Cartagena, ciudad de las murallas y la paz

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 30 septiembre, 2016 |
0

Cartagena-la-bella-ciudad-caribenaCartagena de Indias, Colombia.- Aplaudida por la comunidad internacional, la firma del pacto de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC-EP reunió en esta ciudad de murallas y plazas coloniales a 15 presidentes, quienes presenciaron el histórico acontecimiento.

La urbe caribeña fundada en 1533 fue el escenario de la memorable jornada cuando el mandatario Juan Manuel Santos y el líder de ese movimiento guerrillero, Timoleón Jiménez, se estrecharon nuevamente las manos luego de suscribir el pacto sobre la terminación del largo conflicto entre ambas partes.

Es la mejor noticia de la patria grande en las últimas décadas, comentó el gobernante ecuatoriano, Rafael Correa, una vez en suelo cartagenero.

Colombia irradia esperanza para el mundo, afirmó su homólogo salvadoreño, Salvador Sánchez, otro de los dignatarios que viajaron hasta la localidad, conocida como la amurallada, la heroica -por el coraje de su pueblo en busca de la independencia de la metrópoli española-, y ahora la Ciudad de la Paz, bautizada así por Santos el pasado lunes.

Como si no fuera suficiente su rica historia ligada a frecuentes ataques de corsarios y piratas y a la gesta independentista, Cartagena será recordada también como el sitio donde fue rubricado el trascendental documento en el cual el Ejecutivo y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) se comprometen a terminar la confrontación bélica.

La parte antigua de la ciudad o corralito de piedra, llamada así por estar situada dentro de viejas murallas, recobró ayer su ritmo habitual tras abrir las puertas a más de dos mil invitados y aproximadamente un millar de periodistas.

Y aunque en los medios de prensa predominaron las opiniones de los gobernantes y otras figuras de talla mundial, en las estrechas calles de Cartagena la gente tiene mucho que decir sobre la ceremonia y su significado.

Estamos alegres, el pueblo quiere la paz y espera que una vez terminada la guerra podamos tener un país con justicia social, con mayores oportunidades para los más humildes, declaró a Prensa Latina Hernán Sierra, quien se gana la vida como vendedor en una esquina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *