Carlos Manuel de Céspedes: Salto a la inmortalidad

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 27 febrero, 2020 |
0
FOTO/ Luis Carlos Palacios Leyva

El último combate librado por Carlos Manuel de Céspedes, aquel que hace 146 años, en San Lorenzo, enclave recoleto de la magnánima Sierra, lo condujo definitivamente a las entrañas de la historia, fue recordado anoche en Bayamo, la tierra que lo vio crecer y ascender como auténtico patriota.

El museo que acoge su casa natal en esta ciudad, fue la sede del tributo, una suerte de dramatización de ese último combate, titulada Céspedes en San Lorenzo, salto a la inmortalidad.

 

Rememoran el Aniversario 146 de la caída en combate del Padre de la Patria.
Una escenificación de los hechos ocurridos…

Publicada por Luis Carlos Palacios Leyva en Miércoles, 26 de febrero de 2020

 

Dirigentes del Partido y el Gobierno en la provincia de Granma y su municipio cabecera, acompañaron a los bayameses en este homenaje, que hizo un recorrido desde que el Padre de la Patria, depuesto injustamente del cargo que desempeñara como Presidente de la República en Armas (desde el 12 abril de 1869-27 de octubre de 1873) se refugiara en el mencionado paraje, hasta sus últimos momentos de su muerte el 27 de febrero de 1874.

La dramatización sintetizó sus últimos días, el encuentro con los vecinos del lugar, las horas en que hizo de maestro de los niños serranos, la tristeza por la traición y por la imposibilidad de reunirse con su familia en el exterior, todo lo que aceptó con entereza y humildad.

Artistas jóvenes e infantes se propusieron acercarse a aquellos últimos momentos de su vida, y entre verso y canción, se recordaron páginas del diario del abogado, poeta y revolucionario, del hombre que levantó al país en armas para conquistar la independencia, el que, como dijera José Martí, se echó su pueblo a los hombros sin más armas que un bastón de Carey.

Los bayameses, a 146 años de su desaparición física, volvieron hacer patente la gratitud por esa entrega, por el mérito suyo de haber salvado la conspiración, de cambiar la historia, y de conducir al país a una revolución única, la misma que hasta hoy y hasta siempre dignificará a los cubanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *