En camino a la presencialidad

Share Button
Por Angélica Maria López Vega | 25 septiembre, 2021 |
0
FOTO/ Autor desconocido

La casa de altos estudios en Granma, aunque no ha parado de trabajar durante la pandemia, ya sea en actividades docentes o extradocentes, llegado el momento debió abandonar las clases presenciales y adoptar nuevas formas de enseñanza desde la modalidad a distancia.

Ahora, cuando avanza la vacunación masiva aparecen destellos de esperanzas que indican se volverá paulatinamente a las clases presenciales. El máster en ciencias Eduardo David Pérez Fernández, Vicerrector de Formación de la Universidad de Granma (UDG) ofrece detalles sobre este proceso a La Demajagua.

Este septiembre se retomaron en todo el país las actividades lectivas en las universidades, ¿cómo avanza la UDG en este período?

“La reanudación de las actividades lectivas en la UDG comenzó el día seis de septiembre en la modalidad a distancia para todas las carreras y programas de formación de ciclo corto.

“Dentro de las prioridades en esta etapa se encuentra el cierre evaluativo de las asignaturas del primer período teniendo en cuenta que más del 80 porciento de los estudiantes ya las venció en el mes de julio.

“Paralelo a esto para los estudiantes continuantes inician las actividades académicas propiamente dichas correspondientes a las materias del segundo período lectivo que se extenderán hasta el mes de marzo de 2022.

“Nosotros hemos hecho una organización por bloques, el primero está compuesto por asignaturas que se impartirán a distancia y el segundo por otras que serán presenciales.

“Es importante precisar que los estudiantes este bimestre van a estar en un proceso de autoformación a través de medios digitales y no es hasta el mes de noviembre, cuando se prevé que mejoren las condiciones epidemiológicas, que podían estar presentándose a los exámenes de las materias del primer bloque.

“Una vez que comience la presencialidad los estudiantes de años superiores estarán en un régimen semipresencial en el que tendrán la orientación pedagógica necesaria para atender a las necesidades instructivas y educativas de carácter individual y grupal, de esta forma asegurarán poder enfrentarse a las diferentes evaluaciones.”

¿Qué sucederá con los estudiantes de último año?

“Con respecto a los estudiantes de años terminales, en este caso 1366, la ruta crítica está en el orden de atender y dar seguimiento a los planes de estudio y al vencimiento de todas las asignaturas.

“Por otra parte, ellos tienen pendientes aún las prácticas laborales, las cuales fueron aplazadas con vista a realizarlas en un escenario epidemiológico más favorable.

“Ante las condiciones actuales hay un proceso importante de análisis, discusión en el orden científico-metodológico en función de hacer las adecuaciones a la práctica laboral que permita hacer un sistema de tareas integradoras que con un nivel mínimo de presencialidad en las entidades laborales de base y las unidades docentes.

“De esta manera estamos previendo que la práctica laboral culmine en el mes de octubre y esto ya abriría las puertas al proceso de realización de los ejercicios de culminación de estudios.

“Es importante señalar que se amplía el espectro de tipos y formas de esta evaluación, de manera tal que sin perder la calidad, el rigor, en absoluta observancia a los objetivos a juzgar, los estudiantes puedan satisfacer estos requerimientos y poder acceder a su egreso de la educación superior.”

¿Cómo se ha organizado la UDG para regresar a las clases presenciales?

“El paso de la modalidad a distancia a la semipresencialidad es un proceso escalonado que requiere dos cuestiones fundamentales la preservación de la salud de la comunidad universitaria y asegurar la calidad de la formación de los profesionales.

“Para llegar a la presencialidad primero debe acontecer el proceso de vacunación masiva, hasta que todos estén vacunados no podremos empezar, por eso se estima que retomaremos la misma en el mes de noviembre.

“La otra cuestión importante es que cuatro de nuestros escenarios de la sede central tienen residencia estudiantil y todas ellas hoy están siendo utilizadas como centro de aislamiento; por tanto, una vez que se produzca la liberación de estos se rehabilitarán las áreas, entonces se estará en condiciones de comenzar a recibir los estudiantes.

“Esto será por etapa por eso se prevé que la mayor presencialidad sea para los alumnos del primer y segundo año, se piensa que ellos estés las tres primeras semanas del mes y en la última es resto de los años, así como los del curso por encuentro.

“Siempre vamos a tener que respetar los protocolos y medidas de bioseguridad, el distanciamiento físico, la utilización del 50 por ciento de las capacidades de los locales y esto nos obliga a tener una organización docente diferente con otros requerimientos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *