Campechuela regresa al trono del béisbol granmense

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 8 marzo, 2020 |
0
FOTOS Ibrahín Sánchez Carrillo

En un peleado y maratónico encuentro que se extendió a 12 entradas, el equipo de Campechuela superó 3×2 a Buey Arriba, estar tarde, y se agenció el título de monarca en la 44 Serie provincial de béisbol en Granma.

Un duelo de lanzadores entre Edilbert Pérez y Luis González animó el encuentro escenificado en el estadio 26 de Diciembre, de la costera localidad, aunque la decisión recayó en los relevistas.

Pérez tuvo otra buena demostración, al tolerar una sola carrera en seis capítulos y un tercio de labor, espaciando seis imparables, con cuatro ponches, igual cantidad de boletos y un pelotazo.

Como en cada una de sus tres presentaciones, desde la triangular, el serpentinero tuvo en Carlos Santana a su principal sustituto y hoy no fue la excepción.

Cuando entró a trabajar en el séptimo y los rivales amenazaban con romper el empate a una, el manzanillero sofocó la rebelión, aunque en el octavo regaló una transferencia, que se conjugó con un costoso error del torpedero Yulian Milán para que los locales tomaran ventaja de 2-1.

Esa mínima diferencia parecía casi decisiva, pero González abrió el noveno con boleto y se fue a las duchas; luego su sustituto Albio Torres toleró sencillo y concedió otro pasaporte y no pudo evitar que los visitantes igualaran las acciones.

Así transitó el desafío hasta el décimo segundo inning, aunque la definición llegó con los terceros tiradores sobre la lomita por uno y otro bando: Maidel Núñez, por los Serranos, y Yunier García, por los Azucareros.

García retiró ese episodio sin contratiempos; en cambio, Núñez, con experiencia en clásicos nacionales, ya había salido ileso una entrada antes, pero después no corrió igual suerte, en gran medida, por otra pifia.

Luis Castro abrió con cohete al derecho y, en el intento de robarse la segunda almohadilla, el receptor tiró mal y ancló en la antesala; luego anotó con una rolata por el cuadro, sobre la cual la defensa boyarribense no pudo fabricar un posible doble play.

De esa manera, los Azucareros consiguieron el triunfo y comenzaron la celebración, 19 años después de coronarse por última vez en los campeonatos granmenses.

Así, regresaron al trono y dieron a su municipio la novena corona en estos certámenes, para alcanzar a Jiguaní en el segundo lugar histórico, como escoltas de Bayamo (20) y por delante de Yara (6).

Los Serranos boyarribenses, por su parte, igualaron su mejor desempeño de por vida, un segundo puesto que databa del 2000, cuando cayeron en la final frente a los mismos rivales de hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *