El campo, medio natural de Eduardo Aguilar Leyva

Share Button
Por Orlando Fombellida Claro | 16 marzo, 2021 |
0
Educardo Aguilar Leyva FOTO/Luis C. Palacios Leyva

“Soy campesino desde que nací”, dice con natural sencillez Eduardo Aguilar Leyva, sin dejar de mirar a las personas, entre ellas mujeres y jóvenes, enfrascadas en arrancar matas de yuca cuyas comestibles raíces envasan en sacos de nailon, de los cuales se ven unos cuantos llenos.

Dichos cosechadores de mandioca “son, explica, vecinos míos, los convoqué porque me pidieron que enviara cuanto antes 60 quintales de yuca para Bayamo y Cauto Cristo”.

El escenario es el medio de sembrados de yuca, apetitosos ajíes pimiento y tomates de ensalada, de la finca Las Palmitas, cerca del caudaloso río Cauto, en Cauto Cristo.

Eduardo Aguilar Leyva, explota dos caballerías de tierra, una parte de su propiedad y la otra en usufructo en las que, además de los cultivos mencionados, siembra boniato, plátano tradicional y cría ganado vacuno para la obtención de leche que distribuye en bodegas de la zona.

En lo que va de 2021 ha cumplido sus compromisos con la Unidad Empresarial de Base Integral Agropecuaria (Uebia) Cauto Cristo, traducidos en la venta de “más 600 quintales de tomate, cerca de 200 quintales de ají pimiento, que prácticamente empieza ahora, porque se atrasó un poco; la yuca va por 200 (quintales) y tanto;  todos los planes se van cumpliendo sin problemas”, declara Aguilar Leyva.

Con él laboran, dice, seis personas, familiares unos y vecinos los otros, a quienes abona 100 y hasta 120.00 pesos, por una jornada de 7.30 de la mañana a 1.30 de la tarde, o menos si el tiempo trabajado es inferior al señalado. En casos como el reseñado al inicio, la retribución es en especies.

A sus 52 años recién cumplidos, el recio campesino tiene la firme decisión de continuar apegado a la tierra y hacerla producir “alimentos para el pueblo; hemos resistido 60 años de bloqueo, de agresiones y epidemias, por lo que estoy seguro que vamos a salir, también, de esta pandemia (la Covid-19)”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *