Casa de la Cultura de Manzanillo: reino de belleza, arte e identidad

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 27 noviembre, 2019 |
0

Primera de su tipo inaugurada en Cuba, la Casa de la Cultura de Manzanillo constituye, sin dudas, un tesoro patrimonial para los hijos de esa urbe oriental, cabecera del costero municipio de igual nombre, en la provincia de Granma.

Ubicada en la calle Masó, esquina a Merchán, frente al parque Carlos Manuel de Céspedes, esta joya de inigualable valor arquitectónico sobresale por su estructura de dos pisos, que asemeja a los palacetes de principios del siglo XX.

Con enchapes de mármol de Carrara y lozas vidriadas procedentes de las ciudades de Barcelona y Valencia, exhibe columnas, balcones y escaleras interiores de estilo ecléctico, así como grandes espejos frente a su escalinata central, los cuales atrapan la atención de quienes la visitan por primera vez.

Antiguo centro de la Colonia Española, su fundación se remonta al 26 de marzo de 1899 y entre los mayores atractivos sobresale el patio, donde convergen autenticidad, símbolos y valores históricos de una época no vivida por quienes hoy laboran, pasean o sencillamente disfrutan de una actividad en el emblemático inmueble.

En ese espacio al aire libre y de cálido ambiente, pueden observarse coloridos enchapes, singulares figuras de guerreros a relieve, faroles de metal que cuelgan de las columnas, y asientos de azul y amarillo muy intensos, cuya hermosura resalta desde la misma entrada a la Casa.

El patio está engalanado, además, con dos azulejos de gran simbolismo: uno, de mayor tamaño, que representa la salida del almirante Cristóbal Colón del puerto de Palos de Moguer; y otro más pequeño donde es posible ver al célebre personaje literario Don Quijote de la Mancha en su épica lucha contra los molinos de viento.

Para su quehacer el centro también dispone de una sala de exposiciones y un escenario, y ofrece talleres de diversas manifestaciones como música, danza, artes plásticas y literatura.

En uno de los principales espacios de creación artística en Manzanillo, niños, jóvenes y adultos cultivan la educación, los conocimientos, las tradiciones y la identidad, al tiempo que crecen como seres humanos gracias a los innumerables aportes de la Casa de la Cultura, que funciona como tal desde el 19 de marzo de 1976.

Orgullo y tesoro para los habitantes de la urbe, el inmueble perdura elegante y bello, a pesar de las marcas del tiempo, y en su interior da vida a una obra de pueblo que lleva en sí las más profundas raíces de la nación cubana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *