensiones, para enfrentarse a un compromiso diferente, definitorio para el resto de sus días y que, además de alimentar sueños, en cierto modo les provoca incertidumbres  y expectativas.

De esa manera también lo concibe Maritza González Serrano, recién graduada como ingeniera agrícola, y quien espera, sobre todo, que su puesto laboral, en la Delegación de la Agricultura, “se adecue a mi perfil, poder aplicar lo aprendido en clases y aprender más, porque la práctica es más rica que la teoría”.

Tal criterio es compartido por Javier Ramos Guerra, estrenado como estomatólogo en el bayamés policlínico René Vallejo, un joven que además de “reforzar la docencia, me empeñaré en dar lo mejor de mí, para demostrar cómo nuestra especialidad es tan importante como la Medicina, y requiere igual de continuar preparándonos, investigar el porqué de las enfermedades a las cuales podremos enfrentarnos”.

DE LA MANO

Para que transcurra esta etapa de la mejor manera, la provincia de Granma ha dado un paso esencial, resumido en esa iniciativa territorial, desarrollada este año por segunda ocasión, de efectuar actos de iniciación laboral en todos los municipios, y en los cuales participan junto a los novicios trabajadores, los cuadros centro y dirigentes políticos, y sindicales de las entidades laborales donde aquellos han sido vinculados.

Ese primer elemento influye confianza e interés, pues es un período en el cual experimentados y sus relevos han de andar de la mano, en una relación sistémica, transparente, en el que unos y otros se nutren por igual, y sin creer en desfases ni lagunas cognoscitivas, sin conflictos generacionales, se complementan. Esa armonía es elemental en el entramado económico cubano actual.

Ariel Fonseca Quesada, director provincial de Trabajo, valoriza este primer paso, y llama a la reflexión sobre la necesidad de darles continuidad en el centro laboral, con un completo programa de adiestramiento y seguimiento constante, lo cual garantizará que los jóvenes graduados se enamoren de su profesión.

Fonseca Quesada insiste en mirar un etapa anterior o previa, en la cual las entidades definen por especialidades, los graduados que necesitarán para mantener linealmente su quehacer productivo o de servicios, un balance de fuerza de trabajo perspectivo que, diseñado bien, les permitiría incluso a las entidades, darle seguimiento a los jóvenes que recibirán desde que empiezan a formarse.

“Este año, en febrero, recibimos alrededor de mil 400 técnicos  de Nivel Medio  y obreros calificados, y ahora en estos actos de iniciación laboral, damos la bienvenida a una cifra similar de universitarios, de estos unos 800 de especialidades médicas.

“Sin embargo. esas cifras son aún inferiores a las necesidades, a pesar de que llevamos cinco años laborando en el balance de fuerza de trabajo; pero nos acercamos más a la realidad. Tenemos las solicitudes de cada entidad hasta el 2026; los trabajadores que se necesitarán ese año, son los que hoy están entrando al preuniversitario.

Teniendo en cuenta tales argumentos, se entiende que estamos en presencia de un sistema, por el cual deben velar, primero, todas las enseñanzas, desde la secundaria, donde se garantiza la continuidad de estudios al pre, y la universidad, donde aún, en opinión del directivo, el índice de eficiencia no es el mejor, y se quedan en el camino no pocos de esos profesionales que las entidades han demandado.

“Actualmente, atenta contra ese objetivo, explicó, que el plan de plazas de estudio es provincial, y es preciso a nivel de país perfeccionar tales mecanismos, pero las entidades deben seguir ganando en conciencia de lo eficaz de diseñar su demanda de fuerza, un estudio que debe tener en cuenta la fluctuación laboral, la jubilación, los programas inversionistas…”

En esos elementos, interactuantes como un sistema, también descansa la presente y futura reanimación económica y social del país, pues son en definitiva los que aseguran, primero, los técnicos y especialistas imprescindibles en el sector estatal, y luego, que cuando esos muchachos se estrenen en la vida laboral, se sientan útiles e importantes desde la primera jornada, se enamoren de su encargo laboral, y por ende, cumplan con eficiencia, conscientes de que como dijo nuestro Apóstol, el trabajo es el dulcísimo consuelo, fuente de todos los orígenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *