Campechuela: Sobran motivaciones para un 26

Share Button
Por Manuel Palomino Hernández | 16 julio, 2019 |
0
FOTO/ Rafael Martínez

El próximo 26 de Julio cuando se cumpla el aniversario 66  de los asaltos a los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo, esta provincia será la sede del acto por el Día de la Rebeldía Nacional, reconocimiento fruto del esfuerzo mancomunado de todos los granmenses y en especial de los municipios merecedores de las condiciones de vanguardia y destacado.

Campechuela se colocó en este pelotón de avanzada y a decir de Samuel Áreas Cisnero, primer secretario de Partido allí, este reconocimiento se debe en primer lugar al empeño depositado por sus pobladores en las tareas prioritarias, entre las que se encuentran el fortalecimiento de la economía y la producción de alimentos.

Por su parte Carlos Manuel Atencio Quintana, presidente de la Asamblea municipal del Poder Popular, refiere que el estímulo se debe al sobrecumplimiento de varios indicadores económicos como lo son las ventas netas, el incremento del valor agregado bruto y los ingresos cedidos.

Al referirse a los principales resultados del territorio en el orden productivo Atencio Quintana reconoce la proeza laboral del colectivo de la Unidad Empresarial de Base, Enidio Díaz Machado, que superó los planes de entrega de caña, y sobrecumplieron en un 22 por ciento el plan de producción de azúcar, con parámetros de calidad que le ubicaron en cuarto lugar entre sus similares del país.

“También resulta significativo que los caficultores y apicultores rompieron los récords en la producción de estos dos importantes renglones para la economía nacional.

“Podemos agregar que ha existido una reanimación en el sector agropecuario donde se ha recuperado una cantidad significativa de hectáreas de tierra que estaban deficientemente explotadas, entre ellas la finca El Litoral, cuyos rendimientos no se correspondían con sus potencialidades, la UBPC El Rosal, que estuvo a punto de desintegrarse y hoy está en franca recuperación”, afirmó.

Para la instalación de sistemas de riego se electrificaron unas 60 hectáreas pertenecientes a la UBPC Francisco Castro Ceruto y otras 50 se acondicionan en la finca La América, del consejo popular de San Ramón, la cual contará además con una cochiquera con capacidad para unos 500 cerdos y ovejera para cerca de 200 reproductoras.

“En esta zona costera se trabaja en la construcción de una fábrica de conservas que producirá unos 20 renglones que serán comercializados en el Mercado Ideal. Próximamente en la comunidad de Israel Licea será instalada una minindustria, un secadero de granos y un molino para el descascarado de café. Entre las proyecciones se encuentra igualmente el fomento de unas 300 hectáreas para el cultivo de cacao en el consejo popular Miguel Sánchez, precisó Atencio Quintana.

“Entre las tareas que se asumen hoy están el rescate de las capacidades de alojamiento con la rehabilitación de la Villa Azucarera, la construcción de la sede para la Unidad Empresarial de Base Eléctrica, y la ampliación del sistema de acueducto, que beneficiará a alrededor de mil habitantes del reparto Pedro Rivero Peña.

“Una de las conquistas de esta última etapa fue la rehabilitación del alcantarillado de la calle Antonio Maceo, el cual constituía un verdadero riesgo para salud los pobladores y se había convertido en planteamientos  en las rendiciones de cuentas del delegado ante sus electores.

“En cuanto a la elaboración  de materiales de la construcción se ha registrado un incremento en los niveles productivos, asimismo la cantidad de renglones que se ofertan a la población, gracias a implementación de acciones que permiten sortear la carencia de áridos. La estrategia asumidas para la disminución de los costos de producción ha hecho viable la construcción de una mayor cantidad de viviendas vinculadas al programa de subsidios”.

A pesar de todo lo logrado, las máximas autoridades políticas y gubernamentales en el territorio reconocen la existencia de un grupo de insatisfacciones que van desde la necesidad de mejorar la política de cuadros hasta solventar los planteamientos más recurrentes, entre los que tenemos la situación de los viales y la ampliación del sistema de acueducto.

No obstante, las dificultades los campechueleros no pierden su optimismo y a decir de su primer secretario del Partido prevalece el espíritu de victoria, que se expresa en los matutinos especiales y en la implementación de una emulación fraternal entre los sindicatos y centros laborales, en la cual se otorga la condición de colectivo en 26 a quienes realicen el engalanamiento alegórico a la fecha y cumplan con los  parámetros productivos y de calidad en los servicios.

Con la condición de municipio destacado y con los enormes retos que les impone el desarrollo en el orden económico, político y social, los campechueleros asumen el desafío de mantenerse a la altura de un 26 y  están comprometidos a ir por más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *