Carlos Martí: “Hicimos un gran esfuerzo” (+ video)

Share Button
Por Yasel Toledo Garnache | 8 febrero, 2018 |
7
FOTO/ Rafael Martínez Arias

Guadalajara, México, – Luego de la derrota en la semifinal de la Serie del Caribe 2018, Carlos Martí Santos, director del elenco cubano, llegó a la conferencia de prensa con aparente tranquilidad, saludó a varios periodistas, y se sentó frente al micrófono, listo para batear preguntas.

Antes de escuchar las interrogantes, resaltó que el equipo hizo un buen esfuerzo, estuvo delante hasta el sexto capítulo, gracias en parte al lanzador abridor Lázaro Blanco, quien realizó una gran labor, pero los relevistas no pudieron preservar la ventaja”.

SERIE DEL CARIBE

SERIE DEL CARIBE
Declaraciones del director de Alazanes de Granma, Carlos Martí, luego del partido en que Águilas Cibaeñas les derrotara 7-4 para asegurarse finalista como rival de Criollos de Cagua, de Puerto Rico.

Publicado por JIT en Miércoles, 7 de febrero de 2018

Las interrogantes fueron diversas, incluida una sobre la posibilidad de que hubiese utilizado un emergente por Frank Camilo Morejón en el quinto capítulo, cuando estaban las bases llenas y ganaba Cuba tres anotaciones a cero.

Él fue claro: “Frank Camilo fue el mejor bateador en el partido anterior frente a los Criollos de Caguas, de Puerto Rico. No pensé que debía quitar al receptor regular en un quinto inning y ganando.

“Ni siquiera pensé en esa posibilidad, porque sencillamente no soy adivino y no sabía que batearía para doble play”, refirió quien se ha desempeñado durante más de 40 años como conductor en torneos cubanos.

Sobre el encuentro más reciente, comentó que fue un bonito espectáculo, un desafío muy cerrado hasta la séptima entrada, con el cual la afición se divirtió en el estadio.

“Estamos satisfechos con el trabajo de los muchachos, algunos de ellos no están acostumbrados a este nivel, pero todos hicimos un gran esfuerzo”, expresó quien cumplirá 69 años de edad el día 16 del actual mes y debutó en Series Nacionales en la temporada de 1977-1978 con Granma.

Un periodista mexicano, le preguntó si, en su opinión, el béisbol cubano avanza, y él respondió con amabilidad que sí.

“En esta misma Serie del Caribe demostramos que tenemos calidad. Siempre que nos inviten para asistir, nos esforzaremos por hacerlo bien”, concluyó el estratega, conductor del elenco de su país en el IV Clásico Mundial de Béisbol.

Luego, salió de la sala de conferencias, y conversó durante algunos minutos con representantes de la prensa cubana. Martí Santos, hombre que disfruta o sufre los resultados de cada encuentro como cualquier otro apasionado por el deporte de las bolas y los strikes o más, casi nunca es muy expresivo con sus gestos, y en esta ocasión no fue la excepción.-

Lucía calmado, aunque en el torneo jamás escondió la pretensión de llegar a la discusión del trofeo, principal objetivo del conjunto, el cual logró tres éxitos en la fase clasificatoria.

Varias decisiones del último desafío, como otras durante el evento, relacionadas sobre todo con el picheo, son comentadas y hasta criticadas, algo que, según ha dicho, no lo molesta, porque eso es normal en un deporte, metido en las mareas del pueblo cubano, en sus esencias y corazones.

Otra vez los Alazanes, como en la edición del 2017, tuvieron un desempeño sólido en la etapa clasificatoria, pero cayeron en la semifinal, en esta ocasión ante las Águilas Cibaeñas, de República Dominicana, con marcador de siete carreras a cuatro.

Oriundo del municipio montañoso de Buey Arriba, en Granma, y con más de 40 años como timonel en terrenos de béisbol, tal vez Martí Santos habló luego con sus muchachos, y les comentó sobre la importancia de perseverar para llegar a lo más alto.

Seguramente, el guajiro de Buey Arriba, el ganador de una fortísima Selectiva en 1981, el actual campeón nacional, el director de equipos, estará otra vez con sus Alazanes en la próxima Serie Nacional, para bien de un deporte, que siempre despertará emociones, balas verbales o aplausos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Lo bueno de la derrota son las enseñanzas y la reflexión que lleva que a mí me hace pensar con fuerza en el contenido de una antigua comedia:
    ¨ ¡Lo que va de ayer a hoy, que ayer maravilla fui y hoy sombra de mi aún no soy!
    Sinceramente otros eran los elogios de los medios, 24 horas antes del partido, y un solo encuentro, con su amarga derrota, parece volver aflorar los pasados males.
    Leo, ¨…Cuba, con Alazanes, se ha dado a respetar en las últimas dos Series del Caribe.
    En las primeras tres ediciones con dicho país como “invitado especial”, entre los equipos de Villa Clara, Pinar del Río y Ciego de Ávila, representaciones cubanas tuvieron récord global de 5-10 pese al campeonato conquistado en el 2015 por los Vegueros tras terminar la fase regular con 1-3. Entre los últimos dos Clásicos Caribeños, los Alazanes han logrado marca de 6-4, con dos participaciones seguidas en la ronda semifinal…¨ (Tomado de la publicación, LasMayores.com, Noticias de las Grandes Ligas).
    Hay saldo cualitativo en este equipo de Alazanes-Cuba, aparte de sentimientos, por resultados palpables, más allá de la derrota. Yo tengo fe en el béisbol cubano, a riesgo de nadar contracorriente, para ello prefiero evaluar, no sólo el machacado contexto nacional, sino el marco de referencia el béisbol del área y la calidad probada de muchos de nuestros jugadores en muchas ligas del mundo.
    Aún quedan muchas alegrías por conquistar¨… a pesar de la ingratitud probable de los hombres¨, referenciando a Maestro, aunque de antemano sé el apoyo y el amor que le brindarán los granmenses a sus Bicampeones a la llegada a nuestra tierra chica.

  2. Arriba ¡Campeones!

    Hay tristeza, algunos aficionados escarban en las cosas que se pudieron hacer y no se hicieron, otros frustrados por tantos pronósticos erróneos que no se materializaron emprenden la innoble labor de hacer triza del árbol caído, que a mí se me antoja que realizan con extraña alegría. Muchos prefieren atender otros asuntos postergados en prolongados días de euforia por las victorias o hacer mutis ante el dolor de la derrota.
    No creo que haya nada mejor que el distanciamiento y reflexionar sobre esa manía de poner a Cuba en el centro del mundo cuando se aborda el tema del béisbol.
    Pienso en la frustración de los Cocodrilos de Matanza ante el fracaso de no haber conquistado el campeonato Nacional en los siete últimos intentos, presionado por un favoritismo de los medios convertido en el peor lastre para sus jugadores, en contraste los Bicampeones de Granma, olvidados de los titulares de la prensa durante 40 años, pudieron recoger su cosechas de éxitos cuando las condiciones materiales y síquicas estaban creadas para la victoria.
    Hacia lo externo no parecen la apocalipsis, para sus nacionales, la derrota de los favoritos pre-contienda, como México y Venezuela, duda mucho que se hable de crisis de béisbol en esos lugares, con una país jugando con 100 % de peloteros cubanos y con muchos más formando parte de la plantilla de otras naciones. Llama la atención que casi una docena de fracaso de República Dominicana en Series del Caribe no provocó el desaliento, ahora que consiguió, por fin, seguir adelante por la senda del triunfo.
    Se imaginan que hubiera pasado si fuera Cuba la de tal resultado, cuando hay tanta frustración en los aficionados, a pesar del balance positivo de victorias alcanzado en los dos últimos torneos efectuados.
    Una persona como Rey Vicente Anglada mencionaba, en un programa de la televisión, sobre la fragilidad de ganar o perder un juego. En un juego, la vida…cosa de la pelota.
    Por mi parte me gustó el juego alegre de los Alazanes de Cuba, vi un equipo sólido, muy equilibrado, más allá del resultado último, hay esperanza para soñar en el retorno de Cuba a la senda del triunfo y espero que más temprano que tarde empezaremos a recoger los frutos.
    Ahora seamos solidarios y recibamos a sus jugadores como se merecen por tanto esfuerzo derrochado. Arriba ¡Campeones!

  3. ….pero no obtuvimos el resultado, de buenas intenciones está lleno el mundo, en Cuba hace falta establecer un liga DONDE SE CONCENTRE LA CALIDAD, y nuestros mejores jugadores aprendan a jugar bajo presión, ello aparejado al incentivo económico entre otras cosas de lo contrario nos quedaremos siempre con el MAYOR ESFUERZO

  4. Pienso que la Dirección del equipo y no solo el porque alli se encontraba la dirección nacional de beisbol no manejo bien la alineación del equipo desde el juego anterior con dominicana y no esperar por el despertar de los bateadores y asegurar ganar Cedeño practicamente fue por gusto no lo supieron utilizar dejaron muchos corredores en bases no supieron cambiar en el momento preciso y esta equivocación trae la consecuencia PERDER cuando no se puede fallo viejo en el equipo cubano.

  5. Ánimo Alazanes, ánimo Martí. En Granma los esperamos con los brazos abiertos de la misma forma en que los esperamos cuando ganamos la Serie Nacional.
    Creo que el equipo lució muy bien en este torneo. Sufrimos la derrota, pero nos hemos gozados con los triunfos también.
    La Universidad de Granma los espera.

    1. Asi mismo mucho animo y seguir adelante lo hicieron bien y se llevaron el respeto y admiracion de todos los que los seguimos dando victorias tras victorias un juego se gana o se pierde es parte de la vida y del juego no son maquinas unas veces ganamos otras perdemos pero lo mas importante que estan ahi y su pueblo los admira campeones

    2. Muy de acuerdo contigo los esperaremos como se merecen con mucha dignidad y alegría pues se demostró que aunque no llegamos al primero si sabemos jugar a la pelota aunque a muchos le duela además no siempre se puede ser el primero es necesario los segundos y hasta los TERCEROS para dar un buen espectáculo